24 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Plan Maestr@: la falacia del diálogo

El Presidente Mauricio Macri junto a Esteban Bullrich, Ministro de Educación y Deportes, anunciaron la puesta en línea de la plataforma virtual del denominado Plan Maestr@, convocando a una consulta por ese medio hasta el 30 de mayo para su posterior envío al Congreso como proyecto de ley.

Resulta paradójico que se anuncien una consulta y que la herramienta virtual pondere el tema del “Diálogo en la educación” cuando justamente el Gobierno Nacional ha incumplido la Ley que establece la convocatoria a la Paritaria Federal Docente y, por lo tanto, se ha negado a dialogar en los ámbitos previstos para ello.

La negativa al diálogo en los espacios que la misma legislación prevé,  se extiende al Congreso Nacional donde el oficialismo de Cambiemos y otros bloques impidieron la realización de una sesión especial cuyo único tema en tratamiento era la inmediata convocatoria a la Paritaria Federal Docente.

De este modo, el Gobierno aparece formando una imagen de estilo dialoguista y llamando a una consulta por la educación de carácter genérico y voluntarista para instalar en la sociedad la idea que mientras el Gobierno dialoga, los docentes realizan paros.

Estas líneas tienen el objetivo de llegar a otros actores de la comunidad educativa como los alumnos, los padres de las familias y los ex alumnos. También pretendemos llegar a otros actores sociales y voces de la comunicación.

El objetivo es mostrar la conducta dual del Gobierno que dice una cosa y hace otra en variados planos. Nos focalizamos en la educación porque actuamos en ese ámbito y porque la primera enseñanza que debemos heredar a nuestros niños y jóvenes es la verdad y la coherencia.

Cuando desplegamos y navegamos la plataforma del denominado Plan Maestr@, nos encontramos con un gravísimo problema. En la ventana correspondiente a “Documentos” se alojan para ser descargados aquellos que corresponden a esta etapa de Gobierno sin ningún tipo de referencia a aquellas resoluciones del Consejo Federal de Educación – que el actual Ministro firmó como encargado de la educación porteña – y que instrumentaron los lineamientos de la Ley de Educación Nacional.

Es grave porque los procesos educativos requieren de participación, tiempo y evaluaciones. Ni una cosa ni la otra en el Plan Maestr@.

La sociedad argentina decidió en forma democrática los fines y objetivos de la educación para un proyecto de país. Esto ocurrió en 2006 cuando, luego de un largo proceso de foros, consultas a especialistas y jornadas institucionales con todos los docentes del país, se elevó al Congreso un proyecto de ley que fue a su vez intensamente debatido y aprobado por la casi totalidad de los bloques parlamentarios.

Es el último gran pacto de nuestro pueblo acerca de que educación queremos para que proyecto de país.

Es pertinente y necesario saber que la mayor parte de las “metas” (debiera decirse expresiones de deseo) incluidas en el Plan Maestr@ surgen de los objetivos y metas de la Ley de Educación Nacional y en la Ley de Financiamiento Educativo. No son innovaciones aunque se las presente con un halo de “revolución”.

Los maestros y profesores no han sido consultados ni convocados para debatir los alcances de este plan que, en uno de sus capítulos, trata en forma específica la cuestión docente. Entonces, queremos demostrar la falacia de una iniciativa montada sobre el eslogan del diálogo pero de tono autoritario y unilateral que ha dejado afuera de su origen la opinión de los docentes.

La tendencia descentralizadora anclada en las propuestas de mercantilización de la educación se encuentra en la fundamentación de este Plan. Por eso la página no contiene abordajes pedagógicos ni filosóficos. Solo avisos publicitarios de corto alcance y con pretensiones efectistas.

La educación es por naturaleza un hecho colectivo donde la inter-acción, cuyo corazón es el aula y se expande al sistema en su conjunto, es el latido que sostiene vivo un proceso que nació con la humanidad misma.

Sin embargo, la convocatoria del Plan Maestr@ se basa en que individuos aislados hagan propuestas en una página de Internet. No aparecen foros ni mucho menos invitaciones a talleres, jornadas, seminarios.

La primera certeza, estimado lector, es que Ud. se encuentra ante un engaño; la otra es que por este camino no transformaremos lo que necesitamos cambiar en materia educativa para que calidad integral y la  inclusión constituyan dos políticas armónicas para una sociedad justa.

La educación popular argentina es un valor que hemos conseguido, protegido y promovido como comunidad nacional. El primer gran reconocimiento debería ser para los docentes y las escuelas que, aun en condiciones adversas, responden día a día a los desafíos de educar para la libertad, para la justicia, para el amor y para la esperanza.

En pleno conflicto docente, cuyo origen en la falta de diálogo de un Gobierno autista que dice dialogar pero no lo hace, se generaron miles de iniciativas para defender la educación. Entre ellas nuevos espacios de convergencia entre organizaciones docentes, cooperadoras, padres de familia, comedores, centros de estudiantes, etc. Allí está el camino, no solo para la resistencia y la indignación sino también profundizar la construcción de la educación como derecho humano y social para todos y todas.

Sadop

A %d blogueros les gusta esto: