«Nadie se realiza en una comunidad que no se realiza»

«Nadie se realiza en una comunidad que no se realiza»

Así lo afirman desde Comunidad Activa, una Agrupación que lleva más de 20 fines de semana ininterrumpidos de trabajo solidario, de manos generosas que se brindan por el más necesitado.

Ese es el espíritu de esta agrupación política, presidida por Oscar Vera y Fernanda Fontana (Vpte.), junto con su rama femenina «Mujeres Activas», jornada tras jornada trabajan duro, con mucha responsabilidad social y compromiso en los distintos barrios de Oberá, especialmente aquellos más carenciados.

¿Y que brindamos? ¿De qué manera nos acercamos a nuestros hermanos? pues con herramientas simples, pero que no por serlo dejan de ser relevantes, especialmente, en este contexto de crisis y pandemia que estamos atravesando. Así, de esta manera, nos vieron en épocas de inundaciones, apoyando, conteniendo y asesorando a víctimas de violencia de género. Hacían falta barbijos y nos pusimos a coser, las escuelas estaban cerradas y ofrecimos apoyo escolar para niños. Vinieron los tiempos del IFE y tramitamos más de 300 casos mediante el ingreso online de datos ante el Anses. Tramitamos distintas necesidades de nuestro pueblo, medicamentos, documentación, tratamientos médicos, atención sanitaria, legal, etc”, comentaron desde la agrupación, realizando una breve reseña de sus actividades solidarias.

Intentamos estar siempre en la primer línea, justo allí donde la realidad es más cruda, donde la pandemia muestra su costado más duro. No es para quienes conformamos Comunidad Activa un tiempo de ocio o de filantropía, es convencimiento pleno de que ese es el lugar donde debemos estar”, afirmaron.

Trabajo solidario en pandemia

Para la agrupación, “Toda justicia si es meramente declarativa, pues no es justicia y esto aplica de sobremanera también para la justicia social”, aclarando que “con esfuerzo, trabajo cotidiano, compañerismo y la confianza de sabernos juntos, ponemos el cuerpo y el alma y si es necesario, también raspamos la olla para que se sirva un plato más”.

"Nadie se realiza en una comunidad que no se realiza"

Intentamos estar allí, donde las autoridades, el Estado no llegan o al menos no lo hacen de la manera indicada y asumimos, colectivamente, que nuestro pueblo nos necesita. Aquí todo es a pulmón, con el aporte personal de cada uno y también con la ayuda mediante donaciones de muchas personas de corazón solidario, que de manera silenciosa nos brindan su apoyo y colaboración para poder estar cada fin de semana ofreciendo un plato de comida, un vaso de leche, un corte de cabello a través de los Compañeros peluqueros que regalan su arte, para robar la sonrisa de un niño, con un corte igual a de su ídolo”.

Sobre su accionar en el marco de esta situación general tan particular, indicaron que “Jamás dejamos de asumir todos los recaudos necesarios para cuidar y cuidarnos entre todos. Así por ejemplo, reducimos el grupo de compañeros para cocinar, otros cuidan las distancias entre quienes vienen a retirar su porción o un par de calzados o un abrigo”.

Estos espacios comunitarios, son el sueño de un grupo de personas que son felices de poder nutrirse de saberes colectivos, de experiencias de vida, de valores como la solidaridad y el amor. “Sentimientos que exceden al coronavirus y nacen de la experiencia popular de organizarse para alcanzar el sueño colectivo”.

A %d blogueros les gusta esto: