1 de December de 2021

WhatsApp insiste en que se acepte su política de privacidad.

Los usuarios de WhatsApp que no hayan aceptado los cambios introducidos en la plataforma el pasado 15 de mayo están asistiendo a la propagación de los avisos dentro de la app en vías de que todos acepten la nueva política. Los avisos saltan al abrir WhatsApp y también cuando se está utilizando la aplicación; sin que vayan a perderse opciones del servicio por no aceptarlos.

Los usuarios de WhatsApp que no hayan aceptado los cambios introducidos en la plataforma el pasado 15 de mayo están asistiendo a la propagación de los avisos dentro de la app en vías de que todos acepten la nueva política. Los avisos saltan al abrir WhatsApp y también cuando se está utilizando la aplicación; sin que vayan a perderse opciones del servicio por no aceptarlos. Cuando WhatsApp anunció a comienzos de 2021 que cambiaría su política de privacidad para mejorar la relación de las empresas con los servicios de mensajería se generó una notable polémica en torno a dichos cambios y a lo que implican por toda la información que termina recabando Facebook. Tras la entrada en vigor de la nueva política WhatsApp aseguró que seguiría insistiendo para que todos los usuarios aceptasen. La plataforma está siendo insistente.

La empresa ya nos aclaró que los cambios en su política de privacidad eran globales y que seguirían insistiendo para que los usuarios los aceptasen. Esto implica que aquellos que no diesen su autorización durante la primera oleada de avisos seguirán viendo cómo aparecen en su teléfono mientras hacen uso de WhatsApp. El nuevo mensaje de privacidad es un aviso de tres páginas donde WhatsApp expone las claves de su plataforma y lo que cambia en la relación entre la empresa y sus usuarios con la nueva política. Al final del mensaje aparece un tentador ‘Aceptar’ para que el usuario dé el sí a la plataforma; siempre sin que resulte imprescindible para seguir usándola: simplemente, basta con eliminar el mensaje retrocediendo con el botón del menú o con el gesto de deslizar desde el borde de la pantalla al centro (depende del tipo de navegación configurada).

A pesar de que WhatsApp sea insistente con los mensajes que instan a aceptar las nuevas condiciones, no resulta imprescindible ofrecer la conformidad: WhatsApp no dejará de funcionar por no aceptar los cambios, tampoco irá perdiendo funciones. La aplicación de mensajería segura funcionando igual que siempre. El único inconveniente de no aceptar los cambios de privacidad es que el aviso seguiría saltando. Bajo nuestra experiencia, algunas cuentas lo visualizan con cierta frecuencia, en otras no ha aparecido. Sí observamos una insistencia creciente; todo a pesar de que WhatsApp aseguró que la mayoría de usuarios había aceptado los cambios en la política de privacidad. La polémica fue, y sigue siendo, muy sonada. Dada la estrecha relación entre Facebook y WhatsApp, con la pertenencia de la segunda a la primera tras la compra por 19.000 millones de dólares, resulta lógico pensar que ambas pasarán a compartir un mayor volumen de datos personales. No es realmente así, al menos actualmente (y que se tenga constancia).

Los cambios en la política de privacidad van dirigidos a permitir que las empresas interesadas puedan establecer una mejor comunicación mediante WhatsApp. Esas empresas pueden alojarse en servidores de Facebook para así ofrecer el catálogo de productos en WhatsApp; lo que implica guardar datos de las comunicaciones entre las empresas y usuarios, ofrecer anuncios en Facebook para que los usuarios se comuniquen en WhatsApp, habilitar las compras a través de la mensajería y proveer de soporte para dichas compras. Quienes no acepten la nueva política no tendrán acceso a las futuras novedades. WhatsApp quiere que su plataforma sea útil para que las empresas no sólo contacten con los clientes, también desea que la app de mensajería sirva para adquirir directamente los productos.
Aceptar las nuevas condiciones no da permiso a Facebook para que utilice los datos de WhatsApp, al menos no en mayor medida de lo que ya ocurre ahora. Eso sí, WhatsApp se reserva la opción de ampliar su política, siempre si los organismos de privacidad irlandeses lo autorizan.

Iván Linares

Xataka Android