12 de julio de 2020

Matías Motta «Descubrir dinosaurios en la patagonia es un orgullo nacional»

Matías Motta "Descubrir dinosaurios en la patagonia es un orgullo nacional"

Encabezó una expedición en la provincia de Río Negro que descubrió fósiles de un nuevo tipo de dinosaurio.  En pocos años, el joven paleontólogo obereño ya ha dejado su huella como investigador.

Se trata del Overoraptor chimentoi, una nueva especie de dinosaurio raptor con características propias de las aves, hallado en rocas de unos 90 millones de años, en la provincia de Río Negro. La expedición, liderada por el paleontólogo Matías Motta, también da luz sobre un nuevo grupo de dinosaurios carnívoros en el hemisferio sur.

El nuevo dinosaurio fue identificado en la Patagonia Argentina, en rocas del Cretácico Superior (unos 90 millones de años de antigüedad), en el marco de una expedición liderada por el paleontólogo argentino y explorador de National Geographic Matías Motta, en febrero de 2018. El investigador también forma parte del Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados (LACEV) del Museo Argentino de Ciencias Naturales «Bernardino Rivadavia» (MACN – CONICET).

Matías Motta "Descubrir dinosaurios en la patagonia es un orgullo nacional"
Matías Motta durante la excavación de los fósiles de Overoraptor

«Descubrir dinosaurios en la patagonia es un orgullo nacional»

En charla con #AntesdeTodo por #FMSonicaOberá, el joven obereño reconoció que seguir realizando estos descubrimientos «está buenísimo porque en los últimos años hay muchos trabajos nuevos en esta temática, yo particularmente trabajo haciendo mi tesis doctoral sobre el origen temprano de las aves, pero la mayoría de los descubrimientos son en Asia o Norteamérica, donde son potencia los chinos y los estadounidenses, y cualquier aporte desde Argentina y Sudamérica, aportando datos valiosísimos porque estamos hablando de latitudes muy distintas», y agregó, «para mí es como un orgullo nacional porque estás aportando desde todo el esfuerzo que uno pone para conocer sobre esta temática pero desde una perspectiva sudamericana que a veces pasa a ser relegada por otras potencias».

Siendo el primer obereño en esta profesión, y ya habiendo hecho otros hallazgos de esta magnitud anteriormente, Matías simplemente dice: «es un granito de arena, pero lo hacemos con pasión, seguir descubriendo dinosaurios es emocionante para mí»

Un raptor con rasgos de ave

“Los primeros restos de este dinosaurio habían sido encontrados en 2013 en una breve expedición que realizaron el Dr. Fernando Novas y el Técnico Marcelo Isasi (MACN – CONICET) junto con otros colegas a esta localidad que está al noroeste de la provincia, al sur del embalse Ezequiel Ramos Mexía. Ellos pudieron rescatar unas garras y huesos de la mano de este dinosaurio”, relata el explorador.

Luego, los descubrimientos en la expedición liderada por Motta cinco años más tarde, que recibieron el apoyo de National Geographic Society, permitieron identificar otras partes del esqueleto incluyendo vértebras, elementos de las cinturas escapular y pélvica, huesos del ala y de las patas. Con estas nuevas piezas, los investigadores pudieron revelar rasgos anatómicos únicos en comparación con otros raptores.

Matías Motta "Descubrir dinosaurios en la patagonia es un orgullo nacional"

El Overoraptor chimentoi recibe su nombre del término “overo” (por la particularidad de sus huesos, que fueron conservados en un patrón de color blanco y negro) y “chimentoi” en honor al Dr. Nicolás Chimento, quién fuese el descubridor de los primeros fósiles de esta especie.

Por el estudio anatómico, Motta puede indicar que se trataba de un animal pequeño (de 1,5 metros de largo, aproximadamente) con brazos y patas largas. “Presenta miembros súper alargados y gráciles, son muy frágiles los huesos de este dinosaurio. Y muestra características, en su miembro posterior, muy similares a las de animales corredores”, aclara el explorador, quien agrega que se trataría de uno muy veloz. Además, como sus parientes los unenlágidos, sus patas aportaban una gran garra curvada y filosa en el segundo dedo.

Matías Motta "Descubrir dinosaurios en la patagonia es un orgullo nacional"

Sin embargo, estudiando la anatomía del brazo, el equipo de investigadores distinguió que sus huesos tenían características muy similares a las de las aves que no tienen otros dinosaurios raptores. “Este es un raptor, pero está muy emparentado con las aves”, afirma Motta.

Aunque el explorador estima que no haya sido un volador, reconoce que “es muy probable que sus brazos hayan sido capaces de realizar movimientos complejos y, como ocurre en las aves actuales, se hayan plegado automáticamente a los lados del cuerpo”.

Según la propuesta de los autores del trabajo, que se publicó en la revista científica The Science of Nature, esta capacidad de realizar el “plegado automático del ala” en un animal corredor indica que en primera instancia habría tenido otra función, como la de equilibrio durante la carrera, tal como lo hacen aves corredoras como el ñandú. Y se estima, que los brazos del Overoraptor chimentoi fueron capaces de moverse de manera acompasada para conseguir un mayor balance y precisión.

Alejandro Suarez

RPD Noticias

A %d blogueros les gusta esto: