7 de December de 2021

Las pruebas que Faurie estaba al tanto del envío de armas a Bolivia

El ministro de relaciones exteriores de Mauricio Macri participó de reuniones y pidió refuerzos de Gendarmería para Bolivia antes del golpe de Estado.

Un nuevo capítulo en la trama del contrabando de armamentos a Bolivia por parte del gobierno de Mauricio Macri se develó está noche cuando se confirmó que se realizaron reuniones en Casa Rosada para la planificación y el canciller –aun no imputado- de ese momento Jorge Faurie, fue parte de ello.

El programa MinutoUno lanzó esta noche una información exclusiva sobre diversas reuniones que tuvieron lugar en Casa Rosada el 12 de noviembre de 2019, el mismo día en que partió el avión Hércules C-130 desde El Palomar a Bolivia con 70 mil municiones antitumulto.

Ese día se produjeron distintas reuniones en Casa de Gobierno. Una primera entre el expresidente Mauricio Macri, el excanciller Jorge Faurie y el exsecretario de Relaciones Internacionales, Fluvio Pompeo. El ministro de Justicia, Martín Soria, en el programa presentó una carta del canciller donde pedía refuerzos de Gendarmería para Bolivia.

“Agradecería que la cartera a su cargo pudiera considerar el envió de una unidad de Gendarmería –de tamaño acorde a las necesidades operativas del caso- para poder asegurar la integridad física del señor Jefe de Misión y de los funcionarios así como la custodia de los inmuebles diplomáticos y consulares en uso”, decía a misiva que es parte de a causa.

En un segundo encuentro, más amplio lo protagonizaron el exjefe de Gabinete, Marcos Peña; la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich; su segundo, Gerardo Milman y su secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco y los principales jefes de las Fuerzas de Seguridad como Néstor Roncaglia, por la Policía Federal; Héctor Scarcela, titular de Prefectura; Gerardo Otero, jefe de Gendarmería nacional; Alejandro Itzcovich Griot, director nacional de la PSA y Ramón Domínguez, secretario privado del jefe de la Gendarmería, confirmó esta noche C5N.

“Usaban a Casa Rosada para hacer un contrabando de armamentos a Bolivia”, lanzó el ministro Soria y adelantó que ampliarán la denuncia.

ambito.com