18 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

“La Batalla de Mbororé fue un hecho cultural inédito”

“La Batalla de Mbororé fue un hecho cultural inédito”

El gobernador presidió la conmemoración de los 375 años de la Batalla de Mbororé, en Panambí. Allí destacó la reivindicación de la lucha de los pueblos guaraníes en la primera batalla fluvial de América Latina. Además anunció que reconstruirán

“El camino de las Misiones” para que la conmemoración sea cotidiana y cuente con valor turístico. 

“Muchas de estas ciudades formaron parte de la comunidad, de la común-unidad jesuítica de aquellos tiempos difíciles”, señaló el gobernador, Hugo Passalacqua al encabezar el acto conmemorativo por los 375 años de la denominada «Batalla de Mbororé», realizado esta mañana en el peñón homónimo, ubicado en el municipio de Panambí, sobre la orilla del río Uruguay.

“Hay que ponerse en situación de época y es como más fácil hacerlo acá aunque los sentimientos son un tanto contradictorios porque estamos hablando también de los hermanos brasileños, que en ese momento no lo eran, porque tampoco nosotros éramos argentinos ni los paraguayos, paraguayos. Éramos una unidad, y la sensación que me queda en el corazón ahora escuchándolos hablar es que esa semilla de unidad de los pueblos vuelve a germinar hoy en el Peñón de Mbororé, en este paisaje fastuoso, lindísimo, pero digo contradictorio porque hace casi cuatro siglos, 375 para ser exactos, ahí moría gente”, expresó.

También recalcó que “esto no es un festejo, es una conmemoración de un hecho cultural inédito no fue solamente la primer batalla fluvial del río Uruguay sino la primera de América Latina”.

“Nadie ante Dios es más que nadie, somos todos hijos del Señor y esa reivindicación religiosa, si se quiere, pero básicamente humana es la que hoy en lo personal vengo a reivindicar. Podemos tener roles distintos, responsabilidades distintas pero no jerarquías. No hay nadie por encima de nadie, esa es la aspiración de aquellos pueblos misioneros y es nuestra aspiración hoy en este mediodía en el Peñón”, manifestó el mandatario.

En otra parte de su alocución Passalacqua resaltó que “tan inmensa era la Nación Guaraní Jesuítica que asustó a la monarquía española y fueron injustamente extrañados, como dicen ellos, expulsados y se los extraña. Pero merece este momento tan solemne, tan digno, tan hermoso, tan intenso, bajo la protección del manto de Nuestra Señora de la Asunción de Acaraguá y Mbororé hacer una reivindicación de la libertad. Una reivindicación del concepto de lo que fueron los pueblos jesuíticos guaraníes y sobre todo como mensaje final y lo que realmente importa es el de acá en adelante, el camino jesuítico, el camino de las Misiones”.

Del acto participó además el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad; el gobernador del departamento paraguayo de Itapúa, Luis Gneiting; otras autoridades de ese país; una delegación de la prefeitura de Porto Vera Cruz, de Brasil; el intendente anfitrión, Rosendo Fuchs; y otras autoridades provinciales y municipales, además de abanderados de establecimientos escolares e invitados especiales. 

Refiriéndose puntualmente al corredor jesuítico guaraní, cuyo trazado recorre esta región de Argentina, Brasil y Paraguay, el gobernador expresó que “Ese camino, lo hablamos con Luis (Gneiting) hace poco y el habló con su presidente y nosotros hablamos con nuestras autoridades, lo vamos a reconstruir cultural y físicamente. Para que ese ideario de unidad, que decía al principio, sea realmente una realidad y que no sea solamente una cuestión que, también está muy bien musical, cultural y de conmemoración cada año, sino que sea una realidad cotidiana. Que además sea turístico en el mejor de los sentidos que es el turismo cultural, que venga la gente del mundo y nos conozca como una gran misión que es la unidad latinoamericana”, concluyó Passalacqua.

En la ceremonia, se depositó una ofrenda floral en memoria de quienes ofrecieron su vida por la libertad y la soberanía de este territorio, y se descubrió una placa recordatoria. Un especial momento de solemne religiosidad se vivió cuando llegaron al lugar los peregrinos trasladando la imagen de la Virgen de la Asunción de Acaraguá y Mbororé, que minutos antes había acompañado la procesión de fieles que navegó parte del río recordando así la usanza de aquella época.

A %d blogueros les gusta esto: