Segunda reunión del Consejo Asesor Ad Honorem del MMGyD

Segunda reunión del Consejo Asesor Ad Honorem del MMGyD

Se realizó la segunda sesión del Consejo Asesor Ad Honorem del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD) en la que se presentó su reglamento, se aprobó la modalidad de trabajo y se recibieron aportes en puntos clave para la implementación del Plan Nacional de Acción Contra las Violencias por Motivos de Género para el período 2020-2022.

Al inicio del encuentro, Dora Barrancos, presidenta del Consejo, habló sobre la necesidad de revalorizar las tareas de cuidado y la incidencia que tuvieron en el contexto de la emergencia sanitaria: «Las mujeres y quienes tienen una ocupación fundamental en todos los actos de sobrevivencia hemos extendido la jornada de trabajo -afirmó – porque el confinamiento ha hecho una resolución dramática del viejo dilema conciliador entre trabajo y vida doméstica. Hemos resuelto que la vida laboral, la vida pública, está en la casa y la vida doméstica se ha metido en la vida pública», sostuvo.
Luego enunció los principales lineamientos del reglamento del Consejo, sus funciones y propuso la división en grupos de trabajo según los ejes de acción del MMGyD.
Durante la reunión, la ministra Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Políticas contra la Violencia por Razones de Género, Josefina Kelly Neila; la subsecretaria de Programas Especiales contra la Violencia por Razones de Género, Carolina Varsky y la subsecretaria de Abordaje Integral de las Violencias por Razones de Género Laurana Malacalza, expusieron las principales medidas plasmadas en el Plan Nacional.
En su intervención, Elizabeth Gómez Alcorta destacó el proceso participativo en base al cual se construyó el Plan y señaló que las más de 1600 propuestas que se recibieron consituyeron un aporte «sustantivo» para su elaboración.
También resaltó los compromisos que asumieron los distintos ministerios, la Jefatura de Gabinete y 26 organismos descentralizados. «Es imposible abordar las violencias si el Estado, tanto a nivel nacional como provincial y municipal, no aporta condiciones subjetivas y materiales para que las personas salgan de la situación de violencia», sostuvo.
La ministra diferenció la inclusión de la perspectiva de la diversidad en todo el Plan: «Pensamos la diversidad de géneros de una manera transversal a cada una de nuestras áreas y de nuestras acciones. Para nosotras la Ley Micaela tiene diversidad, sin lugar a dudas, las políticas culturales incluyen la diversidad, y eso es un diferencial».
«Es falso e ineficaz establecer que las políticas de violencia son exclusivas de este ministerio. Por eso para nosotras es muy importante la inclusión y el compromiso de las otras áreas, es comprometerlos con la problemática, comprometerlos con el abordaje y con las políticas», finalizó.
Luego, por un espacio de más de una hora, las, los y les integrantes del Consejo Asesor realizaron su aportes respecto a las distintas medidas incluidas en el Plan y sugirieron estrategias específicas vinculadas a la necesaria coordinación interjurisdiccional entre el ministerio, otros organismos nacionales y las provincias.
Respecto a la modalidad de funcionamiento, durante el encuentro definieron conformar grupos de trabajo para abordar los diferentes temas en los que se trabaja desde el ministerio.
El Consejo Asesor Ad Honorem del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad está integrado por Adriana Carrasco, Alejandra Ciriza, Ana Cafiero, Ana María Falú, Ana María Fernández, César Cigliutti, Claudina Rukonne, Corina Rodríguez Enríquez, Débora Tajer, Deolinda Carrizo, Diana Maffia, Eleonor Faur, Elizabet Gonzalez, Elizabeth Jelin, Esteban Paulón, Fabiola Andrea Lemos, Gloria Bonder, Graciela Tejero Coni, Greta Pena, Ileana Arduino, Alejandro Mamani, Jackeline Flores, Joaquín Coronel, Juliana Marino, Luciano Fabbri, Mabel Bianco, Mabel Gabarra, Marcela Durrieu, Marcela Romero, María Alicia Gutiérrez, María Claudia Albornoz, María Elena Barbagelata, María José Lubertino, María Lucila Colombo, María Luisa Peralta, María Luisa Storani, María Pía López, Mariela Belski, Marisa Herrera, Marlene Wayar, Marta Alanis, Martha Rosemberg, Mauro Cabral, Mónica Tarducci, Monique Altschul, Natalia Gherardi, Nelly Minyersky, Nina Brugo, Rita Segato, Rosa Nassif, Ruth Zurbriggen, Sandra Torlucci, Silvia Kochen, Solange Verón, Soledad Deza, Susana Chiarotti, Susana Gamba, Susana Sanz, Victoria Basso, Virginia Franganillo y Yamile Socovolsky.
Además, en esta segunda sesión, se incorporaron Patricia Victoria Gomes, activista afro-feminista y anti-racista, afroargentina descendiente de migrantes provenientes de las Islas de Cabo Verde y parte de la Sociedad de Socorros Mutuos «Unión Caboverdeana» y del Área de Género de la Comisión 8 de Noviembre, Día Nacional de les Afroargentines y la Cultura Afro; Yesica Gutiérrez, coordinadora de Mujeres Derribando Barreras (MUDEBA) y promotora comunitaria con perspectiva de género; Irma Elsa Maliqueo, autoridad tradicional de la Comunidad Mapuche Lof Roberto Maliqueo e integrante de Zonal Leufuce, organización de las comunidades mapuche que habitan sobre márgenes de ríos en cercanías de Bariloche y María Elena Barbagelata, abogada, ex constituyente de la CABA, diputada nacional (MC), ex directora general de la Mujer de la CABA, integrante de la Comisión Redactora del Proyecto de Reforma del Código Penal, vicepresidenta de la Asociación de Abogados de Buenos Aires (AABA) en dos mandatos. Actualmente es directora de la Comisión de los Derechos de la Mujer de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA).
A %d blogueros les gusta esto: