21 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

La ministra de Justicia Marcela Losardo visitará el Senado por la Reforma Judicial

La ministra de Justicia Marcela Losardo visitará el Senado por la Reforma Judicial

Mañana empieza la puja legislativa de la reforma judicial. La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, encabezará el primer plenario de las comisiones en el Senado, donde el oficialismo cuenta con mayoría. El objetivo del Poder Ejecutivo es sancionar en septiembre en Diputados.

El debate comenzará, por vía telemática, en un plenario de las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales, presididas por Oscar Parrilli y María de los Ángeles Sacnun, ambos cercanos a Cristina Kirchner. Sacnun llamó este sábado a Luis Naidenoff, jefe del interbloque Cambiemos, y le pidió una lista de expositores para las semanas siguientes.

En la Cámara alta el gobierno no pasará contratiempos y el desafío lo tiene en Diputados, donde necesita la ayuda de los partidos provinciales cercanos a los gobernadores de Córdoba, Río Negro y Misiones, que este viernes permitieron aprobar la moratoria fiscal con lo justo. Tal vez por eso, la hoja de ruta de la Rosada es que la ley se sancione en septiembre con un debate fugaz.

En la presentación de la reforma, Alberto Fernández buscó y tuvo mensajes de las provincias con votos propios en el Congreso: según comunicó la Casa Rosada, participaron del acto en forma remota los diputados Carlos Gutiérrez (Córdoba), Alma Sapag (Neuquén), Luis Di Giácomo (Río Negro) y los socialistas santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez.

También los senadores Alberto Weretilneck (Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Misiones), habituales aliados del oficialismo, que sin ellos tiene 40 votos propios, tres más que la mayoría simple. El texto llegó el jueves, un día después de ser presentado en la Casa Rosada, y contempla la creación de un juzgado federal penal con asiento en la ciudad, mediante la unificación del fuero criminal y correccional con el penal económico.

Estos tribunales actuarán con una de las dos secretarías que actualmente tienen y la restante trabajará con los 23 nuevos. De esta manera, los juzgados en lo penal federal de la ciudad «pasarán a identificarse con los números 24 a 46», dice el proyecto.

Uno de los aspectos que podría traer polémica es el sistema de subrogancias para cubrir los juzgados antes que sean nombrados sus titulares. Estará a cargo de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, el Consejo de la Magistratura y el Senado, donde el oficialismo puede usar su mayoría para elegir juristas cercanos, que, al no tener un nombramiento definitivo, se moverán con autonomía limitada.

Crónica

A %d blogueros les gusta esto: