3 de December de 2021

La actividad económica logró crecer por segundo mes consecutivo

El PBI anotó dos subas al hilo, luego de las caídas generadas por la segunda ola. En julio la mejora fue de 0,8% respecto al mes previo, libre de factores de estacionalidad. Respecto a febrero del 2020, justo antes del primer caso de Covid-19, la caída es de apenas 0,8%, la menor desde que llegó la pandemia.

La economía creció 0,8% mensual desestacionalizado durante julio, de la mano de las nuevas paritarias, el impulso fiscal iniciado en mayo, el atraso cambiario y la incipiente desaceleración inflacionaria. Así, aunque no sirvió para torcer el resultado de las elecciones, julio fue un buen mes para una economía que todavía está dentro del pozo generado por la pandemia.

Luego de la segunda ola, que golpeó en abril y mayo, en junio y julio la actividad económica hiló dos meses de mejoras, con un crecimiento acumulado de 3,3% en ese bimestre. Todos los datos fueron publicados por el Indec a través del Emae correspondiente a julio.

Aunque extrañanamente desde el Ministerio de Economía lanzaron un comunicado que sostenía que la economía ya estaba en niveles prepandemia, lo cierto es que durante julio la actividad todavía operó 0,8% por debajo de febrero del 2020, el mes anterior a la llegada de la pandemia. Eso sí: se encuentra cada vez más cerca de la superficie, ya que en julio llegó a la menor diferencia respecto a ese febrero desde que inició la emergencia sanitaria.

Luego de la segunda ola, que golpeó en abril y mayo, en junio y julio la actividad económica hiló dos meses de mejoras, con un crecimiento acumulado de 3,3% en ese bimestre. Todos los datos fueron publicados por el Indec a través del Emae correspondiente a julio.

Aunque extrañanamente desde el Ministerio de Economía lanzaron un comunicado que sostenía que la economía ya estaba en niveles prepandemia, lo cierto es que durante julio la actividad todavía operó 0,8% por debajo de febrero del 2020, el mes anterior a la llegada de la pandemia. Eso sí: se encuentra cada vez más cerca de la superficie, ya que en julio llegó a la menor diferencia respecto a ese febrero desde que inició la emergencia sanitaria.

Desde la consultora LCG, por caso, afirmaron que hubo una corrección a alza de su proyección de crecimiento 2021, que era de 7,6% hasta el mes pasado: “Ajustamos nuestra proyección de un crecimiento en torno al 8% para este año, el cual encubre 5 puntos de arrastre estadístico que dejó la recuperación de finales del año pasado. Medido punta contra punta, el crecimiento proyectado para 2021 supera apenas el 3%. En base a nuestras proyecciones, recién hacia mediados de 2022 la economía superaría levemente los niveles de actividad promedio de 2019, aunque se ubicaría por debajo de los niveles de 2018”.

Desde ACM sostuvieron: “En julio se continuó con el retorno a la dinámica de recuperación de la economía, si uno observa las variaciones desestacionalizadas. Además, se espera una continuidad en la recuperación en diversos sectores durante los meses siguientes principalmente focalizada en los sectores de Construcción y Hoteles y Restaurantes”.

Desde la consultora LCG, por caso, afirmaron que hubo una corrección a alza de su proyección de crecimiento 2021, que era de 7,6% hasta el mes pasado: “Ajustamos nuestra proyección de un crecimiento en torno al 8% para este año, el cual encubre 5 puntos de arrastre estadístico que dejó la recuperación de finales del año pasado. Medido punta contra punta, el crecimiento proyectado para 2021 supera apenas el 3%. En base a nuestras proyecciones, recién hacia mediados de 2022 la economía superaría levemente los niveles de actividad promedio de 2019, aunque se ubicaría por debajo de los niveles de 2018”.

Desde ACM sostuvieron: “En julio se continuó con el retorno a la dinámica de recuperación de la economía, si uno observa las variaciones desestacionalizadas. Además, se espera una continuidad en la recuperación en diversos sectores durante los meses siguientes principalmente focalizada en los sectores de Construcción y Hoteles y Restaurantes”.

En la comparación interanual, acerca de la cual es preciso remarcar que ocurre contra una base de comparación extraordinariamente baja, ya que se venía del histórico impacto generado por la Fase 1, la mejora fue de 11,7%.

Mariano Cuparo Ortiz

BAE Negocios