18 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Trump y Peña Nieto no hablarán públicamente del polémico muro

En un comunicado, los presidentes reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema «tan sensible». Los presidentes de Estados Unidos y México, Donald Trump y Enrique Peña Nieto,

acordaron este viernes vía telefónica no ofrecer más declaraciones públicas sobre la construcción del muro fronterizo.

Los presidentes reconocieron «sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema tan sensible», pero acordaron resolverlas como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral, señala un comunicado de la presidencia de México.

«Los presidentes convinieron por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema», agrega el comunicado.

Otros temas discutidos fueron el déficit comercial de Estados Unidos con México, la importancia de la «amistad» y la necesidad de trabajar para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas.

Sin embargo, más temprano, Trump dijo en un tuit que México «se ha aprovechado de EE.UU. por demasiado tiempo» en materia comercial.
La llamada se dio un día después de que se cancelara una reunión que tenían programada para el próximo 31 de enero.

El pasado miércoles, Trump firmó la orden ejecutiva para comenzar la construcción del muro en la frontera entre los dos países, una decisión que critican y repudian defensores de migrantes.

¿Qué hay detrás del «muro de Trump»?
Donald Trump está determinado a llevar la promesa de construir el muro entre Estados Unidos y México, el cual costaría entre 12 mil y 15 mil millones de dólares.

El pasado miércoles el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó dos órdenes ejecutivas con el fin de avanzar en su agenda antiinmigrantes y políticas migratorias.

El primer decreto anunció la decisión de construir una “barrera” para la migración de México a EE.UU. Esta medida busca la construcción de un muro a lo largo de la frontera de 3 mil 200 kilómetros con México. El segundo decreto anula los subsidios federales para las ciudades santuario que reciben a los inmigrantes.

De esta manera, mandatario estadounidense cumple una de sus más polémicas promesas electorales: construir un muro a lo largo de la frontera con México para detener la entrada ilegal de personas provenientes desde Centroamérica hacia Estados Unidos.

El jefe de Estado criminalizó a los inmigrantes para argumentar la decisión de las órdenes ejecutivas. Las nuevas medidas contemplan la redirección de fondos de las ciudades que no colaboren con los agentes de seguridad en el reforzarmiento de la seguridad fronteriza.

Trump anunció la contratación de al menos cinco mil efectivos y la construcción de más centros de detención de inmigrantes.

Protestas contra el Muro
Al hacerse público el anuncio sobre la construcción del muro, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, respondió a su par estadounidense que su país no pagará por la barrera fronteriza y ordenó a la Secretaría del Exterior a reforzar la protección a mexicanos que se encuentren en Estados Unidos, y afirmó que los consulados de México en EE.UU. se convertirán en centros de defensas a favor de los migrantes.

Asimismo, cientos de mexicanos se movilizaron en la capital mexicana en repudio a las medidas de Donald Trump.

En Estados Unidos grupos de apoyos a los migrantes en el país se movilizaron en protestas y advirtieron que las políticas migratorias de Donald Trump se orientan hacia una confrontación racial. De acuerdo a las organizaciones, millones de familias estadounidenses serán las más afectadas por las medidas antiinmigrantes de Trump.

El muro de Trump
A pesar de la expedición de las órdenes ejecutivas en contra de entrada de personas indocumentadas a EE.UU., Trump necesitará que el Congreso de EE.UU. apruebe más fondos para el muro. Este jueves, el líder del Partido Republicano en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, aseguró que la construcción costaría entre 12 mil  y 15 mil millones de dólares.

En entrevista para teleSUR, el analista internacional Lajos Szasdy León Borjas indicó que el muro no puede solucionar el problema de la migración desde Centroamérica a Estados Unidos. “El presidente Trump ha pensado junto a sus asesores que el muro impediría el flujo de inmigrantes indocumentados hacia EE.UU.”, añadió León Borjas.

“A pesar de que se construya el muro habrá contramedidas, que ya existen en sitios donde hay cercas y barreras en la frontera, traficantes de personas están utilizando túneles para el paso de los indocumentados”, comentó el analista.

El analista internacional Basem Tajeldine en declaraciones para teleSUR la construcción del muro es la concretación de una de las promesas electorales de Trump y que ahora está dispuesto a llevar a cabo.

Tajeldine indicó que las palabras del ahora presidente de Estados Unidos calaron en la psiquis de un sector de la población que finalmente votó  por él.

¿Quién se beneficia del muro?
La corresponsal de teleSUR en Estados Unidos, Franchesca Emanuel, indicó que a pesar del anuncio aún es un interrogante en el cómo se llevará a cabo el levantamiento del muro.

Entre los beneficiados de la construcción se encuentran empresas dedicadas a la construcción de los nuevos centros de detención en las zonas cercana a la frontera de más de 3 mil kilómetros.

Por su parte, Basem Tajeldine afirmó que los principales beneficiados de esta medida serán las empresas transnacionales y nacionales de seguridad que se dedican a construir muros. “Solo basta ver cómo se cotizaron las acciones de estas empresas en la bolsa de valores”, añadió el analista.

Sobre si la mano de obra inmigrante se verá perjudicada por el muro y la extradición de millones de inmigrantes, Tajeldine explicó el Gobierno de Trump aplicará una política selectiva al respecto para no perjudicar a la economía estadounidense y a los sectores empresariales que se aliaron al presidente.

“México siempre ha sido generador de una mano de obra barata” y a Estados Unidos no le conviene que esta relación se afecte, ya que hay trabajos como los agrícolas principalmente que necesitan de la inmigración mexicana y centroamericana, sostuvo Tajeldine.

En cuanto a la postura de México en el tema del muro, el analista expresó que el Gobierno mexicano ha actuado de una manera sumisa y cobarde, y a pesar de los anuncios electorales de Donald Trump en contra de la inmigración mexicana fue invitado por Enrique Peña Nieto al país azteca. Esto es muestra de la postura del Estado mexicano.

teleSUR

A %d blogueros les gusta esto: