Macri favoreció a las provincias aliadas en el reparto de fondos nacionales

El 43% de los $22.906 millones girados hasta ahora por el Ministerio de Interior y Obras Públicas se distribuyó entre distritos del frente Cambiemos; Buenos Aires, la más beneficiada.

 

El gobierno de Mauricio Macri le transfirió en los primeros siete meses de gestión más recursos nacionales a las cinco provincias gobernadas por el frente Cambiemos y sus aliados que a las 19 restantes, que están conducidas por el Frente para la Victoria (FPV) o por las diversas corrientes del peronismo no kirchnerista o por los partidos provinciales.

En el ranking de las provincias beneficiadas, las de Cambiemos concentraron el 43% del total de recursos nacionales. Se trata de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Corrientes y Jujuy. Mientras que los distritos del FPV embolsaron el 31% y los de otros partidos el 26%, según un informe del Ministerio del Interior y Obras Públicas, que dirige Rogelio Frigerio al que accedió LA NACION.

Esos son los recursos que distribuye la cartera de Frigerio en concepto de obras públicas, viviendas, Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y adelantos financieros, los que las provincias deben reintegrar luego a la Nación.

La discusión por los recursos y por la coparticipación fue la principal pelea política entre Macri y los gobernadores, que son actores clave para la sanción de las leyes en el Congreso.

Luego de un conflicto de larga data, Frigerio acordó el 18 de mayo último con todas las provincias un esquema de reintegro del 15% de coparticipación que la Anses les retenía a las provincias. Ese reintegro será de 3% por año hasta 2020 con la posibilidad de que los gobernadores tomen créditos de la Anses a cuenta a una tasa de 15% anual.

De todos modos, el conflicto siempre vuelve. Sin ir más lejos, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, faltó a la celebración del Bicentenario de la Independencia, el 9 de julio último, disconforme con lo que la Nación le comprometió en obras y transferencias.

No es un dato menor que entre las provincias macristas sobresale la gobernación de Buenos Aires, encabezada por María Eugenia Vidal , la que concentra casi el 40% de la población y cuenta con las mayores urgencias por haber sido perjudicada en el reparto de la coparticipación federal en relación a lo que aporta a la Nación en impuestos y por tener los mayores bolsones de pobreza estructural: recibió hasta este mes el 29,9% de las transferencias de Interior: 5010 millones de pesos sobre un total de 22.906 millones girados a los 24 distritos federales.

En los primeros siete meses del gobierno de Macri, las cinco provincias de Cambiemos recibieron del ministerio que dirige Frigerio 9833 millones de pesos, es decir el 43% del total de la masa de recursos.

En cambio, a las 10 provincias del FPV, la cartera de Interior les giró 7209 millones, un 31%. Por su parte, a las 9 provincias gobernadas por otras variantes del peronismo no kirchnerista el Gobierno le transfirió el 26% restante de los recursos, unos 5864 millones.

Daniel Salmoral

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: