20 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Universidades en jaque por los tarifazos

La provincia de Buenos Aires no se encuentra exenta y diferentes Casas de Altos Estudios han puesto en evidencia esta situación que atenta contra la educación universitaria. Florencio Varela, Luján, La Plata y La Matanza, son algunas de las más afectadas. En algunos casos se llegó a pagar más de 700 mil pesos.

 

Los aumentos en las tarifas de luz comenzaron a llegar a los usuarios de todo el país. Sin embargo los domicilios particulares no son los únicos afectados por esta medida, ya que varias universidades públicas de todo el país también recibieron abultadas boletas por el servicio de energía eléctrica.

Ante esta problemática la provincia de Buenos Aires no se encuentra exenta y diferentes Casas de Altos Estudios han puesto en evidencia esta situación que atenta contra la educación universitaria y que pone e n jaque sus presupuestos.

Forencio Varela

Ernesto Villanueva, es el rector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, y en este contexto aseguró que “nosotros pagábamos 70.000 pesos por bimestre y ahora pagamos 220.000 pesos, pasamos a pagar más del 300%”.

Con respecto a la situación de las demás universidades nacionales, Villanueva, destacó que “nosotros somos de las universidades más pequeñas del sistema, esto afecta de manera más escandalosa a las universidades más grandes y aquellas que tienen más de una sede”, aseguró el rector.

En cuanto al presupuesto universitario, aseguró que “el presupuesto no aumentó nada, está fijado en octubre del año pasado, y hay que tener en cuenta que hasta ahora nadie absorbe el déficit y hay universidades que no van a pagar la luz o le van a cortar la luz”, advirtió Villanueva.

En febrero pasado, el gobierno nacional debería haber mandado en 300.000 pesos para gastos corrientes, $220.0000 fueron utilizados para pagar la luz y el resto debió ser destinado para la compra de libros, cortar el pasto de las 10 hectáreas que comprende el predio de la universidad ubicada en Florencio Varela.

Luján

Por su parte, el rector de la Universidad Nacional de Luján, Osvaldo Arizio, calificó de «crítico» el panorama financiero. El titular de la casa de altos estudios indicó que «la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) se encuentra des-financiada y no está remitiendo a las universidades el total de los salarios».

El titular de la casa de altos estudios aseguró que afrontan un “crítico panorama financiero” y advirtió que esto se agrava por el incremento de gastos derivado de la suba de tarifas de servicios y combustibles.

“Nos genera un panorama crítico porque estamos financiando una serie de cuestiones para las que no recibimos los fondos”, completó el rector.

Por su parte, Carlos Molinari, secretario de Administración de la UNLu, presentó un cuadro que da cuenta de un déficit financiero para el primer trimestre de 2016 de 7.658.129 pesos. “Con el agravante que devolvimos impuesto a las ganancias por 4.276.810 pesos, lo que lleva el déficit a casi 12 millones”, explicó el funcionario.

La Plata

También, las autoridades de distintas facultades de la Universidad Nacional de La Plata han manifestado en los últimos días su preocupación por los aumentos en las tarifas eléctricas y alertaron que en el presupuesto acordado en 2015, para el período 2016/2017, se pautó un incremento del 35%, que es superado ampliamente por las subas del servicio en las distintas casas de estudios.

En el caso de Periodismo, la diferencia entre lo que pagó en 2015 y lo que pagará en promedio estimado para este año es de más del 200%, y las autoridades alertaron sobre “los peligros que significa para el funcionamiento la unidad académica que se produzcan nuevos aumentos. La situación es preocupante ya que la última factura de luz rondó los $70.000 mientras el promedio mensual de 2015 estuvo en el orden de los $20.000”.

Anteriormente se había conocido que en Ingeniería en marzo llegó una boleta de 250 mil pesos, lo que implica un aumento del 400% respecto al mismo mes del año pasado. Ante esta situación, la Facultad recomendó a la comunidad educativa una serie de medidas para disminuir el gasto de energía eléctrica.

La Matanza

Asimismo, desde la Universidad de la Matanza alertaron sobre la posibilidad de cerrar sus puertas debido al impacto que provocó en el presupuesto universitario el aumento de la tarifa de luz, mientras que desde la Universidad de Buenos Aires coincidieron al afirmar que en medio de la devaluación y los tarifazos podrían estar «incapacitados» de pagar los servicios.

Según fuentes de la Secretaría Administrativa de la UNLaM, la casa de estudio pagaba en promedio 100 mil pesos mensuales por el suministro eléctrico, pero en febrero tuvo que pagar 711 mil pesos.

Sebastián Garber, prosecretario administrativo de la institución, explicó que “el presupuesto universitario se aprobó el año pasado, antes de todos los aumentos, y no va a cambiar”. Además, agregó que “es lógico el crecimiento del consumo porque la Universidad sigue creciendo, con nuevas carreras y obras de infraestructura”.

InfoGEI / Mg

A %d blogueros les gusta esto: