28 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

La Asociación de Cañeros Orgánicos de la Zona Central de Paraguay y su historia de lucha

Guarambaré es el nombre de una ciudad del departamento central. Su nombre recuerda a un famoso cacique guaraní. Ubicada a 30 kilómetros de Asunción, es una ciudad que combina vida rural y urbana, y allí se encuentra la Asociación de Cañicultores Orgánicos de la Zona Central (ASOCZ).

 

ASOCZ fue formada en 2002, en respuesta a una baja en los precios y en la productividad. Ese año, 45 cañicultores decidieron juntarse para poder continuar la producción de caña de azúcar. La idea era buscar una solución conjunta a los problemas que estaban enfrentando en ese momento.

A pedido de las autoridades del ingenio azucarero local, en 2005, los productores se juntaron para mejorar la comercialización y, al mismo tiempo, tramitar el ingreso de la asociación al sistema de comercialización denominado comercio justo (Fair Trade Labor Organization).

La certificación de las normas de comercio justo les dio posibilidades de acceso a mercados diferenciados y ayudó a dar impulso a las actividades de la ASOCZ. Además, les permitió acceder a recursos adicionales, que benefician a los productores, a la asociación y a la comunidad.

Mediante acuerdos entre la ASOCZ, el ingenio azucarero y comercio justo, los productores reciben 80 dólares adicionales por tonelada de azúcar.

Uno de los problemas principales de la producción es el alto costo, debido principalmente a la preparación de suelos y a la cosecha. Para apoyar a los productores, ASOCZ compró un tractor con los fondos obtenidos por fair trade. El tractor fue el primer servicio y con el tiempo fueron sumándose productores. Hoy son 191 y en conjunto tienen más de 1.500 hectáreas de caña de azúcar.

Los recursos adicionales provenientes de comercio justo se invierten en servicios que se ofrecen a los socios y a la comunidad. Por ejemplo, cada socio tiene derecho a utilizar los servicios de arada y rastroneada con el tractor a mitad de costo. El servicio que es ofrecido por particulares de la zona varía entre 250.000 y 300.000 guaraníes la hora. La ASOCZ, por su parte, lo hace por 150.000. La ventaja es doble para los productores: sale más barato y además con esa actividad están regulando los precios de los servicios en la zona.

La demanda ha crecido y la asociación debió invertir en otros dos tractores con implementos: rastrones, rastras cañeras, surcadora. En los planes está la compra de una pinza cargadora.

Otros servicios son la provisión de insumos y el apoyo para la cosecha y la comercialización. ASOCZ debe invertir igualmente en el fortalecimiento de la organización, por lo que han comprado un local propio y maquinarias.

En asamblea, decidieron construir además una clínica odontológica para los socios y miembros de la comunidad. Apoyan también a las escuelas rurales de la comunidad con la provisión de ventiladores de techo y elementos de juego para parques infantiles.

Cecilio Picagüa fue uno de los socios fundadores. Se siente muy orgulloso por los logros obtenidos en la forma organizativa y por el progreso que ha tenido en su finca. “Para mí y mi familia fue muy útil lo recibido de comercio justo. (…) No estoy seguro de que hubiéramos podido alcanzar todo lo que tengo. (…) Gracias a la Asociación y gracias al apoyo de comercio justo he logrado hacer mi vida”, comenta.

En su parcela de 12 hectáreas tiene plantadas 8 de caña de azúcar. Utiliza las demás para criar vacas lecheras compradas con el premio recibido de comercio justo. “Siempre sentí que debía diversificar mis cultivos y mis fuentes de ingreso”, comenta orgulloso, al mostrar las vacas a las que alimenta junto a su esposa e hija.

Considera que su principal recurso es el suelo. “Parte de lo que recibí lo reinvertí en el suelo, ya que es mi principal activo. (…) Los productores debemos entender que si sacamos algo debemos reponerlo”, reflexiona.

Su finca es completa: produce caña de azúcar, maíz, mandioca y pasto forrajero para las vacas. Tiene cerdos y una fuente de agua para regar algunos de sus cultivos más demandantes de agua. Él también ve con buenos ojos la producción de su chacra y cree que sus hijos tienen una vida sana y un mejor futuro con el apoyo de la asociación y en el marco del comercio justo.

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.