1 de octubre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Todavía queda algo por hacer, por Joselo Riedel

Hacía frío y las aguas del océano traían a los barcos blancos. La tripulación estaba sedienta de conquista, sedienta de poder con el apoyo real de la Europa.

El ambiente en tierra era raro, fatídico, fatal; los nativos intuían que nada volvería a ser lo mismo. Y así fue. El hombre «civilizado» llegó para destruir todo lo existente ahí y llevarse el oro. Además el mismo hombre escribiría una historia falaz y tendenciosa.

La opresión, discriminación y explotación serían la única constante para los pueblos que acá vivían.

«Tierra de nadie», «tierras para la cristiandad» y «derechos de conquista» fueron los principales argumentos para los actos crueles de los europeos fanatizados e impulsados únicamente por el oro y la propiedad.

Inferiorización, desprecio y estigmatización de las culturas originarias, desaparición de los sistemas políticos y organizativos de los pueblos aborígenes americanos, desaparición de numerosas lenguas autóctonas, esclavitud y trabajo forzado, destrucción de textos, obras de arte, religiones, templos, ciudades, obras artesanales, monumentos, caminos, memoria…

Todo por el capital desmedido y la absurda avaricia humana.

Hoy es un día de profundo respeto, un día para pensar y para entender que aunque ya le sacamos casi todo, todavía nos queda algo por hacer.

Por el respeto a la diversidad cultural siempre.
Joselo Riedel

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.