“Irán responderá diplomacia con diplomacia y guerra con defensa”

Irán “responderá a la diplomacia con diplomacia y a la guerra con una defensa firme”, advierte el portavoz del Ministerio persa de Exteriores, Seyed Abás Musavi.

El funcionario ha respondido así este viernes a declaraciones del representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, Brian Hook, quien ha afirmado a la prensa en Arabia Saudí que Irán no tiene derecho a responder a la diplomacia “con fuerza militar”.

“Señor Hook, ¿califica usted de ‘diplomacia’ los años de guerra y terrorismo económico impuestos al pueblo de Irán y las violaciones de tratados y resoluciones! La nación iraní responderá a la diplomacia con diplomacia, al respeto con respeto y a la guerra con una defensa firme”, ha agregado Musavi.

Hook ha hecho su declaración un día después de que la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán anunciara el derribo cerca de la localidad de Kuhmobark, en la provincia sureña de Hormozgan, de un dron espía estadounidense que había violado el espacio aéreo persa.

Pese a que Washington sostiene que el dron fue abatido sobre aguas internacionales, el CGRI asegura que el derribo se realizó mientras atravesaba el espacio aéreo iraní para realizar tareas de espionaje, y cuando pretendía cambiar de rumbo para regresar al estrecho de Ormuz.

La República Islámica ha denunciado como acto de provocación la invasión de su espacio aéreo por Washington, que tuvo lugar en momentos de alta tensión en el Golfo Pérsico.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla de “mantener un diálogo” con Teherán pese a haber reimpuesto embargos a Irán y amenazado en reiteradas ocasiones con una guerra, tras la salida unilateral de Washington del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Desde la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear, Washington ha combinado, en un esfuerzo vano para obligar a Teherán a suscribir un nuevo pacto nuclear, una mezcla de retórica incendiaria y vocinglera, presión diplomática, embargos económicos e incluso amenazas bélicas.

Sin embargo, Teherán considera una “farsa” la diplomacia estadounidense y sigue negándose a negociar algo que ya negoció y que EE.UU., firmante del pacto de 2015, no ha respetado.

HISPANTV