22 de abril de 2021

La OIT pide una «garantía laboral universal» ante el avance de la robotización

El organismo dió a conocer un documento en el que advierte la necesidad de garantizar el derecho al aprendizaje toda la vida, y reclama situar a las personas en el centro de las políticas económicas y sociales.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó hoy un informe sobre el trabajo en el futuro en el que reclamó inversiones y medidas para garantizar un empleo digno para todos, , ante un mercado laboral amenazado por la robotización y la inteligencia artificial.

El director general de la OIT, Guy Ryder, y el presidente sudafricano, Cyrill Ramaphosa, que ha formado parte de la comisión que elaboró el informe llamado «Trabajar por un futuro más prometedor»,, presentaron en Ginebra el documento que en palabras del responsable del organismo internacional “debe ser un catalizador no sólo para la reflexión sino para la acción”.

De acuerdo con el organismo, hasta dos tercios de los puestos de trabajo en el mundo actual podrían quedar parcial o totalmente automatizados en pocas décadas, ante lo cual llama a “aprovechar las posibilidades que brindan estas transformaciones profundas para crear un futuro más prometedor”.

En un momento en el que muchos empleos quedan rápidamente desfasados y surgen a toda velocidad nuevas especializaciones en sectores como las telecomunicaciones o internet, la OIT reclamó “el derecho a un aprendizaje a lo largo de toda la vida”, una formación permanente que cuente con financiación adecuada.

Ante estos y otros desafíos, la OIT propone «un programa centrado en las personas para el futuro del trabajo que fortalezca el contrato social, situando a las personas y el trabajo que realizan en el centro de las políticas económicas y sociales y de la práctica empresarial».

Ese programa estaría basado en varios ejes, señala el documento. Entre estos señala el establecimiento de una Garantía Laboral Universal que implique contar con derechos fundamentales del trabajo, un «salario vital adecuado», límites máximos respecto a las horas de trabajo y protección en relación con la seguridad y la salud.

Otro eje para la OIT será una mayor conciliación y autogestión del tiempo, ya que considera que los trabajadores «necesitan una mayor autonomía sobre su tiempo de trabajo, sin dejar de satisfacer las necesidades de la empresa».

Para ello recomienda aprovechar la tecnología para ampliar las oportunidades y conciliar la vida profesional con la vida personal, para «encarar las presiones derivadas de la difuminación de la línea divisoria entre el tiempo de trabajo y el tiempo privado».

Además, la OIT también se pronuncia a favor de la igualdad laboral entre hombres y mujeres y subraya que si bien «se han abierto muchas puertas», las mujeres todavía realizan tres cuartas partes del trabajo de cuidados no remunerado en todo el mundo y recomienda a los países adoptar medidas que promuevan que hombres y mujeres compartan cuidados domésticos.

«Mientras se fomenta que las mujeres entren en los ámbitos dominados por los hombres, rara vez se alienta a los hombres a hacer trabajos considerados tradicionalmente femeninos», señala el informe.

No obstante, tampoco se olvida de los datos que revelan que los nuevos modelos de negocio en la economía digital están perpetuando las brechas de género y piden medidas orientadas a los trabajos del mañana.

Héctor Medina

BAE Negocios

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: