27 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Maria Elizabeth Boschetti «No queremos ser tratados como empresarios»

«Pedimos solamente, como pedimos siempre, la oportunidad de seguir siendo productores. Los que venimos de la agricultura familiar no nos sentimos empresarios y por eso no queremos ser tratados como empresarios. Queremos ser tratados como productores, como lo que somos, y que nos sigan dando la oportunidad de seguir haciendo lo que elegimos y lo que queremos hacer», expresó María Elizabeth Boschetti, productora tambera, coordinadora de la Mesa de Lechería de la Federación Agraria Argentina y coordinadora de mujeres de Coprofam.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Federación Agraria es una entidad que se dedica al trabajo y a la gestión de los derechos de los pequeños y medianos productores, para que tengan todas las posibilidades de producir al mismo nivel que un productor un poco más grande o que tenga más posibilidades, explica en entrevista con Fidamercosur Claeh. Allí se defiende por ejemplo el uso y tenencia de la tierra, el arraigo de los jóvenes y en estos momentos la agricultura familiar en su conjunto, dijo. 

— ¿En este momento qué implica? ¿El momento político?

— Después del cambio de gobierno, este gobierno ha tomado medidas bastante fuertes que han afectado a la agricultura familiar. Se han sacado las retenciones de la soja y el maíz y se ha ido a un tipo de cambio un poco más estable, a un dólar un poco más estable, ya no hay en Argentina dos o tres precios del dólar, como hubo en una época. Eso ha afectado a la producción, los pequeños productores que hacen agricultura no tienen cereal guardado porque ya estaba en manos de las grandes cerealeras, y para los productores lecheros, los productores porcinos y de aves el alimento ha subido muchísimo, no pueden acceder a él y no pueden alimentar su producción.

— ¿Por desregulación del precio de los cereales?

— El maíz estaba regulado a través de retenciones, el gobierno tenía retenciones sobre la venta del maíz, de la soja y del trigo. Esas retenciones han sido totalmente sacadas en el trigo y en la soja solamente 5 puntos, pero eso ha hecho que el precio del cereal subiera muchísimo. Hacía falta, es un incentivo para que los productores vuelvan a implantar trigo; en Argentina en estos últimos años no hemos tenido prácticamente cosecha de trigo, muchas veces no hemos alcanzado a abastecer el mercado interno, pero ha afectado la economía de los pequeños productores.

— ¿Pero ha habido cambios a nivel institucional que los hayan afectado?

— Este gobierno tiene una política de mercado libre y que se regule de acuerdo a oferta y demanda, y las producciones están siendo muy afectadas por esta nueva política que se ha tomado. Lo que pedimos desde nuestra entidad al gobierno o a la política no es que intervenga, pero sí que regule toda la cadena de agregado de valor, ya que vemos en muchos casos que hay abuso de posición dominante en algunos de los eslabones. Y si se sigue con un mercado libre como el que tenemos, no va a ser fácil que los pequeños productores sobrevivamos, vamos a terminar desapareciendo.

— ¿Están pensando alguna acción concreta? ¿Cómo piensan expresar esta amenaza que ven?

— Se están haciendo los reclamos pertinentes, se está tratando de dialogar con el gobierno de estas medidas que se han tomado; no desconocemos que algunas eran necesarias, pero creemos que debían ser más graduales. Tenemos diálogo permanente, pero a su vez ya hay manifestaciones de los productores, como asambleas a los costados de las rutas, en como Formosa, por ejemplo, ha habido cortes de ruta de los yerbateros. La gente se empezó a manifestar. Cuando vemos avasallada nuestra producción y la posibilidad muy cercana de desaparecer, nos vamos a defender. Y la entidad nos está acompañando en este pedido y en estos reclamos, sale a la par con nosotros. En los cortes y las asambleas que se están haciendo siempre se está presente y se está acompañando al productor.

— ¿La protesta en sí contra qué es? ¿O es más bien un temor por algo que se intuye?

— En el sector ganadero y el porcino el problema es el aumento en los alimentos. Hoy producir un litro de leche sale 5,60 y estamos cobrando 3,50. Estamos trabajando con una pérdida que ya es prácticamente inmanejable, el productor ya no puede continuar con esa pérdida. Y todo se da por el aumento del maíz y de la soja, eso es lo que ha disparado el costo de producción. Aparte hemos tenido aumentos de energía eléctrica de 400 %, 500 %, aumentos prácticamente cada 15 días de combustible, 8 %, 10 %. Todo eso influye en el costo de producción de todos los alimentos, y la materia prima que producimos no está aumentando o no se nos está valorizando lo que corresponde.

— ¿Qué pasa con la Secretaría de Agricultura Familiar del Ministerio?

— Sí, la Secretaría de Agricultura Familiar está trabajando desde febrero, cuando asumieron las nuevas autoridades. En estos momentos están haciendo un reacomodamiento de personal, de técnicos, se empezó a trabajar, pero a un ritmo muy lento, muy tranquilo. Nosotros pedimos acelerar un poquito la puesta en marcha de la Ley de Agricultura Familiar, que creemos que es una herramienta necesaria para hacer frente a los problemas que te venía comentando, pero aún falta la reglamentación. Con esa ley los productores de la agricultura familiar vamos a estar un poco más amparados, más protegidos, porque en ella sí tenemos las herramientas para salir a pelearle al gobierno nuestras necesidades.

El trabajo está, muchas veces hay cosas en las que no coincidimos. Por ejemplo, el Renaf en estos momentos está parado, el sello de la agricultura familiar ha quedado como en un stand-by, y son necesarios para poder seguir haciéndonos visibles a los pequeños productores.

— ¿Con qué mensaje o pedido vienen ustedes como federación a la REAF?

— Hemos tenido reuniones esta última semana de economías regionales, de agricultura familiar, de mujeres productoras. El pedido más fuerte es la reglamentación de la ley, que se ponga en marcha urgentemente la Ley de Agricultura Familiar. También la asistencia urgente a las economías regionales para que no desaparezca ni un productor más. El acceso al agua, estamos pasando por un momento muy difícil en algunas zonas de la Argentina, hay productores en la zona de la megaminería que tienen mucha contaminación, se están viendo muy afectados, están siendo prácticamente envenenados por esa megaminería extractivista que se lleva todo.

Otro punto es el acceso a la tierra y parar los desalojos que se están dando en la provincia de Santiago del Estero, ese es uno de los reclamos que necesitan una respuesta urgente. Y como siempre, pedimos la posibilidad del arraigo de los jóvenes en nuestras tierras, que tengan posibilidad de continuar, que sean nuestros sucesores, que tengan la posibilidad de elegir seguir lo que sus padres hicieron durante tantos años, el esfuerzo que han hecho para mantener sus pequeñas producciones.

Red de Agricultores Familiares del Mercosur

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.