28 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Las herencias pesan pero pasan, por Marcelo Telez

Gobernar con plata es fácil, dicen. Ya se consumió el diez por ciento de la gestión gubernamental otorgada por mandato popular en todos los niveles ejecutivos de gobierno y como nunca antes están sobre la mesa las cartas de todos los jugadores.

Bastante está escrito sobre los desaguisados del gobierno de Macri, que hay internas en Cambiemos, que se les dificulta a los radicristas (esos que son mitad radicales y mitad macristas) explicar la suma de medidas antipopulares que a diario exhibe el gobierno del ingeniero, que no habrá más despidos, que siguen los despidos, y continùan los temas.

Pero en algo sí existe una unidad de concepción que deriva en la unidad de acción y de discurso: “la culpa la tiene Cristina y la pesada herencia”

Ese acto jurídico mediante el cual una persona que fallece transmite sus bienes, derechos y obligaciones a otra u otras personas, es lo que en coro y a voz en cuello usan como único argumento y repiten hasta el cansancio los funcionarios y legisladores de Cambiemos, tanto nacionales como provinciales y municipales. Pero siempre aplicándola a los aspectos (para ellos) negativos del anterior gobierno.

Vale aquí recordar algunas palabras del discurso de Apertura de las Sesiones Legislativas del año 2016 que hizo el gobernador Hugo Passalacqua el pasado 1ro de mayo: “No soy de los posmodernistas que apuestan a las deconstrucciones y posteriores construcciones, no todo lo que pasó está mal ni todo lo que hacemos es perfecto. Como tampoco creo que desde la oposición, lugar que ocupé, debe verse al oficialismo como una especie de bacanal que la erra todas ni desde el oficialismo ver a la oposición como una entidad que obstruye por obstruir.”, por lo que también el primer mandatario misionero hace referencias a lo que, por la voluntad del Pueblo, se fue..

Y en términos de herencias hay también un debe y un haber, aunque de lo último no se habla; todas las inauguraciones de obra pública que vienen realizando los gobiernos fueron pensadas, iniciadas y ejecutadas en la gestión anterior, por eso es muy lindo cortar la cinta pero no tan bueno es saludar con sombrero ajeno.

Esto vale para las administraciones donde hubo algún tipo de cambio de timón, en particular en nuestra provincia, donde si bien todos los municipios pertenecen al mismo signo político provincial después del 10 de diciembre pasado se modificaron algunos intérpretes locales.

Uno de esos casos es el de la “Capital del Monte”, la segunda ciudad de la provincia, la que brilla. El Dr. Carlos Fernández, un reconocido pediatra y de vasta trayectoria en la política local, fue electo con una clara y amplia mayoría dentro de los candidatos que presentó la Renovación en Oberá (le sacó casi cuatro mil quinientos votos de diferencia al segundo candidato renovador) y con casi seis mil votos de diferencia sobre el mejor candidato del PRO, el ingeniero Roberto Rocholl.

Casi como calcando el discurso del oficialismo nacional, no hay funcionario municipal que no destaque que todos los problemas que aquejan a la ciudad está relacionado con la gestión del anterior intendente el arquitecto Ewaldo Rindfleisch; y a su vez las voces que acompañaron al ahora Director de Arquitectura de Misiones en sus tres mandatos al frente del ejecutivo obereño dicen por su parte que en esos doce años fue mucho lo que se hizo.

Y entre dimes y diretes los meses van pasando

Y ya que hablamos de ingenieros, es importante mencionar a una ingeniera que participó y mucho en la construcción de la carrera hacia la intendencia de Oberá de Fernández, la ex-intendenta (por tres períodos) de Resistencia Aida Beatriz Máxima Ayala.

Tanto Aida Ayala, quien luego de perder la elección a gobernador del Chaco por más de 13 puntos el año pasado fue premiada como actual titular de la estratégica Secretaría de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior a cargo de Rogelio Frigerio, como también Enrique Vaz Torrez (correntino y Ministro de Hacienda de Corrientes) son un canal permanente de comunicación del Dr. Fernández con el macrismo.

Hablar no implica nada malo en sí mismo, pero no se puede ignorar que es imprescindible para el PRO y sus aliados de la UCR conseguir una cabecera de playa en Misiones. ¿Cuál sería el impacto político que se daría si la segunda ciudad más poblada de nuestra provincia se tiñe de color amarillo a pocos meses de las legislativas del año próximo?

En la página del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda (http://www.mininterior.gov.ar/municipios/municipios.php) se informa que “La Secretaría de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación trabaja en forma directa con los municipios argentinos, a fin de modernizar sus sistemas administrativos y fortalecer la gestión local. En este sentido, su objetivo central es potenciar el alcance territorial de las políticas impulsadas por el Estado nacional…”, por eso citamos al filósofo porteño Ivo Kutzarida “dos más dos son cuatro, la tierra es redonda y corta la bocha”…

Mientras que desde Mauricio Macri para abajo le hacen caso a Durán Barba y no dejan pasar ninguna oportunidad para hablar de la herencia y del “látigo y la chequera” con la que el kirchnerismo “sometía” a los intendentes y gobernadores bajo su dominio, también miran para otro lado cuando se les advierte que en todo caso ese látigo ahora se llama desempleo y ausencia de obra pública.

Es por esto que ya no alcanza, a casi cinco meses de gobierno en una ciudad que sólo cambió de intendente pero no de signo político, que se insista a diario con el tema de la herencia. Los eventos que se desarrollan en todas las ciudades son importantes, pero también hay que empezar a gobernar.

Igual esperemos tranquilos, ya que sólo faltan 2 meses para entrar en el paraíso, o por lo menos eso es lo que desde Buenos Aires prometen.

Marcelo Telez

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.