24 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Una mujer murió alcanzada por un rayo durante el temporal de lluvia, viento y granizo

Una lluvia torrencial, con fuertes vientos fuertes y el granizo provocó anoche serios daños en Posadas, con destrozos en comercios céntricos, caída de árboles, carteles, calles anegadas y cortes de luz. Una mujer murió en Eldorado.

Una mujer de 32 años murió esta mañana al ser alcanzada por un rayo en Eldorado durante un fuerte temporal de lluvia, viento y granizo que azotó a varias localidades de esa provincia litoraleña, informaron fuentes de Defensa Civil y policiales.

La mujer, identificada como Blanca Zunilda Insfrán, fue encontrada por su esposo, Ernesto Ceferino Schaffer, tendida en el patio de su domicilio en el barrio Roulet, a unos 200 kilómetros de Posadas, cerca de un alambrado.

Fuentes policiales informaron a Télam que el esposo encontró a su mujer luego de escuchar un fuerte estruendo. Según las pesquisas, «la descarga por el temporal electrificó el alambrado, que al tomar contacto con el cuerpo de Insfrán le quitó la vida casi en el acto», señalaron.

El temporal, que comenzó cerca de las 22.30 de anoche, provocó además voladura de techos y carteles, caída de árboles y postes de luz e inundó calles, viviendas y comercios en Posadas, informó la Secretaría de Defensa Civil de la provincia, que precisó que también resultaron afectadas algunas localidades del sur como Garupá, Candelaria, San José, Cerro Azul, Apóstoles, Concepción de la Sierra y Profundidad.

«Pero la zona más afectada fue el centro de la ciudad de Posadas, donde las bocas de tormenta no dieron abasto y las calles se vieron inundadas debido a la cantidad de agua caída en pocos minutos», señaló a Télam el Director de Gestión de Riesgo de Defensa Civil de la provincia, Enrique Parra.

Los vientos, que alcanzaron ráfagas de 90 kilómetros por hora, rompieron vidrieras en varios comercios del microcentro posadeño y destrozaron los techos de dos estaciones de servicio, entre otros establecimientos afectados.

En tanto, en los barrios mas alejados, como Villa Cabello, Itaembé Miní y San Gerarado, unas 200 viviendas sufrieron la voladura de techos a causa del fuerte viento y algunas sufrieron inundaciones «provocadas por el agua que desbordó las calles y se internó en varios hogares», explicó Parra.

«Por ahora no hay evacuados, aunque estamos trabajando intensamente junto a Bomberos y a la municipalidad para escurrir el agua lo más pronto posible, pese a la persistente lluvia de esta mañana que dificultó la tarea», completó el funcionario.
Télam

A %d blogueros les gusta esto: