La decisión del gobierno argentino me causó un enorme dolor, por Carola Chávez

La decisión del gobierno argentino me causó un enorme dolor, por Carola Chávez

Yo espero, quisiera, que el gobierno de Argentina reflexionara y que entendiera que para poder superar sus propias dificultades no tiene que lanzar a un hermano al abismo, porque lo que hace es empeorar su situación, la situación de Argentina.

Con respecto al voto del gobierno argentino en contra de Venezuela, explico por qué es en contra de Venezuela.

Vamos a ver, la comisionada Michelle Bachelet emitió un informe hace unos años en el que nosotros, el gobierno nuestro, nosotros los chavistas expresamos nuestra inconformidad porque excluía todas las voces.

Por ejemplo, excluía las voces del Comité de Víctimas en las Guarimbas que son las personas que han sido víctimas o los supervivientes, viudas, hijos de las personas que fueron asesinadas en actos violentos en las manifestaciones por la oposición en todos los últimos años de chavismo.

También otras voces y muchos de los datos con los que se alimentó ese informe eran datos proporcionados por ONGs que son sostenidas por la USA y por el gobierno americano, por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de USA.

Pero lo que votó el gobierno argentino no fue con el informe de Bachelet, porque, desde que Bachelet hizo ese informe el gobierno de Nicolás Maduro, antes del informe incluso, la invitó, invitó a que mandara a su gente para Venezuela, les abrió las puertas, cárceles, hospitales, todo lo del acceso para que ellos pudieran verificar aquí la información y eso se hizo y se ha venido trabajando, junto con la comisionada Bachelet y haciendo avances.

Por esos avances que se han venido haciendo con Michele Bachelet, se creó otra comisión en la ONU, una comisión ad hoc para minar esta relación que sigue avanzando entre el gobierno de Venezuela y la comisionada Bachelet.

Esta nueva comisión que es como una comisión paralela que lanza un informe que ya es un chiste.

Esta comisión la avala el Grupo de Lima, y uno de sus integrantes es uno que fue abogado defensor de Pinochet y de los ministros de Pinochet.

Es todo un desastre.

Bueno, ellos hicieron un informe basándose en información sacada de redes sociales y de Internet, mayoritariamente, imagínense lo serio y científico que fue ese informe.

En el informe, por supuesto, éramos un estado genocida, perverso, yo creo que éramos la dictadura más horrenda que ha conocido la humanidad.

A ese informe, a favor de ese informe fue que votó el gobierno de Argentina.

Y ese informe, está diseñado, por esa comisión para minar los avances que hemos hecho con la comisionada Bachelet.

Porque…¿para qué se usan los derechos humanos?

¿Para qué hemos visto el uso de los derechos humanos?

Vamos a ponerlos, nada más en las últimas dos décadas.

La invasión a Libia se hizo, y se fundamentó en la violación de los derechos humanos, en un falso ataque en la Plaza Verde de Trípoli.

Un falso ataque con misiles que luego se supo que nunca existió.

En ese momento nosotros denunciábamos que no existía, pero, finalmente, fue tan obvia la mentira que se supo que no existió.

Decían que Gadafi era un violador de los derechos humanos, que Gadafi le daba viagra a sus tropas para que salieran a violar mujeres, todo eso está ahí, en esa información.

Uno lo pone en Google y está allí.

Bajo esas acusaciones falsas se consolidó la invasión a Libia y la destrucción del país.

Lo mismo en Afganistán que si el burka, que si las mujeres, que si los talibanes.
Irak lo mismo y después las armas de destrucción masiva, Siria lo mismo y Venezuela ahora lo mismo.

Estamos viendo la misma película, pero esta va a tener un final distinto, porque no van a poder.

Pero es la misma película.

Lo doloroso de esto es que se está construyendo todo un escenario ante la opinión pública mundial para que el día en que a los Estados Unidos le dé la gana de bombardearnos y arrasarnos, haya como un alivio en el público: ¡Ay! menos mal que exterminaron a esos venezolanos malvados, perversos y amenazantes.

Es un peligro, no solamente para Venezuela, es un peligro para el continente, porque somos la puerta de entrada de este cofre de tesoros que somos nosotros.

Nosotros tenemos el agua, las próximas guerras no van a ser por petróleo van a ser por el agua, nosotros tenemos el agua y el agua la tienen allá, más cerca ustedes que nosotros.

Entonces es una irresponsabilidad que un gobierno de Suramérica vote a favor de cualquier cosa que sume un ladrillito en el camino de la invasión a un país hermano.

Porque esa entrada, es, el principio del infierno.

Nosotros estamos aquí sufriendo un bloque brutal, un bloqueo criminal en medio de una pandemia.

El presidente Maduro y mi gobierno están haciendo malabares para –todavía- tener los números, las cifras más bajas de COVID en la región.

Las cifras de muertes, las cifras de contagios, más bajas de la región.

Estamos haciendo milagros de resistencia.

En mi país estoy viendo cosas que, solamente vi cuando gobernaban los Adecos, que entonces, entregaban el país.

Estoy viendo otra vez a la gente flaquita en las calles, estoy viendo a los niños otra vez andrajosos, como hacía años que no se veía.

Estamos viendo al pueblo sufrir mucho, pero resistir mucho también.

Sí, estamos todos conscientes de lo que nos está pasando.

Y estamos luchando.

Para nosotros fue un dolor inmenso, no fue rabia, fue un dolor inmenso ver cómo el gobierno de un país hermano nos clavaba ese puñalito y se aliaba, por ejemplo con el gobierno de la dictadora Jeanine Añez, que sí es una dictadora, que sí es una violadora de derechos humanos.

Junto a ella y junto a otros gobiernos que tienen unos historiales horrendos de derechos humanos y muy cuestionadas sus Democracias como el gobierno de Colombia y el gobierno de Chile.

Que Argentina, esté junto a esos gobiernos, un gobierno argentino que entendemos es peronista.

Fue muy doloroso, para mí fue muy doloroso, para nosotros los venezolanos fue terriblemente, doloroso.

Luego tuvimos el soplo de aire fresco porque, a través de las redes sociales, muchos hermanos argentinos nos escribieron expresando su inconformidad con esta decisión, con este voto del gobierno de Alberto Fernández, a través de su canciller Felipe Solá.

Nosotros nos acordábamos siempre de Chávez y Néstor y de cómo, en momentos de mucha dificultad en Argentina, nosotros no titubeamos en ayudarlos.

Aquella relación reciproca de apoyo y de valentía que había entre esos dos maravillosos líderes.

Lo que sentimos ahora fue un profundo dolor, un profundo dolor.

Nosotros seguimos resistiendo a pesar de los dolores, no será el primero ni el último.

Yo espero, quisiera, que el gobierno de Argentina reflexionara y que entendiera que para poder superar sus propias dificultades no tiene que lanzar a un hermano al abismo, porque lo que hace es empeorar su situación, la situación de Argentina.

Mientras más debilidad muestre el gobierno argentino frente al FMI, frente a los requerimientos de los Estados Unidos, frente al chantaje que les tienen montado, frente al financiamiento de una deuda, que -de paso- es una deuda que yo calificaría de ilícita, de ilegal.

En los términos de esa deuda que adquirió Macri, incluso podría ser refutada de alguna manera.

En la medida que el gobierno ceda a ese chantaje, a ese terror, menos respeto le van a tener los Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional y más le van a pedir.

Se va a encontrar, el gobierno de Alberto, -entiendo yo- teniendo que conceder y ceder en términos de principios que no son negociables y uno de estos principios es la hermandad entre nuestros países porque no se empuja al hermano por un barranco para salvar el pellejo propio, eso no es así, yo creo que juntos podríamos hacer mucho más que separados.

Perón lo dijo y Chavez también, pero la frase de Perón “El siglo XXI nos encontrará unidos o dominados”

Nosotros estamos luchando contra eso dominación, y yo creo que deberíamos estar unidos en esa lucha y no quitándonos, quitando, tratando como de sacarnos de encima.

Fue como te digo, más doloroso y preocupante también, pero ya eso preocupante hacia o que tiene que enfrentar el gobierno argentino allá con sus decisiones y esa debilidad que muestran ante…, cuando los Estados Unidos o el Fondo les enseñan los colmillos.

Esa es mi percepción y la percepción de muchos compañeros.

Nosotros tenemos un talante caribeño, nosotros somos como Chavez, quizás en el sur son un poco más calmados, más pausados.

Nosotros peleamos con los dientes, con las uñas y no disimulamos, nosotros peleamos de frente, entonces nosotros aquí seguimos al norte del continente, en la puerta de entrada del continente, peleando con los dientes, con las uñas, con zapatos, con lo que haya que pelear y nosotros venceremos.

Lo garantizo, venceremos no, solamente, por nuestro país, venceremos por todos, por todos los países hermanos.

Así será ¡Viva Chavez! y ¡Viva Perón!

Carola Chávez

Red Nacional y Popular de Noticias

A %d blogueros les gusta esto: