20 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

¿Que o quién las ampara a ellas?, por Lorena Martins

¿Que o quién las ampara a ellas?, por Lorena Martins

Raúl Martins, con solicitud ahora de localización x INTERPOL, había estado en busca y captura

anteriormente. La justicia «parece» no encontrarlo mientras tanto él da entrevistas por televisión desde Cancún,en el Edificio Maralago piso 10. 

Reiteramos que la hija de Stiuso (otro ex agente de la side cercano a Martins) trabaja casualmente en el juzgado que supuestamente investiga a Martins. 

Sumado a esto hay que recordar que la denuncia compromete altas esferas del poder político así como también corrupción en varias instituciones del Estado.

Mientras tanto la red de trata sigue operando con total impunidad en los prostíbulos y swingers de la CABA y de México. Los ingresos millonarios son enviados a las islas caimanes.

En la red hay chicas de apenas 14 años obligadas a prostituirse. Mi pregunta es ¿Que o quién las ampara a ellas? Hoy se conmemora el día Internacional de la Mujer y seguramente muchos políticos nos darán discursos sobre el rol de la mujer en la sociedad actual, sobre igualdad, y sobre muchos otros aspectos. Quizás deberían plantearse que solución REAL le dan a jóvenes argentinas en situación de esclavitud cuando vemos que los proxenetas operan con total libertad e impunidad. 

Es imposible no recordar en este momento la foto del actual presidente Mauricio Macri en uno de los locales de mi padre, abrazando a Gabriel Conde (actual empleado de mi padre), quien ya había sido condenado por CORRUPCIÓN DE MENORES en una causa judicial que involucraba varios prostíbulos de la CABA. 

Siempre supe que luchar por esta causa iba a ser difícil pero nunca creí que tanto. Soporté de todo. Difamaciones, denuncias falsas en mi contra, un intento de homicidio donde estaban implicados agentes de la SIDE – AFI (intervino la policía y a partir de ahí viví con 4 agentes de custodias 24 hs diarias hasta que deje el país) y por último, el exilio. Por cuestiones personales se me hizo especialmente difícil dejar el país ya que estaba embarazada de 4 meses y planeaba criar a mi hija en Argentina. Lamentablemente no tuve esa opción. No quería que mi hija creciera con miedo. 

Sería interesante contar la experiencia de como se pasa del anonimato a ser un personaje público, sobre todo cuando se es hija de un espía que luego de ser espía pasó a ser mafioso. Parece imposible volver a la vida normal porque hay gente que incluso tiene miedo a acercarse a alguien con mi historia de vida (cosa que comprendo perfectamente). 

Las situaciones no pudieron ser más adversas y las amenazas e intimidaciones constantes durante estos años. Podría contar muchos hechos de los que convirtieron en estos años mi vida en un infierno pero sería extensísimo. Por suerte tengo a mi hija Sofi que hizo que cada minuto de estos años valieran la pena y que esta lucha tenga aún más sentido.

Con esto no intento lamentarme públicamente de mis propias decisiones. No lo hago. Sino que intento explicar muy escuetamente lo difícil que puede ser denunciar al poder, denunciar la trata. Sobre todo cuando hablamos de una red manejada por un ex espía con relaciones al más alto nivel del mundo de la política y de la justicia (sobre todo en el fuero federal). Y a partir de ahí mi reflexión es ¿como podemos pretender que las chicas víctimas se atrevan a denunciar si cuando uno denuncia pasa todo esto? La verdad es que están francamente desamparadas en la gran mayoría de los casos. 

Sobre esta red en concreto se escribe en prensa desde hace 25 años (libros, periódicos, etc tanto en Argentina como en México) y ya hubo hubo varias causas judiciales en ambos países. A pesar de todo siguen totalmente impunes y sin miedo a nada. Hace años la periodista Lydia Cacho definía a mi padre en su libro «ESCLAVAS DEL PODER» como EL INTOCABLE.

Hoy se hace más evidente que nunca que no se equivocaba. Hay mucho para reflexionar y mucho por hacer por los derechos de las mujeres en Argentina y en el mundo.

Lorena Martins

A %d blogueros les gusta esto: