23 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Un pulso electromagnético Norcoreano podría destruir la infraestructura IT de EEUU.

De acuerdo al exdirector de la CIA, James Woolsey, el líder norcoreano Kim Jong-un podría atacar a los Estados Unidos con un pulso electromagnético (EMP, por sus siglas en inglés) con una ojiva que tendría como blanco «red eléctrica nacional y otras infraestructuras vitales durante más de un año».

En un artículo publicado en el portal The Hill, Woolsey sostiene que un ataque de estas características podría provocar la muerte de hasta el 90% de los habitantes de los Estados Unidos.

Esta posibilidad se conoce desde 1962. En aquel año, luego de que explotará una ojiva nuclear de 1,4 megatones (llamada Starfish Prime), 400 kilómetros sobre la isla de Johnston en el océano Pacífico, un EMP afectó las líneas de electricidad y el servicio telefónico. Además, en la parte inferior de la atmosfera de nuestro planeta se formó un cinturón artificial de radiación que duró cinco años y afectó a más de un tercio de los satélites de aquella época.

«Los EE.UU. deben estar preparado para anticiparse a Corea del Norte con cualquier medio necesario, incluidas las armas nucleares» a la hora de enfrentarse a un ataque realizado desde la órbita terrestre, argumenta Woolsey. En este sentido, según el exdirector de la CIA, Washington debería iniciar un programa que permita proteger la infraestructura contra ataques EMP y “revivir la Iniciativa de Defensa Estratégica del presidente Reagan, la injustamente ridiculizada ‘Guerra de las Galaxias’”, de acuerdo a lo citado por el sitio Russia Today. “Un programa espacial de defensa antimisiles podría ofrecer una solución permanente y pacífica a problemas como los que presenta Corea del Norte.”

Ciencia ficción

El analista militar Kyle Mizokami sostuvo, por su parte, que un ataque de estas características llegaría a afectar a 300 millones de personas. Sin embargo, según el experto, algunas de las declaraciones de Woolsey provienen, literalmente, de una novela de ciencia ficción: específicamente, “One second after”, de William Forstschen.

El analista duda, además, de que Corea del Norte posea el poderío necesario para efectuar un ataque de esta naturaleza. «Aunque Corea del Norte sí representa una amenaza nuclear cada vez más seria para EE.UU., afirmar que podría matar a 300 millones de estadounidenses por privarles de electricidad no es realista», sostiene el especialista en una nota publicada en la revista Popular Mechanics.

InfoTechnology

A %d blogueros les gusta esto: