Valor Agregado en la Forestoindustria, eje de la tercera Mesa Forestal Provincial

Valor Agregado en la Forestoindustria, eje de la tercera Mesa Forestal Provincial

La tercera Mesa Forestal Provincial tuvo lugar este jueves con la moderación del subsecretario de Desarrollo Forestal Juan Gauto y la participación del ministro del Agro y la Producción Sebastián Oriozabala.

El titular de la cartera agraria señaló que ante la disponibilidad de materia prima «se pueden aprovechar nuevos mecanismos de comercialización»; en ese sentido se refirió a líneas de financiamiento y estrategias de marketing para el desarrollo de nuevos mercados. A su vez, el subsecretario planteó la necesidad de darle competitividad al sector con valor agregado a la materia prima.

Los referentes de los parques industriales que participaron de este encuentro, pusieron de relieve las particularidades de cada realidad. Mientras que en Puerto Rico plantean la necesidad de incentivos para bajar costos, en Eldorado se busca la asociatividad. Y en todos los casos, pocos asumen el riesgo de tomar más mano de obra para aumentar la producción, coincidieron los participantes.

Los temas que se abordaron fueron: Industria Forestal, Madera y Muebles.

En la Mesa interactuaron funcionarios de diferentes organismos del Estado, presidentes de parques industriales y representantes de asociaciones industriales, entre otros.

Promoción de bosques cultivados

La mesa forestal del jueves 6 de agosto se desarrolló bajo la consigna: «Promoción de Bosques Cultivados, Bosques Nativos y Dendroenergía».

En esa oportunidad se contó con la participación de autoridades de los Ministerios de Ecología y RNR, y de Industria; de la Dirección Provincial de Catastro y el Registro de la Propiedad Inmueble; y del Instituto Forestal Provincial (INFOPRO).

En esa mesa el subsecretario Juan Gauto planteó la necesidad de incrementar el cultivo de bosques.

Reconoció que si bien por diversos motivos entre los años 2015 y 2019 hubo un importante estancamiento en la superficie forestada –activo que hoy llega a 419 mil hectáreas-, Gauto consideró que «la foresto industria tiene capacidad inmediata para movilizar la economía y crear empleo, más aun teniendo en cuenta que a la fecha el 50% de la capacidad instalada en los aserraderos esta ociosa y existen 4,5 millones de toneladas de madera sin aprovechar».

«Los desafíos pasan por incrementar el uso de la capacidad instalada en aserraderos; incrementar en el corto plazo el consumo de rollos, equilibrar –en el mediano plazo- la oferta de rollos con la producción foresto industrial; implementar en el corto plazo el transporte multimodal carretero y fluvial; e incrementar la exportación de remanufactura (valor agregado)», aseguró.

Luego se refirió a la idea del recientemente creado Instituto Forestal Provincial (INFOPRO), en cuanto a la necesidad de mejorar los precios del raleo y el chip, porque eso sería «un gran aliento para recuperar la voluntad de forestación por parte de los productores»; y enumeró las leyes vigentes en materia de promoción: Plan Maestro Forestal; Ley de Dendroenergía; Ley de Energía Alternativa y el citado Instituto. Durante esta reunión, que se extendió por alrededor de tres horas y de manera virtual, Gauto también hizo referencia además a los objetivos del Programa Carbonero y al Plan Leña; entre otros temas.

Por su parte, el director del área de Certificación Forestal (SDF), ingeniero Gustavo Reistenbach, detalló los requisitos para la presentación de los planes forestales, y sobre ese aspecto se mencionaron las demoras en las tramitaciones debido –entre otros temas- a errores en la confección de las presentaciones. Sobre ese punto, Gauto afirmó que parte de la deuda en los pagos del incentivo tienen que ver con esa falencia, señaló que su equipo está abocado a la tarea de solucionar los inconvenientes, y convocó a los profesionales que se dedican a esta tarea a «bajar los niveles de errores para agilizar los procesos y reducir los tiempos».

Presentaciones

En el desarrollo de la reunión de la Mesa Forestal Provincial, el director de Bosques Nativos del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, Mariano Marzcewski, afirmó que «estamos convencidos de que para conservar el bosque nativo tiene que ser sustentable y para ello tiene que haber producción, no solo de bienes sino también de servicios», y en ese sentido, expuso un informe referido a las actividades productivas habilitadas dentro de los bosques nativos, precisando que la mayoría «son planes de manejo sustentable, una extracción de árboles sin poner en riesgo la sustentabilidad del recurso»; y que el cumplimiento de lo establecido en el marco de la Ley de Ordenamiento Territorial tiene como respaldo «la cantidad de puestos fijos, delegaciones y destacamentos de control en el territorio», y el Sistema de Administración, Control y Verificación Forestal (SACVeFor).

El titular de la cartera, Mario Vialey, agregó sobre su área que «nuestro objetivo no es entorpecer sino agilizar y transparentar la actividad y mejorar la estadística, sabemos que hay cosas que ajustar pero damos respuestas rápidas».

Posteriormente, Hugo Escalada (del Instituto Forestal Provincial), advirtió la necesidad de hacer frente al complejo panorama en torno al interés por la actividad dada la combinación de dos factores preocupantes: el bajo precio de la materia prima forestal y el alto precio de la yerba mate.

«Se registra mucha tala rasa de bosques implantados para levantar yerbales y el objetivo de nuestro Instituto es, por un lado, determinar el precio de la materia prima y solucionar el poco valor que hoy tiene, y por otro lado, fomentar el consumo de madera y abrir nuevos mercados. No hay soluciones mágicas, hay que buscar nuevas alternativas aunque quizás haya cuestionamientos o resistencias, como pasó en su momento con la decisión de intervenir sobre los precios de la yerba mate».

Más adelante, en representación de AFOME, Jorge Pujato habló sobre la propuesta de su entidad en torno a promover el consumo de raleo, por ejemplo, «reemplazando las usinas a gasoil ubicadas en las localidades de Leandro N Alem y Aristóbulo del Valle por otras que funcionen con biomasa»; y sobre la implementación de un «Plan Poda», asegurando un pago inmediato para los pequeños productores. Con una inversión de 500 millones de pesos se podrían crear 10 mil puestos de trabajo».

Por su parte, el ingeniero Jaime Ledesma -del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (COIFORM)- afirmó en su presentación que «lo forestal es estratégico para el desarrollo regional», y desde esa perspectiva consideró que en el marco de ‘Década de la restauración de ecosistemas 2021/2031’ establecida por la ONU hay «una oportunidad para instrumentar un programa de restauración haciendo foco en la conservación y uso sostenible de los bosques. Es un tema relevante para Misiones, habiendo sido declarada como la Capital Nacional de la Biodiversidad».

Además, planteó la oportunidad de actualizar el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, y aseveró que «los bosques son sinónimo de vida, biodiversidad y desarrollo sostenible: bosques vivos garantizan pueblos con futuro».

A %d blogueros les gusta esto: