¿Impuesto a la riqueza o de compensaciones?, por Jorge Mielniczuk

¿Impuesto a la riqueza o de compensaciones?, por Jorge Mielniczuk

Las bases de muchas fortunas tienen algún tipo de origen no muy claro, ni santo, ni del todo legal, todo esto, sin entrar a tallar en las cuestiones éticas.

De las crisis económicas, corridas cambiarias, bicicleta financiera, blanqueo, fuga de capitales, evasión fiscal, estafas, contrabando, entre otras maniobras, se conforman y se construyeron muchas de las grandes fortunas, a las que hoy algunos defienden que fueron producto del esfuerzo, sacrificio y del trabajo, sí, pero de otros, en muchos casos.

Al poder económico no le preocupa hacer un desembolso de emergencia con tal de no perder el poder, están dispuestos a realizar una contribución, que saben que rápidamente lo podrán recuperar e incluso lo pueden descargar como un costo que alguien lo pagará a la corta o a la larga, claro está que será el trabajador, los trabajadores y de menores recursos que facilitaron y contribuyeron a la acumulación de riquezas en pocas manos.

La estrategia de los medios de comunicación, que son los que ejercen la oposición política al gobierno nacional, es convencer a un sector de la clase trabajadora de que es algo que le están “sacando”, cuando en realidad es un tributo extraordinario a las personas y empresas que se hicieron inmensamente millonarias trabajando, como el asalariado que compró su casa o su auto con mucho esfuerzo, cuando en realidad muchos hicieron el dinero especulando u obteniendo ganancias exageradas a costa del sacrificio de millones de trabajadores.

La concentración de la riqueza en pocas personas es uno de los indicadores más exponenciales del crecimiento de la pobreza, se trata del reparto de la torta. Quienes se comen las porciones más grandes, quienes las más pequeñas y quienes solo miran la torta. Alguien tiene que repartir la torta, y son los gobernantes, es el Estado.

Algo así es el aporte solidario y de emergencia para las grandes fortunas, llamada con determinada intencionalidad: Impuesto a las riquezas, que es para respaldar la retórica y prédica de que la Argentina va camino al comunismo, tal cual los intelectuales de la derecha, exclamaron que regular el porcentaje de palo y de polvo en la yerba mate era una intervención más del Estado.

En una agenda fijada por los grupos mediáticos, la oposición cumple el papel y el rol protagónico que cada sector y dirigente le asigna, de manera tal de que nadie se salga del libreto diario de la serie diseñada a ser desarrollada en diferentes capítulos incorporando actores, según las necesidades.

El proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario para grandes fortunas, luego de ser aprobado en Diputados, comenzará a ser debatido en la Comisión de Presupuesto del Senado el próximo martes y se prevé un tratamiento rápido, puesto que el oficialismo nacional cuenta con una holgada mayoría que le permitirá emitir el dictamen favorable de la comisión y aprobar la ley con mayor celeridad que la que le imprimió Diputados, donde el oficialismo necesitó sumar aliados, como el caso de los diputados misioneros del Frente Renovador de la Concordia Social.

El proyecto de ley establece un aporte extraordinario para aquellos patrimonios que sean superiores a los 200 millones de pesos. El también llamado “impuesto a la riqueza” busca recaudar alrededor de 300 mil millones de pesos para ser destinados a la atención de problemas sociales y sanitarios vinculados con la pandemia de Covid-19, que se espera llegue también a las provincias y sean estas las que establezcan los criterios de distribución.

Cuando algunos sectores se convierten rápidamente en multimillonarios es lógico que existe algún tipo de desequilibrio en la economía, y existen sectores que se están llevando casi toda la torta. Es decir que se cobraron o en forma muy redituable registraron como ingresos durante muchos años, y hoy tienen que tributar en forma extraordinaria y de emergencia

¿No figuraron o los dejaron tapados?

Los votos misioneros se hicieron valer. La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto de Presupuesto 2021, negociaciones que pusieron condicionamientos que molestaron a los dirigentes kirchneristas de la provincia, que interpretan que los diputados que responden a la renovación usaron la extorsión al gobierno nacional, cuando en verdad se debe hablar de negociación y acuerdos en beneficio de la provincia.

Por ello, seguramente se explica la desaparición, o que quedaron tapados, los dos diputados del Frente de Todos, Cristina Brites y Héctor “Cacho” Bárbaro, a quienes no se los escuchó ni se los vio tener protagonismo en el tratamiento presupuestario, cuestión que tiene repercusión puertas adentro del kirchnerismo provincial con vistas a las elecciones del próximo año.

Las gestiones políticas que tuvieron como protagonistas al gobernador Oscar Herrera Ahuad, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira y los diputados nacionales por Misiones, en particular, resaltando la figura del diputado Ricardo Wellbach como uno de las soldados fuertes de la renovación en las negociaciones nacionales y en los conflictos provinciales, consiguió incorporar varios pedidos que quedaron incluidos en el Cálculo de Recursos y Gastos de la Nación.

No se sabe hasta qué punto pudieron incidir los legisladores electos por el Frente de Todos Cristina Britos y Héctor “Cacho” Bárbaro, a quienes no se los escuchó mencionar ni hablar sobre la cuestión presupuestaria, en particular, de la zona aduanera especial para Misiones, el plan de obras, y de uno de los caballitos de batalla del diputado Bárbaro, que es el fondo especial del tabaco que se acreditará en forma directa a cada provincia tabacalera. ¿Los taparon o los escondieron a los diputados del Frente de Todos?

Se incluyó en el presupuesto nacional un paquete de obras para Misiones, por más de 10 mil millones de pesos, para concretar en la mayoría de los municipios durante 2021. A ello se suman obras de infraestructura vial, principalmente rutas, redes de agua potable, obras de infraestructura eléctrica, redes y tendidos, tres plantas fotovoltaicas y viviendas, entre otras.

Los ejes centrales del primer presupuesto del gobierno de Alberto Fernández proyectan un crecimiento de la economía del 5,5 por ciento del PBI, una inflación del 29 %, un dólar promedio de $ 102,4 y un déficit del 4,5 por ciento. Otro aspecto central será la duplicación de gastos de capital que alcanzará el 2,2 por ciento del PBI, con el fin de aplicar un ambicioso plan de obras públicas.

El presupuesto aprobado, además de la facultad para que el Poder Ejecutivo pueda crear zonas aduaneras especiales, propuesta que emanó de la provincia de Misiones y que la transformaría en una de las primeras beneficiadas con la medida, también incluye otros pedidos de Misiones, que tienen que ver con obras públicas y giros automáticos de fondos.

Queda ahora la tarea de lograr que el Ejecutivo Nacional reglamente la zona aduanera de la forma que más le convenga a la provincia de Misiones, que permitirá el ingreso de productos a la provincia con un 50 por ciento menos de carga impositiva, pero queda pendiente saber si la provincia seguirá manteniendo la carga impositiva al ingreso de mercaderías a la provincia o no.

Jorge Mielniczuk

A %d blogueros les gusta esto: