16 de junio de 2021

Votar en pandemia, entre el temor y la apatía , por Marcelo Telez

Misiones picó en punta realizando sus legislativas provinciales con protocolos ad hoc y menos del 60% de asistencia a las urnas. La consolidación del Misionerismo pero sin los números esperados y el triunfalismo opositor.

El domingo pasado se votó en la tierra colorada y claramente no fue una elección más, estaban en juego 20 bancas de la Legislatura provincial y concejalías en pocas ciudades, pero sobretodo lo que se ponía a la vista del país era la decisión de llevar a los misioneros a las urnas en este momento de recrudecimiento de la segunda ola.

Sobre un padrón de 943.577 electores habilitados el porcentaje de participación de misioneros y misioneras en las urnas llegó al 59,48%, número que según se lo vea desde al lado del oficialismo o la oposición provincial es razonable o paupérrimo respectivamente.

La realidad marcó que esa efectiva maquinaria electoral que caracteriza al Frente Renovador de la Concordia funcionó a media marcha el 6 de Junio por dos motivos: se respetaron seriamente los protocolos establecidos por el Tribunal Electoral de la provincia de Misiones, y los intendentes no son de jugarse mucho la ropa en las elecciones legislativas.

Razones y consecuencias

Es una costumbre en la Tierra sin mal que se desdoblen las elecciones provinciales de las nacionales.

Desde el ejecutivo misionero lo plantean como una forma de atemperar el impacto de la influencia de las agendas impuestas por el centralismo porteño en el humor político y social local. Por eso estas legislativas provinciales fueron convocadas por el Decreto 95/21 del gobernador Oscar Herrera Ahuad con fecha 29 de enero del corriente año.

Por ese motivo el 1 de febrero se emitió otro decreto, donde se encomendaba en el marco de la pandemia a “la elaboración de los protocolos y procedimientos sanitarios aplicables al proceso de los comicios convocados por Decreto 95/21, al Tribunal Electoral de la Provincia de Misiones y a los Ministros de Gobierno y Salud Pública, coordinadamente en sus respectivos ámbitos de competencia. A tales efectos deberán tenerse en cuenta los siguientes parámetros, sin considerarse taxativa la enumeración: a) La obligatoriedad de la utilización de barbijos y/o tapabocas. b) La rigurosa limpieza y desinfección de los lugares afectados al comicio y proceso electoral. c) El estricto cumplimiento del distanciamiento entre personas. d) La maximización de los esfuerzos a los fines de optimizar la organización de los horarios y establecimientos para la emisión del sufragio, en pos de la mayor seguridad epidemiológico-sanitaria”.

Esas medidas estuvieron presentes y ciertamente se cumplieron con mucho cuidado en todos los establecimientos dispuestos que , como parte del protocolo aprobado, tuvieron un tope de 7 mesas por lugar de votación a lo que también se sumo la ampliación del horario para concurrencia de electores hasta las 19 hs., una hora más de lo que habitualmente corresponde.

Desde el punto de vista sanitario, al momento de llevarse a cabo el comicio la provincia de Misiones era, y lo sigue siendo, la segunda provincia con menor cantidad de casos registrados con 21.706 contagiados desde el inicio de la pandemia, y la segunda en óbitos con 387 personas fallecidas al 6 de junio. Para completar ese cuadro, el domingo pasado había 1576 casos activos y 7013 eran los aislados preventivamente.

Desde fuentes del Frente Renovador de la Concordia hablaban de otra elección histórica, casi tanto como la provincial del 2019 donde el oficialismo provincial se quedó con 16 de las bancas en disputa, sólo que ahora aseguraban el triunfo y especulaban con ganar una cantidad de 14 legisladores como mínimo.

Pero alguien dijo alguna vez que la única verdad es la realidad.

Amplio triunfo Renovador

Si se tiene como referencia que en las últimas dos elecciones provinciales la participación del pueblo misionero tuvo picos del 78,11% en el 2017 y del 78,58% en las del 2019, ver que la asistencia a las urnas en este domingo que pasó sólo fue del 59,48% podría desilusionar a muchos y tal vez llevar a otros a una interpretación muy subjetiva como la del diputado nacional de Juntos por el Cambio Alfredo Schiavonni quien manifestó que “Si bien es cierto fueron la opción individual más votada, quedó claro que más del 53% de los misioneros que fueron a votar, no lo hicieron por la Renovación” y bien podría decirse con ese razonamiento que más del 72% no apoyaron a los candidatos de JxC.

Finalmente los resultados le dieron una victoria considerable al Frente Renovador de la Concordia con una diferencia de casi 20 puntos sobre la segunda fuerza más votada que fue el Frente Juntos por el Cambio, mientras que el tercer lugar lo ocupó el Frente Encuentro Popular Agrario y Social para la Victoria que llegó casi a una 15% de los votos y redujo así en unos 8.000 votos su última participación en elecciones provinciales.

En declaraciones realizadas por el gobernador de la provincia durante la noche del inicio del escrutinio provisorio, Herrera Ahuad manifestaba que “se demostró una vez más que el misionerismo es una forma muy importante del vivir y sentir de nuestros pueblos, en el marco de la libertad y de la democracia. Es la libertad con la cual hoy los misioneros y misioneras se volcaron en los 77 municipios a hacer valer su voluntad. Una voluntad mayoritaria hacia nuestro espacio político hacia el Frente Renovador”.

Resaltó también que Misiones “ha demostrado ser una provincia con gran responsabilidad al momento de tomar las decisiones sanitarias, económicas y políticas”, en referencia al desarrollo de las elecciones cuya realización fueron cuestionadas por las fuerzas de la oposición, en sintonía tanto por parte de Juntos por el Cambio como de los integrantes de los diputados nacionales misioneros del Frente de Todos.

Aprendiendo a usar la Ley de Lemas

El Frente Juntos por el Cambio realizó una buena elección manteniendo su núcleo duro de votantes, sobretodo en la Zona Centro de la provincia, y sumándole 20.000 votos más a su performance de las provinciales del 2019.

Desde esa fuerza se ponían en juego 9 bancas obtenidas en las elecciones del 2017, el momento de mayor auge del macrismo y donde obtuvieron casi 60.000 votos más que ahora, y según el escrutinio provisorio estarían obteniendo sólo 6 legisladores provinciales.

Con el apoyo tanto de Patricia Bullrich como de Miguel Ángel Pichetto durante la campaña para consolidar así un discurso opositor con anclaje nacional y haciendo uso del sistema electoral de la provincia, que fuera tan criticado por ellos mismos, están a punto de quedarse con el triunfo en Oberá, la segunda ciudad de Misiones y Capital Nacional del Inmigrante.

Recién después del escrutinio definitivo, que comenzará el jueves 10, se podrá conocer si ganarán la Defensoría del Pueblo obereña donde por ahora existe una diferencia de 60 votos a favor por la suma de todos los candidatos de JxC. A decir de Horacio Loreiro, actual concejal y reciente diputado provincial electo, en las provinciales “esta vez supimos jugar el juego de la Ley de Lemas, nunca estuvimos de acuerdo, pero hay que jugar con estas reglas. Presentamos 9 sublemas para la Defensoría que vienen de distintos sectores de la ciudad de Oberá y esto nos dio el resultado positivo”.

Como se propone el futuro el Frente de casi Todos

Por primera vez se presentó en la provincia un frente conducido y conformado por los diputados nacionales Cristina Britez y «Cacho» Bárbaro, que integran el bloque del Frente de Todos en la Cámara baja. El extenso nombre con que bautizaron ese espacio político “Frente Encuentro Popular Agrario y Social para la Victoria”, dando a conocer que fuerzas políticas lo integran a saber el Nuevo Encuentro, el Partido de la Victoria, el Partido Agrario y Social y el Partido Solidario.

No pudieron utilizar el nombre de Frente de Todos ya que dos de los partidos que lo integran a nivel nacional, el Partido Justicialista y el Partido Frente Grande, en Misiones son parte constituyente del Frente Renovador de la Concordia.

Por este motivo se puede decir que fue el debut electoral de esta alianza de sectores que tienen, además de los 2 diputados nacionales mencionados, a su cargo varias dependencias de organismos nacionales de mucho peso territorial como lo es el ANSeS entre otros. Del escrutinio provisorio deriva que contarán con 3 diputados provinciales electos, la misma cantidad de bancas obtenidas por el PayS en el 2017 y que ponía en juego en esta elección, y buenos números en localidades como Eldorado, Iguazú, El Soberbio, Dos de Mayo, San Vicente.

El diputado provincial electo Santiago Mansilla, primero en la lista, aseguró que «los resultados son un logro enorme, somos una fuerza nacida hace poco tiempo, y es la primera vez que se ofrece como una opción política alternativa en la provincia de Misiones», desconociendo que la base territorial de ese frente es un partido político que lleva ya varias elecciones provinciales en el lomo.

Además de definir el futuro del bloque al que se suma el actual diputado provincial, y referente del Movimiento Evita, Martín Sereno pronto llegarán las PASO y ahí se vendrá una prueba de fuego para saber hasta donde tiene cuerda esta propuesta política que fue la última en inscribirse para las legislativas recientes.

«Suturar todo tipo de grieta»

En la conferencia de prensa del gobernador Herrera Ahuad estuvo presente Carlos Rovira, el presidente de la Legislatura misionera y jefe político del Frente Renovador, donde destacó la jornada electoral como «histórica» y dijo que «una vez más el modelo que llevamos adelante desde el Gobierno de la Renovación ha permitido el ejercicio de todas las actividades con un protocolo estricto que nos permite justamente disfrutar de lo más sagrado que tiene la democracia, que es el acto del sufragio».

Rovira tiene la costumbre de aprovechar pocos momentos en el año para hablar fuera del ámbito de la Cámara de Representantes, y cuando se da un hecho de las características de las del domingo no deja pasar la oportunidad para fundamentar el porque de las decisiones políticas que toma, como por ejemplo en este caso fue explicar el eje de la campaña electoral que fue #PrimeroMisiones, y para eso manifestò que “Tiene que ver con nosotros, pero más tiene que ver con las generaciones que vienen. Fundamentalmente en estos tiempos, lo que adolecen todos los conjuntos democráticos del mundo, todas las sociedades, es la falta de norte, falta de orientación. Entonces, Primero Misiones suena como un llamado muy amplio, muy generoso, muy transparente a todo el mundo, donde significa dejar de lado un poquito de pensamiento ideológico. Suturar. Si es que existe todo tipo de grieta para poner al ciudadano, el sujeto misionero en el lugar más alto, pero también hacer el esfuerzo por él. Muchas veces, si la historia reciente y pasada también ha visto que los partidos políticos, y esto no es una crítica es una profunda reflexión, los partidos nacionales no reflejan con toda claridad esta centralidad del sujeto, de los espacios federales”.

La apuesta por no verse atravesado por la agenda nacional fue muy fuerte y puso a Misiones en el ojo de la tormenta si en una semana aumentan considerablemente los contagios en una población que ya tenía vacunada a más del 80% de su población objetivo antes de votar.

Aún así el gobierno provincial no logró que la convocatoria fuera la esperada, y saben que eso les jugó en contra de los números que esperaban, pero tampoco se puede desconocer que ese casi 60% que fue a votar lo hizo a conciencia y con la sana expectativa de hacer valer la voluntad popular.

Marcelo Telez

A %d blogueros les gusta esto: