29 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Kuczynski asume seis compromisos de cara al 2021 y pide ayuda al Congreso de mayoría opositora

Tal y como se había anunciado, el primer discurso presidencial de Pedro Pablo Kuczynski se centró en su visión de país para el 2021, año del bicentenario de la independencia de nuestro país.

En este sentido, el anuncio de sus objetivos generales giró sobre medidas concretas y urgentes en los sectores salud, educación, economía, entre otros.

Para cumplir sus metas de gobierno el jefe de Estado no solo pidió la ayuda de la población, sino también a los congresistas de la República.

“Sé que puedo hacerlo, pero también sé que no puedo hacerlo solo. Necesito tu ayuda y necesito la ayuda de este Congreso emblemático de la democracia”, dijo Kuczynski en el hemiciclo dominado por representantes de Fuerza Popular.

Una de sus primeras frases como Presidente, y que parecía un mensaje dirigido al partido de Fuerza Popular, fue una invocación a trabajar juntos en los próximos cinco años. “Sí a la paz, sí a la unión, no al enfrentamiento, no a la división”, enfatizó.

En su discurso, el Mandatario habló de la necesidad de “dar un salto a la modernidad”, además de impulsar una “revolución social para el país”.

Asimismo, fue enfático en señalar que “el Estado no tiene espacios para discusiones ideológicas”

Tareas

Luego de jurar ante la presidenta del Congreso, Luz Salgado, Kuczynski fijó las metas que espera alcanzar al finalizar su gestión en el 2021, las cuales resumió en seis “compromisos”.

El primero de ellos tiene que ver con la creación de servicios de agua y desagüe a todos los peruanos. El segundo otorgar educación pública de calidad, que abra el mundo a millones de jóvenes”, en tanto que el tercero busca “prestar un servicio de salud pública sensible al enfermo, oportuno y eficaz”.

El cuarto compromiso del nuevo jefe de Estado es “formalizar el país hasta el máximo posible”; el quinto, “construir infraestructura para el desarrollo”; y el sexto, “liberar a nuestra patria de la corrupción, de la discriminación, de la inseguridad, del delito, luchando con toda transparencia contra estos flagelos históricos”.

Algunas de las pocas cifras incluidas en el discurso se centró en la cantidad de puestos de trabajo que se esperan formalizar dentro de los próximos cinco años.

“He prometido que para el término de mi mandato por lo menos 60% de los puestos de trabajo, en vez de 30% hoy, estarán formalizados. Ojalá sean más”, proyectó el Presidente.

De igual forma, anunció que a partir de enero se reducirá el Impuesto General a las Ventas en 1% (ver más en la sección Economía).

Sobre su compromiso de llevar agua y desagüe a cada peruano al final de su gobierno hizo una precisión. Afirmó que esto sería posible en siete años, pues “los programas de inversión pública toman tiempo”. Por ello, invocó al Parlamento a proclamar una política de Estado para el saneamiento y la salud.

En cuanto a este último sector, anunció que se buscará simplificar y optimizar los servicios de salud. “Hoy están fragmentados, no queremos más colas en los hospitales y puestos de salud. Tendremos un Sistema Nacional de Salud moderno con acceso universal”, anunció.

Otras metas en este terreno es la erradicación de la anemia, así como lograr que todos los niños tengan acceso al control de su salud y a los programas de vacunación, y reducir las cifras de mortalidad materno infantil.

“El país no puede darse el lujo de perder ni un solo peruano o peruana, ni perder una sola mente brillante porque no recibió lactancia materna, vacunas, alimentación, servicios o porque se embarazó siendo adolescente”, dijo en relación a estos anhelos de gobierno.

Asimismo, aseguró que se luchará contra las enfermedades infectocontagiosas como la tuberculosis y el sida, así como contra los problemas de salud mental, la violencia intrafamiliar y el cáncer.

Facultades

Kuczynski aprovechó la ocasión para recordar que su primer ministro, Fernando Zavala, se presentará en las próximas semanas ante el Congreso de la República para “solicitar su confianza”, así como facultades legislativas para ejecutar las metas del plan de gobierno.

“Este plan requiere algunas medidas legislativas para reactivar el crecimiento sostenido de la economía, poner las bases para nuestro programa de saneamiento y salud pública, combatir la inseguridad ciudadana y crear un sistema anticorrupción en el Estado y en la sociedad”, sostuvo.

Al respecto, dijo estar seguro que el Congreso escuchará estas propuestas con atención, las cuales catalogó de “simples” y “sensatas”.

Protocolo

A su llegada al hemiciclo el nuevo presidente peruano, que desde ayer es el número 114, fue recibido de pie por los asistentes. Ante las arengas de la “portátil” de Peruanos Por el Kambio que coreaban el lema de campaña “sube, sube, PPK”, los adeptos del fujimorismo respondieron coreando “Fuerza Popular”.

Ante el duelo de “portátiles”, Salgado invocó al orden. Mientras tanto, Kuczynski pedía silencio haciendo el ademán de poner su dedo índice sobre sus labios.

De inmediato, el Mandatario inició su juramento a las 11.07 de la mañana ante su familia, congresistas, autoridades, presidentes extranjeros y demás invitados.

La banda presidencial le fue colocada por Salgado, luego de que esta fuera enviada por el saliente mandatario Ollanta Humala.

En el cierre de su intervención, extrajo una frase del discurso de fundación del Perú. “Una sola República, firme y feliz por la unión”, concluyó.

Diario Correo / NODAL

 

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.