La «pesada herencia» macrista y el fantasma del default

La «pesada herencia» macrista y el fantasma del default

Uno de los grandes desafíos con el que se encontrará el gobierno que continúe al macrismo (si es que Macri, no es reelegido), será centrarse y focalizar en una agenda de diálogo y, porqué no decirlo, de negociación permanente con el Fondo Monetario Internacional, quién condicionará la gestión de una manera formidable.

Porque las cifras no mienten: Cuando la Alianza Cambiemos, inició su gestión, tenía por delante, vencimientos de capital e intereses en moneda extranjera por un total de 52.500 millones de dólares, pero, que, dato fundamental y a tener en cuenta, se iban repartiendo a lo largo de los cuatro años del mandato.

Hoy, la «pesada herencia», al o la próximo presidente/a y su gestión, es tres veces más: las obligaciones totales suman 149.000 millones de dólares.

Dado el acuerdo que firmó Macri, y su equipo económico, el cronograma de pagos no es regular, por ende, el o la nuevo/a presidente, deberán cancelar a lo largo de un solo año, puntualmente el año 2022, un monto similar al recibido por Macri pero para todo su mandato.

Hoy, como principal acreedor de la Argentina, al Fondo Monetario Internacional, le corresponden 1 de cada 3 dólares de los pagos de deuda que deberá asumir el gobierno, que suceda a Mauricio Macri en la presidencia (insistimos, que si el presidente actual no es reelegido, claro está).

Los datos del informe del Observatorio de la Deuda del Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala, arrojan que en 2018, la gestión de la Alianza Cambiemos, tomó deuda por 109.120 millones de dólares, y que en apenas tres años, impulsaron la colocación de deuda en moneda extranjera por 71 mil millones de dólares.

La cifra supera los 63 mil millones de dólares emitidos durante toda la Convertibilidad (1991-2001) y casi duplica los 38.000 mil millones de dólares colocados durante los últimos diez años del kirchnerismo (2005-2015).

Otra Voz

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: