Millonarios de todo el mundo piden que les suban impuestos debido a la pandemia

Millonarios de todo el mundo piden que les suban impuestos debido a la pandemia

Un grupo de millonarios de distintos países, llamado ‘Millonarios por la humanidad’, solicitó este lunes a sus gobiernos que aumenten los impuestos a los más ricos para ayudar a financiar programas estatales debido a la pandemia del coronavirus.

«Hoy, nosotros, los millonarios y multimillonarios […] pedimos a nuestros gobiernos que aumenten los impuestos a personas como nosotros. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente», reza una carta abierta firmada por unas 80 personas ricas, entre cuales figuran la heredera de Disney, Abigail Disney, el guionista británico Richard Curtis, y el empresario danés Djaffar Shalchi.

En su carta, publicada antes de la próxima reunión del G20, que tendrá lugar este fin de semana, ‘Millonarios por la humanidad’ advierte que el brote podría llevar a millones de personas más a la pobreza y poner en peligro el funcionamiento de los sistemas de salud pública, por lo que «los mandatarios deben asumir la responsabilidad de recaudar fondos» y «gastarlos de forma justa».

«Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en el frente de esta batalla global», afirmaron los millonarios, subrayando que ese dinero «se necesita ahora desesperadamente y que seguirá necesitándose en los años siguientes, mientras el mundo se recupera de esta crisis».

A continuación el texto completo en su idioma original y traducido por RPD Noticias

‘Millionaires for Humanity’
To Our Fellow Global Citizens:

As Covid-19 strikes the world, millionaires like us have a critical role to play in healing our world. No, we are not the ones caring for the sick in intensive care wards. We are not driving the ambulances that will bring the ill to hospitals. We are not restocking grocery store shelves or delivering food door to door. But we do have money, lots of it. Money that is desperately needed now and will continue to be needed in the years ahead, as our world recovers from this crisis.

Today, we, the undersigned millionaires, ask our governments to raise taxes on people like us. Immediately. Substantially. Permanently.

The impact of this crisis will last for decades. It could push half a billion more people into poverty. Hundreds of millions of people will lose their jobs as businesses close, some permanently. Already, there are nearly a billion children out of school, many with no access to the resources they need to continue their learning. And of course the absence of hospital beds, protective masks, and ventilators is a painful, daily reminder of the inadequate investment made in public health systems across the world.

The problems caused by, and revealed by, Covid-19 can’t be solved with charity, no matter how generous. Government leaders must take the responsibility for raising the funds we need and spending them fairly. We can ensure we adequately fund our health systems, schools, and security through a permanent tax increase on the wealthiest people on the planet, people like us.

We owe a huge debt to the people working on the frontlines of this global battle. Most essential workers are grossly underpaid for the burden they carry. At the vanguard of this fight are our health care workers, 70 percent of whom are women. They confront the deadly virus each day at work, while bearing the majority of responsibility for unpaid work at home. The risks these brave people willingly embrace every day in order to care for the rest of us requires us to establish a new, real commitment to each other and to what really matters.

Our interconnectedness has never been more clear. We must rebalance our world before it is too late. There will not be another chance to get this right.

Unlike tens of millions of people around the world, we do not have to worry about losing our jobs, our homes, or our ability to support our families. We are not fighting on the frontlines of this emergency and we are much less likely to be its victims.

So please. Tax us. Tax us. Tax us. It is the right choice. It is the only choice.

Humanity is more important than our money.

The Signers

Frank Arthur (US)
Richard Boberg (US)
Dr. Mariana Bozesan (DE)
Bob Burnett (US)
Ronald Carter (US)
Xandra Coe (US)
James Colen (US)
Cynda Collins Arsenault (US)
Richard Curtis (UK)
Alan S. Davis (US)
Pierce Delahunt (US)
Abigail Disney (US)
Tim Disney (US)
John Driscoll (US)
Karen Edwards (US)
Stephen R. English (US)
Andrew M. Faulk, M.D. (US)
Rick Feldman (US)
Mary Ford (US)
Patricia G. Foschi (US)
Blaine Garst (US)
Molly Gochman (US)
Jerry Greenfield (US)
Karen Grove (US)
Ron Guillot (US)
Catherine Gund (US)
Christina Hansen (DE)
John Michael Hemmer (US)
Wei-Hwa Huang (US)
Diane Isenberg (US)
Ross Jackson (DK)
William H. Janeway (US)
Frank H. Jernigan (US)
Kristina Johansson (UK)
Richard (Ted) LaRoche (US)
David Lee (US)
Kristin Luck (US)
Amy Mandel (US)
Ané Maro (DK)
Patricia Martone (US)
Thomas McDougal (US)
Gemma McGough (UK)
Marie T. McKellar (US)
Judy L. Meath (US)
Terence Meehan (US
Frans Meijer (NL)
Diane Meyer Simon (US)
John O’Farrell (US)
Gary Passon (US)
Morris Pearl (US)
Judy Pigott (US)
Stephen Prince (US)
Sophie Robinson Saltonstall (US)
Bonnie Rothman (US)
Michael Rothman (US)
Guy Saperstein (US)
Cédric Schmidtke (DE)
Eric Schoenberg (US)
Robert Schram (NL)
Antonis Schwarz (DE)
Stephen Segal (US)
Djaffar Shalchi (DK) 
Charlie Simmons (US) 
Barbara Simons (US)
Gary Stevenson (UK)
Karen Stewart, PhD (US)
Julia Stone (US)
Sandor Straus (US)
Mark Thomas (US)
Arthur Strauss, MD (US)
Ralph Suikat (DE)
Alexandra Theriault, MD (US)
Sir. Stephen Tindall (NZ)
Sidney Topol (US)
Claire Trottier (CA)
Sylvie Trottier (CA)
Dale Walker (US)
Scott Wallace (US)
Diana Wege (US)
Terry Winograd (US)
Carol Winograd (US)
Bennet Yee (US)
Amy Ziering (US)

Millonarios para la humanidad

A nuestros compañeros ciudadanos globales:

Cuando el COVID-19 golpea al mundo, los millonarios como nosotros tenemos un papel fundamental que desempeñar en la curación de nuestro mundo. No, no somos nosotros los que cuidamos a los enfermos en las salas de cuidados intensivos. No estamos conduciendo las ambulancias que llevarán a los enfermos a los hospitales. No estamos reabasteciendo los estantes de las tiendas de comestibles ni entregando alimentos puerta a puerta. Pero tenemos dinero, mucho. Dinero que se necesita desesperadamente ahora y seguirá siendo necesario en los próximos años, a medida que nuestro mundo se recupere de esta crisis.

Hoy, nosotros, los millonarios abajo firmantes, pedimos a nuestros gobiernos que aumenten los impuestos a personas como nosotros. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente.

El impacto de esta crisis durará décadas. Podría empujar a 500 millones de personas más a la pobreza. Cientos de millones de personas perderán sus empleos a medida que cierren las empresas, algunas de forma permanente. Ya hay casi mil millones de niños sin escolarizar, muchos de ellos sin acceso a los recursos que necesitan para continuar su aprendizaje. Y, por supuesto, la ausencia de camas de hospital, máscaras protectoras y ventiladores es un doloroso recordatorio diario de la inversión inadecuada realizada en los sistemas de salud pública en todo el mundo.

Los problemas causados ​​y revelados por COVID-19 no pueden resolverse con caridad, sin importar cuán generosos sean. Los líderes gubernamentales deben asumir la responsabilidad de recaudar los fondos que necesitamos y gastarlos de manera justa. Podemos asegurarnos de financiar adecuadamente nuestros sistemas de salud, escuelas y seguridad a través de un aumento permanente de impuestos a las personas más ricas del planeta, personas como nosotros.

Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados por la carga que llevan. A la vanguardia de esta lucha están nuestros trabajadores de la salud, de los cuales el 70 por ciento son mujeres. Se enfrentan al virus mortal todos los días en el trabajo, mientras que tienen la mayor parte de la responsabilidad del trabajo no remunerado en el hogar. Los riesgos que estas personas valientes aceptan voluntariamente todos los días para cuidar al resto de nosotros requieren que establezcamos un compromiso nuevo y real entre nosotros y con lo que realmente importa.

Nuestra interconexión nunca ha sido más clara. Debemos reequilibrar nuestro mundo antes de que sea demasiado tarde. No habrá otra oportunidad de hacerlo bien.

A diferencia de decenas de millones de personas en todo el mundo, no tenemos que preocuparnos por perder nuestros trabajos, nuestros hogares o nuestra capacidad de mantener a nuestras familias. No estamos luchando en la primera línea de esta emergencia y es mucho menos probable que seamos sus víctimas.

Así que por favor. Cóbrennos Impuestos, cóbrennos impuestos, cóbrennos impuestos. Es la elección correcta. Es la única opción.

La humanidad es más importante que nuestro dinero.

https://www.millionairesforhumanity.com/

Agencia RT

A %d blogueros les gusta esto: