16 de junio de 2021

prevén baja del 3% del PBI en el segundo trimestre

La caída será en relación al nivel de actividad que hubo entre enero y marzo, ya que, paradójicamente, en la comparación interanual la suba será la mayor del año, a pesar de las restricciones.

La economía entró a las restricciones para contener la segunda ola de coronavirus con un amesetamiento, que se transformará en una caída para el período abril-junio en comparación al primer trimestre. Sin embargo, el efecto arrastre que dejó el 2020 vuelve casi imposible que la recesión se repita durante este año, y las proyecciones marcan que la actividad terminará en diciembre más de 7% arriba.

Todo es parte de la paradoja de los indicadores utilizados para medir el dinamismo del producto. Al tratarse de promedios, con que el PBI simplemente se mantenga en estos niveles, con el simple hecho de compararlos con el momento de la cuarentena más dura, arrojará una mejora en términos interanuales. Incluso para los meses de abril y mayo, con el comienzo de las primeras restricciones en el primer caso y los nueve días de confinamiento más estricto pautados hasta el 31, en el segundo.

De acuerdo al Indec, en el primer trimestre la economía trepó un 2,4% interanual y 2,3% en relación a los tres meses previos, incluso cuando tanto febrero como marzo marcaron un descenso mensual que sorprendió a los consultores. Un informe de Quinquela Fondos estimó que las medidas sanitarias para contener la segunda ola provocarán una baja del 3,1% desestacionalizado entre abril y junio, con un 4,5% abajo en el primer mes del trimestre. Aún así, este período marcaría la mayor alza interanual del año, con un 16%, superior al 2,4% del primero.

Esto es porque el nivel promedio del segundo trimestre se ubicará bien por arriba del registrado en igual lapso de 2020, cuando rigieron restricciones mucho más duras y por más tiempo, ya que si bien los sectores esenciales continúan siendo los mismos, en estos nueve días ya están incorporados desde el principio los «exceptuados» que no pueden utilizar el transporte público pero, por ejemplo, trabajan en los rubros que generan divisas. Además, desde un primer momento se planteó como un período corto, en el marco de la idea del Gobierno de realizar cuarentenas «intermitentes».

En ese sentido, el reporte de Quinquela pronostica que el crecimiento se retomará en el tercer trimestre con un 2,8% de variación frente al segundo y 7,2% interanual, para cerrar en el último con un 1,7% y 3,3%, respectivamente. Así, el 2021 finalizaría con un avance del 7,1%, de los cuales 6 puntos corresponden al «arrastre» que dejó diciembre en comparación al promedio de los 12 meses de 2020, «recuperación que se produjo desde abril con el piso de la pandemia hasta fin de año».

En tanto, en Ecolatina remarcan que en el segundo semestre podría haber un envión de la mano del consumo, que «podría recuperarse impulsado por la llegada de vacunas y el calor que traería la baja de los contagios».

Lo cierto es que la mayoría de los escenarios vislumbran períodos de confinamiento más acotados en el tiempo en comparación a los observados a lo largo del primer año de la pandemia. La consultora LCG estimó que con que las medidas sean un 50% menos duras que en 2020, si se extienden un mes el PBI crecerá 6,1% en lugar de 7%. Lógicamente, a medida que sean más largas y más estrictas el impacto será mayor, y viceversa. Por ejemplo, si duran nueve meses pero se aplican al 30% respecto del máximo, el producto subirá un 5%, calcularon en la firma fundada por Martín Lousteau.

 

BAE Negocios

A %d blogueros les gusta esto: