1 de octubre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Sólo los Trabajadores Informáticos salvarán a los Trabajadores Informáticos

Ante el despido de 250 trabajadores de la planta donde se producen las notebooks Bhangó, la Asociación Gremial de Computación manifiesta su solidaridad con los compañeros afectados por la medida y responsabiliza

por la situación de toma del establecimiento al titular de la empresa PCArts, Carlos Suaya, así como a otros gremios que, fuera de encuadre y sin injerencia alguna en la industria informática, intervienen más en defensa de los intereses patronales que de los obreros, negociando aranceles de exportación y participación en el mercado en lugar de preocuparse por sostener las fuentes laborales, conseguir una indemnización justa y la reinserción de los compañeros despedidos.

Desde la Asociación Gremial de Computación, que desde 1995 lucha por el reconocimiento de los derechos de los trabajadores informáticos de la República Argentina, vemos con honda preocupación la interferencia en el conflicto declarado en la planta de Vicente López de un gremio que nada tiene que ver con la actividad del sector informático de la industria, como lo es la Unión Obrera Metalúrgica.

Ese gremio, que debería estar ocupándose de la grave situación que atraviesan sus más de 8000 afiliados cesanteados y sus otros 20.000 suspendidos, elige entrometerse en un conflicto de otra industria, intercediendo ante las autoridades nacionales para que un empresario obtenga beneficios arancelarios que le aseguren una mayor cuota de mercado, en lugar de asegurar el resguardo de los derechos de los trabajadores despedidos por esa misma patronal.

Cabe preguntarse cuál es el verdadero interés de la UOM en este conflicto. Seguramente, no son los de nuestros 250 compañeros informáticos afectados por los despidos dispuestos por Suaya, quien, amparándose en el artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo – que permite despedir “por causas económicas” con una reducción de las indemnizaciones al 50% de su valor- , ha intentado justificar su decisión aduciendo que la apertura de las importaciones le impide seguir produciendo notebooks.

Pero al mismo tiempo, este empresario –cuya trayectoria oportunista y acomodaticia con los gobiernos de turno los trabajadores informáticos conocemos bien-, ha estado negociando políticas arancelarias que le garanticen beneficios para su bolsillo. Hay que destacar que a esas reuniones con altos funcionarios concurrió acompañado por Antonio Caló y Francisco Gutiérrez, máximos jerarcas de la Unión Obrera Metalúrgica, que oficiaron de adláteres de la patronal ante el gobierno.

¡Basta de Mentiras! – Los trabajadores informáticos no necesitamos dirigentes que negocien con patrones inescrupulosos a nuestras espaldas

Sólo los Trabajadores Informáticos salvarán a los Trabajadores Informáticos.

Asociación Gremial de Computación

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.