27 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Misiones gestiona fondos de la ONU para proteger y recuperar la selva

Misiones comenzó a buscar mecanismos financieros para la conservación de biodiversidad, la cobertura boscosa, restauración forestal y reducción de la deforestación de la selva, con el objetivo de alcanzar tasa cero en 2024. 

Para eso, recurrió a la Organización de las Naciones Unidas que tiene un programa de Ambiente, con un fondo disponible de 32 millones de dólares que puede ser destinado a proyectos de preservación y recreación del medioambiente.

El proyecto misionero tiene dos objetivos centrales: reducir al menos 50 por ciento las emisiones de CO2 por deforestación, degradación de bosques y cambio de los usos del suelo entre 2018 y 2024 y alcanzar una tasa de deforestación cero al culminar la primera etapa.

De concretarse, se posicionará a la Argentina y en particular a Misiones, con una visión de desarrollo sostenible de avanzada, bajo en carbono y que apoya una diversificación productiva rural que protege el medioambiente y genera ingresos y empleo. Además, el proyecto es clave para el cumplimiento de los compromisos del país ante la comunidad internacional en temas de cambio climático.

La ministra de Ecología, Verónica Derna, es quien está llevando adelante las negociaciones para que Misiones consiga el aval de la ONU. Ya tiene el respaldo del Consejo Federal de Medioambiente y en breve presentará el documento final con las proyecciones de trabajo.

“Se trata de los Bonos Verdes y ya contamos con el aval de la Nación para buscar el financiamiento de la ONU. El PNUMA debe aprobar el proyecto para restaurar áreas y replantar especies nativas. Sería la primera experiencia en la Argentina de este tipo. Con esto, compensamos los bajos recursos de la ley de Bosques”, precisa Derna en una entrevista concedida a Economis.  

Se trabaja sobre tres grandes líneas de acción: incentivos económicos a fin de promover la conservación de la cobertura boscosa, promover la producción agrícola, forestal y de turismo, que contribuyan a la protección y uso sostenible del bosque. También se fortalecerá las actividades de control de conservación del patrimonio forestal y cumplimiento de la ley en relación a los cambios de usos del suelo, en el marco de la ley de Bosques.

La emisión de “bonos verdes” fue una de las posibilidades que se abrieron a partir de la firma del protocolo de Kioto, ratificado en 2004 en Buenos Aires, donde se hizo la cumbre de Cambio Climático.

A partir de la ratificación del protocolo de Kioto los países industrializados se comprometen a disminuir sus emisiones de gases y aquellos países que no puedan cumplir con las metas propuestas deben comprar Bonos de Carbono en cantidad proporcional a la cantidad de gases que emita. A su vez estos Bonos podrán ser emitidos y comercializados por países y regiones que concreten proyectos tendientes a disminuir las causas que generan el “efecto invernadero”. “Es justamente en el desarrollo de ese tipo de proyectos donde reside la potencialidad de Misiones. Sin embargo, hasta ahora nunca hubo avances significativos.

No es el único proyecto que busca el respaldo de la ONU. Misiones presentará entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre la candidatura conjunta para el reconocimiento de la ONU al primer geoparque binacional, conformado por la unión del Parque Provincial del Moconá, entre San Pedro y El Soberbio y el parque estadual do Río Turvo, en Río Grande do Sul. Se trata de unas quince mil hectáreas –catorce mil del lado brasileño- que buscan preservarse no sólo en lo que hace a su biodiversidad, flora y fauna, sino también en el uso y estudio del suelo.

“Se busca potenciar un destino ecológico turístico bajo la valoración de un atractivo oculto, que es su gran cañón sumergido, una falla geológica que alcanza más de cien metros de profundidad en algunos sectores, lo que lo convierte en un patrimonio único y otro atractivo para ofrecer al turismo, motor del desarrollo local”, indica Derna.

En noviembre de 2015, 195 estados miembros de la Unesco ratificaron la creación de la nueva etiqueta “Geoparques” mundiales. Con esta etiqueta se busca aumentar la conciencia de la geodiversidad y promover mejores prácticas de protección, educación y turismo. Se aprobarse, sería el primer geoparque binacional y el primero de la Argentina. Hasta ahora en Sudamérica solo existen dos geoparques, en Araripe, Brasil y el de Grutas del Palacio, en Uruguay.

Derna asegura que un reconocimiento dela Unesco potenciaría a toda la zona, como ocurrió con las Cataratas del Iguazú cuando fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad. Hasta ahora, el Moconá es atractivo por sus saltos y su selva, pero tiene escasa promoción como destino turístico internacional.

En ese monte está localizado por estas horas uno de los conflictos que involucran al ministerio de Ecología. Pero Derna señala que la protección del ambiente no está en discusión. Se refiere claro, a la discusión por el camino dentro del Lote 8, solicitado por las comunidades guaraníes que viven dentro del Parque Provincial Moconá. Después del estudio de impacto ambiental, que fue presentado hace algunos meses en Aristóbulo del Valle, no se registraron nuevas oposiciones al camino, que, si se hace, el gobernador Hugo Passalacqua decidió que sea de uso exclusivo de las comunidades guaraníes y los guardaparques. “Estamos en pleno proceso de difusión del estudio de impacto ambiental. Quedó claro que el camino será utilizado únicamente por las comunidades guaraníes. No hay plazo para definiciones”, aclara Derna.

El Parque puede convertirse en un enorme pulmón de selva paranaense tras los acuerdos con Río Grande do Sul. En realidad, los guardaparques ya trabajaban en conjunto desde antes de los acuerdos firmados por Passalacqua y José Ivo Sartori, gobernador del estado fronterizo. “Ahora trabajamos en equipo”, señala Derna.

El 13 de marzo se conformó el Consejo Bilateral del Moconá con dos guardaparques como representantes de Misiones.

Derna advirtió que comparte la preocupación de las comunidades brasileñas cercanas a los saltos del Moconá por el impacto de la represa de Chapecó, aguas arriba, que genera un mayor caudal de agua que prácticamente cubre los saltos por algunas horas.  

En Brasil también están muy interesados en la operatividad del sistema de Alerta Temprana que puso en marcha Misiones bajo la órbita de Ecología. Actualmente se está terminando de adquirir la tecnología necesaria para la base que estará instalada en Posadas. “El sistema de Alerta Temprana debe servir de ida y vuelta con la sociedad para darle tranquilidad y mecanismos de prevención”.

La ministra también quiere que haya un mejor ensamble en el trabajo entre guardaparques, gaurdafaunas y empresas forestales para el manejo del fuego en marco del plan provincial de Emergencia y Desastres Climáticos.

Derna se siente comprometida con el cuidado ambiental más allá de su cargo. Nacida en el interior de Misiones, conoce del monte y sus necesidades. Pero más allá de eso, advierte que su trabajo debe ser impecable por convicción: “Si tengo que barrer, voy a barrer hasta que la calle brille”, se define.

Por eso le cuesta entender el conflicto con un sector de los guardaparques. “Por qué no nos unimos y trabajamos juntos”, dice como una más de los cuidadores del monte. Se refiere al reclamo por los traslados de algunos agentes que motivó la protesta de un sector en Posadas, incluso abandonando sus puestos de trabajo.

Sin embargo, de los 28 traslados ordenados, solo cuatro trabajadores mantienen la protesta y no se presentaron a trabajar. Los cambios fueron avalados por los jefes del cuerpo de guardaparques que advierten que “ninguno salva solo a un parque”. En total, el cuerpo tiene 121 guardaparques.

Hace pocos días, el ministerio de Trabajo convocó a las partes a sentar posturas. Derna asegura que no se debe hablar de “partes” porque son un todo que tiene un mismo objetivo. De todos modos, ratificó que los traslados se hicieron “para mejorar la gestión de las áreas”.

Como muestra de que Misiones hace punta en el cuidado de la naturaleza, Derna logró que el Cofema apruebe la declaración del “compromiso ambiental”, por lo que es probable que los estudiantes de todo el país imiten a los misioneros en la lealtad a sus recursos naturales.

Economis

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.