21 de junio de 2021

La Legislatura creó un sistema de acogimiento familiar alternativo

En una nueva sesión de la Legislatura Misionera, la Cámara de Representantes estableció por ley el cuidado integral, temporal y no institucional para  la niñez o adolescencia. Además, se expresaron sobre la redistribución de medicamentos donados, el deporte adaptado y la producción sostenible.

Los requisitos para que quienes aspiren al acogimiento familiar alternativo se inscriban en el registro único de familia son, tener domicilio en la provincia con una residencia anterior de dos años, tener más de 25 años de edad y una diferencia mínima de 15 años de edad respecto de la persona a recibir y presentar certificados penales, ya que no pueden inscribirse quienes tengan condena por delitos dolosos, medida cautelar vigente, privación o suspensión de la responsabilidad parental y remoción de la tutela por mal desempeño.

Los principios por los cuales se rige el acogimiento familiar alternativo son, entre otros, el interés superior de los sujetos que transitan la niñez y adolescencia; el resguardo de sus derechos a ser oídos y que su opinión sea tenida en cuenta de acuerdo a su edad y grado de madurez; y la preservación de los derechos a la convivencia familiar y comunitaria, a la identidad, integridad e intimidad.

Este procedimiento debe ser limitado en el tiempo, con el fin de acompañar el proceso de desinstitucionalización, sin crear parentesco entre la familia de acogimiento y las personas que son recibidas.

Para inscribirse en el Registro Único de Familias Aspirantes al Acogimiento Familiar Alternativo creado por la norma, además de los requisitos mencionados, se deberán presentar certificados de libre deuda alimentaria; de aptitud psicofísica; declaración jurada de ingresos; acreditar residencia en vivienda propia o en locación; realizar las actividades de capacitación que se establezcan y presentar acuerdo de aceptación de ingreso al sistema, suscripto por los miembros del grupo familiar.

La ley surgió de la unificación de iniciativas de autoría de la diputada Silvia Rojas y el legislador Hugo Passalacqua, y de los ex legisladores Alicia Duarte, Lidia Batista, Oscar Alarcón y Juan Pablo Ramírez.

En los fundamentos del proyecto, Rojas explicó que este programa «lo que busca es procurar al menor que está en una situación de riesgo o de desamparo, el desarrollo y la protección integral en el seno de una familia que no es la suya, en la que participará y se integrará plenamente, y que le ofrecerá un ambiente familiar afectivo y positivo para su desarrollo».

Para Passalacqua, es otra manera más de garantizar «la asistencia y fiel protección de los derechos humanos básicos, como son el derecho a la salud, a la nutrición, educación, vestimenta, y sobre todo al desarrollo integral de cada niño, niña y adolescente que se encuentre bajo protección del Estado provincial».

Redistribución de medicamentos donados

Een la sesión, los legisladores también crearon el Banco Provincial de Recupero y Redistribución de Medicamentos y Productos Médicos, para regular la redistribución de medicamentos y productos médicos recuperados mediante donación, con el fin de facilitar y garantizar su acceso a la población.

Este banco tendrá las funciones de recibir y recuperar medicamentos y productos médicos que cumplan con los requisitos contenidos en las regulaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica. Procederá a seleccionar, clasificar, organizar, controlar y, de ser necesario, reprocesar los medicamentos y productos médicos recibidos, de acuerdo con la reglamentación. Deberá definir e implementar protocolos, procedimientos y mecanismos tendientes a asegurar la calidad y seguridad de los medicamentos y productos médicos, así como su custodia y correcta conservación.

La distribución se realizará a los efectores de salud de la provincia y a los particulares que puedan ser beneficiarios según los requisitos exigidos por la autoridad de aplicación.

A través de este banco «la donación de medicamentos, aun no siendo una solución definitiva, juega un papel importante en la cooperación sanitaria, contribuyendo a reducir el desperdicio de recursos y las dificultades de su acceso», explicó el diputado Martín Cesino, autor del proyecto.

«Este modelo innovador y replicable, transforma los bienes donados, muchas veces sin utilidad para el donante, en tratamientos gratuitos con valor social y económico», resaltó.

Deporte adaptado

La Legislatura aprobó la norma mediante la cual se crea la Subsecretaría de Actividad Física y Deporte Adaptado, que funcionará en el Ministerio de Deportes. Dicha medida es el resultado de la unificación de sendos proyectos presentados por los ex legisladores Noelia Leyría y Oscar Alarcón.

La Subsecretaría de Actividad Física y Deporte Adaptado tendrá las funciones de regular, coordinar, promover y capacitar actividades físicas y deportivas adaptadas a la comunidad en general.

También asesorará a los organismos públicos y privados acerca de los aspectos relacionados con la aplicación de la norma y participará en la elaboración de proyectos inclusivos con las instituciones que regulan el ejercicio profesional de la educación física especial, el deporte y la actividad física adaptados.

Asimismo, se instituyó el 3 de diciembre de cada año como Día Provincial del Deporte Adaptado, en conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Producción sostenible

Se creó el Programa Provincial de Agricultura Urbana, destinado a contribuir a la soberanía alimentaria y al consumo de alimentos con métodos sostenibles a través de la participación ciudadana.

La agricultura urbana se refiere a la práctica agrícola localizada en zona urbana o periurbana, orientada al cultivo y procesamiento de productos alimenticios, conforme al principio de sostenibilidad.

A través del programa se busca promover formas alternativas de consumo y producción de alimentos que generen menor impacto negativo en el ambiente; fomentar la gestión sostenible de los recursos naturales a través del desarrollo de prácticas agroecológicas y la utilización de material reciclado para el armado de las huertas urbanas; y estimular en los municipios el desarrollo de huertas urbanas orientadas a la seguridad alimentaria y mitigación ambiental.

También apunta a generar espacios de capacitación y formación en agroecología urbana, agricultura sostenible e inteligente, educación ambiental, alimentación soberana y cambio climático; y estimular el emprendedurismo de agricultores urbanos, propiciando la consolidación de pequeñas y medianas empresas; entre otros objetivos.

«Porque vemos tanto interés y demanda por producir, y porque también observamos tantos espacios que podrían transformarse en huertas, queremos proponerles este nuevo desafío que nos fortalezca en ese camino hacia la soberanía alimentaria de nuestras comunidades», resaltó el legislador Martín Cesino, autor de la iniciativa.

A %d blogueros les gusta esto: