3 de December de 2021

Silvana Nagel ya disfruta del premio mayor del Deporbono 4.

“Es un momento de alegría, de agradecimiento. Me siento bendecida”, manifestó Silvana Cristina Nagel (41), ganadora del primer premio del Deporbono 4.

Había adquirido el cupón Nº 33.115 en el Centro Cultural Germano Argentino, de Leandro N. Alem, y optó por recibir el valor de la camioneta, en efectivo.

Esta mañana recibió el cheque de manos del presidente del Directorio del IPLyC SE, Héctor Rojas Decut; el Ministro de Deportes de Misiones, Javier Corti, y la gerente general del Instituto, Claudia Lugo. Emocionada, la psicopedagoga sostuvo que recibe este galardón después de un tiempo difícil. Es que a fines de abril tuvo un cuadro complicado de Covid que la llevó a estar hospitalizada. “Eso hace que lo viva con tanta intensidad. Además, tengo un sentimiento muy particular hacia el Club. Si bien vivo en Posadas, soy oriunda de Leandro N. Alem, allí está mi familia, y mi corazón”, manifestó, quien utilizará el dinero para concluir la edificación de la casa propia.

Nagel compró el Deporbono al Club Germano de Alem, donde su hermano Víctor “Roni”, preside la comisión, y donde ella siempre participó de las actividades festivas y deportivas. “Mis ancestros son alemanes, y para mí es muy fuerte, muy simbólico, ganar el premio de manos de ese club. Es muy grande el trabajo que están haciendo. Cuando me contaron que era para colaborar con el club no dudé”.

Adquirió dos números antes de enfermar, y cuando le dieron el alta, pidió dos más “porque necesitaba colaborar, sabiendo que ellos con tanta solidaridad y amor habían dispuesto camas para afrontar un posible brote pandemia. Fue muy fuerte verlo en el salón en el que bailamos tantas veces desde chicas, y participamos de la Fiesta de la Cerveza durante toda la vida. Siento un agradecimiento infinito porque lo mío fue solo un gesto de ayuda”.

Sostuvo que “lo que pasó es muy lindo para el club, para el pueblo. Esta es una caricia al alma. Mucha gente está contenta por mí. Quiero que trascienda la noticia para que la comunidad sepa que es verdad, que te entregan el premio. Por eso aliento a que confíen, compren, colaboren”. Y precisamente, su mensaje es “que colaboren, porque hay personas que no pueden llegar a ciertos lugares, si no es través del deporte. Y eso es maravilloso. Que los chicos en silla de ruedas puedan jugar al tenis, por ejemplo, es genial para lo emocional, para lo físico”, agregó, quien trabaja por la inclusión de los chicos con discapacidad.

Recordó que cuando su hermano le avisó que había resultado ganadora, “no podía parar de llorar porque no puedo creer que hace tres meses estaba muy mal, y ahora recibo esta caricia. Es muy fuerte”.

Rojas Decut adelantó que ya se evalúa la quinta edición del Deporbono –el IPLyC SE aporta el 100% de los premios-, que “tiene esta sinergia entre el Estado y lo privado, a través de las instituciones deportivas, involucrando a los dirigentes del club, a los deportistas, a la familia. Es un núcleo que moviliza más allá del hecho económico en sí. El aporte de los socios no alcanza, hay contextos económicos más complejos, y esta es una herramienta”.

Otros premios.

El segundo premio (viaje a Cancún para dos personas all inclusive) fue para el Nº 13.162, comercializado por el club San Martín, de la localidad de 25 de Mayo. El tercer premio (motocicleta Hero 125 CC.) Nº 33.056, vendido por MoJoMi (Leandro N. Alem); cuarto premio (heladera con freezer) Nº 40.706, vendido por la Confederación Argentina de Futsal (Posadas); y el quinto premio (Smart TV de 48 pulgadas) Nº 33.128, también vendido por el Centro Cultural Germano Argentino del municipio de Leandro N. Alem.

Este bono deportivo representa el esfuerzo compartido entre el Estado Provincial, a través del IPLyC SE y el Ministerio de Deportes, y las entidades deportivas de Misiones. Fueron más de 200 clubes, federaciones, asociaciones, entre otras instituciones, que en toda la provincia pudieron vender y generar recursos que quedaron complemente a su disposición, sin contraprestación. Es decir, las entidades deportivas comercializaron los números y el dinero que fue generando esa venta, estuvo destinado a gastos de servicios, materiales deportivos, indumentaria, mantenimiento, entre otras.