“La Nación pretende bajar salarios a niveles indignos para forzar el cierre de su planta”

“La Nación pretende bajar salarios a niveles indignos para forzar el cierre de su planta”

La Federación Gráfica Bonaerense difundió un comunicado sobre la situación que atraviesan los trabajadores del taller de impresión del diario La Nación.

El diario La Nación no sólo reclama insistentemente la flexibilización laboral en sus páginas acompañadas del menú histórico de medidas antipopulares. De hecho la flexibilización y el ajuste lo está llevando adelante en la propia empresa con los trabajadores del taller de impresión al que busca cerrar o reducir salarios drásticamente.

Hace poco más de un mes se inició el conflicto a partir de la decisión del diario de cerrar el taller aduciendo la crítica situación económica que atraviesa nuestro país. Paradojas al margen, La Nación ha sido un sostén ideológico de esas mismas políticas, pero no nos vamos a detener allí.

A partir del anuncio del cierre del  taller que empleaba 100 trabajadores se abrió el retiro voluntario o jubilaciones anticipadas que fueron tomados por 36 trabajadores. En la negociación también aceptaron los trabajadores reducir la carga horaria representando hasta un 20% del salario, pero la empresa va por más. Quiere avanzar hasta un 40% en la baja de los salarios, intención que fue rechazada con apoyo en la lucha del gremio, la Federación Gráfica Bonaerense.

El sindicato difundió un comunicado de prensa donde rechaza el accionar de La Nación S.A. “que pretende reducir los salarios de sus trabajadores gráficos a valores indignos para forzar el cierre de su planta gráfica e imprimir el diario en terceros“. Ese tercero sería el taller de Clarín con el cual entraría en una fase superior que la coincidencia en la agenda mediática y en la simultaneidad para armar operaciones de prensa, buscan imprimir dentro del mismo taller.

En el comunicado agregan que la empresa “ni por asomo se encuentra en dificultades económicas, sino por el simple hecho de maximizar aún más sus ganancias” toma esta medida. Vale destacar que sólo entre 2017 y la primer mitad de 2018 La Nación recibió sólo en concepto de pauta oficial del Poder Ejecutivo Nacional  108 millones de pesos. De parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también hubo una colaboración con otros 38 millones, también en 2017. Esto sin contar a la Provincia de Buenos Aires que no difundió cifras y el acceso a otros negocios como la asignación de una frecuencia para el canal de televisión La Nación +. El apoyo al desastre económico macrista no sólo se basa en la coincidencia ideológica, la generosidad de la pauta aceita los mecanismos de apoyo.

“La Nación pretende bajar salarios a niveles indignos para forzar el cierre de su planta”

El comunicado continúa “esta situación no es aislada, otras empresas están aprovechando un Estado ausente en materia laboral, que deja hacer a grandes grupos económicos aunque esto signifique la pérdida de puestos de trabajo genuinos, de calidad y de alta calificación en aras de la precarización y la pérdida de derechos“.

Consultado sobre la situación, Dario Sosta, delegado del gremio gráfico en La Nación comentó, “Venimos negociando hace un mes porque el diario pretende imprimir el diario por otras empresas. En este período de 100 trabajadores en el taller se fueron 36 compañeros con retiros voluntarios y prejubilaciones. Los trabajadores aceptamos esa carga laboral las absorbimos los que quedamos y una reducción de horas que significa el 20% del sueldo y la empresa sigue insistiendo en que tenemos que bajar el 40% de nuestro sueldo”.

“La empresa no está perdiendo, le dijimos que traigan los libros y no lo quieren hacer. Es una flexibilización laboral encubierta. Lo que no pudieron sacar por el Congreso, lo trata de hacer por empresas” advirtió.

Tras una reunión este domingo los trabajadores decidieron movilizar este mediodía a las puertas de la redacción del diario sobre la Avenida Libertador en Olivos donde estará presente el secretario general del gremio Héctor Amichetti. El principio de un plan de acción si la empresa insiste en su intención de cerrar el taller y flexibilizar las condiciones de trabajo.

Leonardo Martín

Sindical Federal

 

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: