19 de abril de 2021

Morir abrazados, la historia detrás de la foto que conmueve al mundo

La foto está recorriendo el mundo, pero no la vamos a reproducir. Elegimos, en cambio, una ilustración. La foto es conmovedora y, al mismo tiempo, trágica.

En ella están un salvadoreño llamado Óscar Martinez, y su pequeña hija Valeria de casi dos años de edad, muertos en el intento de cruzar el río Bravo hacia Estados Unidos.

El detalle de la foto, el gran detalle, es el abrazo de ella, por debajo de la remera de su papá. Ocurrió el pasado domingo por la tarde.

Al llegar a Matamoros (Tamaulipas, México), las ganas de alcanzar territorio estadounidense y una larga lista de espera para poder ser atendidos por la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos fue lo que motivó que se aventuraran a cruzar el río, según ha afirmado un hermano de Martínez a Efe.

«Muchos tienen la teoría de que si llegan nadando les van a dar asilo y, por desesperación, se lanzan al río en vez de esperarse en una estación migratoria», relata Abraham Pineda-Jácome, corresponsal de la agencia en el lugar.

«La madre nos contó que su marido se había metido con su hija a cruzar el río hasta Brownsville [en Texas] y cuando regresó a cruzar a la mujer, la niña se aventó [arrojó] al agua. No sé si pensó que estaba jugando, pero cuando se la llevó la corriente les dijo adiós», cuenta Julia Le Duc, una de las fotógrafas que presenció el operativo.

En la imagen se puede ver a la niña dentro de la camiseta de su padre y con un brazo sobre el cuello del hombre. «Parece que en su desesperación metió a la niña en la camiseta para no perderla en la corriente y lo que sucedió es que la corriente se los llevó», señala Le Duc.

Las miserias del capitalismo pocas veces se han visto más sintetizadas que con esta foto, que elegimos no publicar.

ilustración de Antonio Rodríguez
Revista Sudestada

A %d blogueros les gusta esto: