Es la pregunta que define la característica o segmento social del evento. Algo similar ocurrió con la disputa de la herencia de la familiar Etchevehere, en la provincia de Entre Ríos, que tuvo como protagonistas a Luis Miguel Etchevehere, ex ministro de agricultura del Macrismo.

En una trifulca familiar con denuncias por corrupción, falsificación de escrituras públicas, y de usurpación de las tierras en disputa. El conflicto comenzó a tener trascendencia política porque una de las propietarias ofreció 40 hectáreas al dirigente social Juan Grabois, como reparación histórica de los actos de corrupción de su familia y para canalizarlos en el proyecto “Artigas”.

Para que se transformara en una cuestión política era necesario montar la escena mediática y guionada por el grupo Clarín. La presencia de dirigentes políticos en el escenario del conflicto de Juntos por el Cambio, le dio el matiz y el color político.

Entre asados de corderos, jabalíes y lechones a la llama, entre los tantos dirigentes políticos que se hicieron presentes estuvo el ex compañero de fórmula de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto. Mientras tanto, se sumaban los mensajes de los demás dirigentes macristas vía redes sociales para que el espectáculo transmitido en directo, tuviera la puesta en escena de que se trataba de un tema político y no de drama familiar por disputa de una herencia que viene en discusión hace 11 años.

Fue su propia hermana y una de las propietarias de la estancia, Dolores Etchevehere, quien ingresó a su propiedad de forma pacífica acompañada por los integrantes del Proyecto Artigas, y no un grupo armado, como se dijo en un principio.

Además, se desmiente de que fue una usurpación, porque la sucesión no cuenta con un inventario completo, el cual está aprobado parcialmente y no en su totalidad porque las partes no han adjuntado los títulos de propiedad de todos los inmuebles, tampoco hay partición. Es decir que Dolores es tan propietaria de ese campo, como los Etchevehere varones.

El activista social, asesor del Vaticano, Juan Grabois, que como abogado es apoderado de la estanciera Dolores Etchevehere en el conflicto familiar por el predio de la estancia Casa Nueva en Entre Ríos y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) aclaró que él no “convalida las tomas de tierra”, sino que intenta “buscar soluciones” a este tipo de problemas.

Dolores Etchevehere, siempre aclaró que los bienes en disputa no son solamente cinco campos, sino que además hay cuentas off shore y activos financieros por todos lados. Además, la mujer contó cómo sus familiares «se habían apropiado de tierras y habían cometido una cantidad de ilícitos a partir de los cuales se constituyó el patrimonio”, lo que al parecer no importa mucho a los que piden justicia, evidentemente, la corrupción lo es dependiendo de qué origen social proviene.

Las intenciones fueron y quedaron expresadas con claridad, en esta disputa por una herencia familiar se buscó salpicar al gobierno nacional desde el principio hasta el final, llegando incluso al descaro hablar de una derrota judicial del presidente Alberto Fernández. Pero también en la movida de los sectores del campo, dejaron bien en claro, que el poder económico tiene no solamente influencias y empleados políticos, sino que también los tiene en el poder judicial.

En definitiva en la fiesta el dirigente social Juan Grabois, que además es un abogado, docente universitario, escritor, académico, y Asesor de Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz (desde 2016), y los dirigentes de Juntos por el Cambio, es decir que la fiesta fue macrista y no kirchnerista como se presentó la función mediatica.

¿Se cumplirán los sueños de federalismo?

La incorporación de la provincia de Misiones a un régimen diferenciado impositivo es un pedido histórico, en particular, por las asimetrías con los países limítrofes, afectando las condiciones de competitividad de mercaderías y productos que, en su mayoría, ingresan a la provincia a través del contrabando.

La celebrada aprobación en Diputados debe pasar por la Cámara de Senadores Nacionales, a ver si no sufre modificaciones.

Si se le otorga la media sanción restante, quedará en manos del gobierno nacional, vía decreto, los alcances de las zonas aduaneras definidas en polos de desarrollo, productivos y tecnológicos. Los misioneros tienen la experiencia de leyes sancionadas y que nunca de llevaron a la práctica, como la reglamentación del artículo 10 de la ley PyMEs.

Sumado a ello, desde el gobierno provincial y desde la conducción del Frente Renovador celebraron y destacaron que la totalidad de los pedidos de la provincia de Misiones fueron incluidos al tratamiento en el presupuesto nacional para el próximo año.

El proyecto incorpora la creación de un área aduanera especial, que bien puede ser una parte o toda la provincia, otorgando a las autoridades del Poder Ejecutivo Nacional las facultades para instrumentar por decreto. El texto aprobado le da al presidente Alberto Fernández esa facultad, quien se había comprometido con el tratamiento federalizado de la economía, atendiendo a las necesidades y características particulares de cada región.

Y no se debe descuidar las características geográficas estratégicas de la provincia, que está inserta como una cuña entre dos países como lo son el Paraguay y el poderoso Brasil, Misiones se deber convertir en el polo productivo del Mercosur, y no como hoy ocurre en la mayoría de los casos en una provincia de paso.

Se resaltó que todos los pedidos al gobierno nacional fueron incluidos en el presupuesto 2021, con lo que se da a interpretar que es un claro mensaje político a la dirigencia provincial.

“Esto muestra a las claras que la Renovación es escuchada a nivel nacional y puede plantear con seriedad temas que son de interés para los misioneros”. Es la frase que más repetidas veces se escuchó en las declaraciones públicas de funcionarios del gobierno provincial, como para destacar, y que quede en claro, que los planteos fueron de los dirigentes del partido gobernante en la provincia y no mérito de los dirigentes del Frente de Todos de Misiones, que estuvieron pujando por espacios de poder en las delegaciones nacionales en la provincia.

El planteo de la provincia y todos los sectores económicos, ha sido siempre que sea para todo el territorio, como se ha comprometido la Nación, para todas las actividades, y para la mayor parte de los tributos. Esto significa que los productos que entren a Misiones van a ser libres de impuestos nacionales.

Esto va a generar una importante merma en el precio de los productos que hoy se comercializan dentro del territorio, dado que la carga impositiva nacional es la más importante. Permitirá que el comercio misionero pueda competir mejor, tanto con Paraguay como con Brasil, con lo cual eliminamos la cuestión de las asimetrías. La medida, una vez puesta en práctica, también generará una importante ola de inversiones de empresas que quieran venir a Misiones a invertir para poder exportar y producir y que significarán la creación de fuentes de trabajo, una de las grandes preocupaciones de todos los gobiernos y, en particular, de esta provincia que ha tenido en los últimos años un gran crecimiento poblacional, reflejado en la cantidad de nacimientos.

El proyecto incorpora además un importante plan de obras por más de 10 mil millones de pesos que será ejecutado en casi todos los municipios de la provincia en el transcurso del año próximo, indicó el ministro. El plan de inversiones incluye obras viales, redes de agua potable, obras de infraestructura eléctrica (redes, tendidos, tres plantas fotovoltaicas) y planes de vivienda.

Hay voluntad política, esperemos que las mismas se cumplan y no queden expresadas en el presupuesto como buenas intenciones políticas.

También queda por trabajar que se implemente lo más rápido posible el tratamiento impositivo diferenciado y que alcance a toda o al menos a la mayoría de las localidades provinciales.

Jorge Mielniczuk