Durante la exposición, explicó que el universo potencial total de personas humanas alcanzadas por el Aporte Solidario y Extraordinario será alrededor de 12.000 personas. Estas estimaciones realizadas por la AFIP surgieron de las Declaraciones Juradas presentadas por los contribuyentes para el período fiscal del año pasado.

En un principio, había confirmado que serían más de 9.900 los que pagarán el tributo, pero el número de personas que deberán saldar el aporte sigue aumentando por la suba del dólar. Los expertos creen que, finalmente, podrían ser aún más.

Por otro lado, agregó que el 3,2% del total de los individuos alcanzados realizarán el 55% del aporte total. Este porcentaje comprende a 380 personas humanas que declaran bienes por más de $3.000 millones.

Además, recordó que el Aporte Solidario “ofrece recursos para enfrentar un escenario de emergencia sanitaria, económica y social”.

“Tenemos que entender a la creación de riqueza en un contexto más amplio donde se necesita que haya trabajadores con acceso a la salud, la educación y la protección social; empresarios con vocación de invertir pero que requieren acceso a puentes, caminos, energía eléctrica y puertos y un Estado que oriente ese proceso y garantice las condiciones para esa generación de riqueza”, sostuvo Marcó del Pont.

Por último, en cuanto a los productores rurales, afirmó que “no será necesario que vendan inmuebles rurales para pagar el aporte”.

“Quienes declaran ese tipo de inmuebles y están alcanzados por el aporte, los campos representan en promedio el 2,4% de su patrimonio. Los datos muestran que esos individuos tienen disponibilidades líquidas que son 25 veces superiores al impuesto que deben pagar”, concluyó.

El Economista