El oficialismo introducirá modificaciones al texto que eleva los montos del mínimo no imponible, muchos de los cuales fueron solicitados por los legisladores de extracción sindical. Esta tarde, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, se reunirá con más de una veintena de referentes gremiales, que le solicitarán algunos cambios.

El bloque del Frente de Todos se prepara para acelerar el tratamiento de cada una de las iniciativas que el presidente Alberto Fernández anunció ayer en la apertura de sesiones ordinarias.

Aún así, por estos días, la prioridad estará puesta en el proyecto que eleva el piso del Impuesto a las Ganancias, que impulsa tanto el Poder Ejecutivo nacional como el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

El texto ya fue presentado, sin embargo, analizan introducir algunas de las modificaciones que reclaman desde el sector sindical y la oposición.

El oficialismo comenzará por el proyecto que mayor consenso reúne en la Cámara baja.

La suba del mínimo no imponible de Ganancias no sólo resulta urgente para alivianar el bolsillo de la clase media y reactivar la economía -según sostienen en el Gobierno- sino también que cuenta con los votos necesarios para ser aprobado.

Más espinoso es el terreno de lo judicial. La bancada oficialista ni siquiera puede garantizar la sanción de la iniciativa que modifica la organización del fuero federal y de la que reforma el Ministerio Público Fiscal, que ya cuentan con media sanción del Senado.

El reciente pedido del mandatario para reformular el funcionamiento del Consejo de la Magistratura, crear un Tribunal Federal de Garantías y aplicar el juicio por jurados para delitos federales parece seguir ese mismo camino.

Impuesto a las Ganancias

El proyecto que el oficialismo espera empezar a tratar en comisiones la próxima semana establece que los trabajadores en relación de dependencia que ganan hasta 150 mil pesos en bruto por mes quedarán exentos de pagar el impuesto.

Tampoco lo deberán abonar los jubilados y pensionados que cobren un equivalente a ocho haberes mínimos, es decir, 152.280 pesos. Según estiman en ese espacio político, más de 1.200.000 personas se beneficiarían.

«Recuperar el salario medio en la Argentina es un desafío que debemos asumir en este tiempo de recuperación económica. Por eso quiero pedirle a este Honorable cuerpo legislativo que apure el tratamiento de la ley que facilita la reducción del impuesto a las ganancias en los salarios», dijo ayer Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa.

En la Casa Rosada consideran que es crucial dar alguna señal a un sector de la sociedad que cada vez está más ajustado por las penurias económicas que trajo aparejada la pandemia del Covid-19.

Reclamo sindical

Los legisladores de extracción sindical, como Facundo Moyano, Vanesa Siley, Hugo Yasky y Walter Correa, solicitaron la semana pasada al titular de la Cámara baja ampliar las exenciones.

Su propuesta incluye eximir de Ganancias las horas extra y las nocturnas; los adicionales por antigüedad, por trabajar los feriados obligatorios y días no laborables trabajados y los que se otorgan por productividad; también los adicionales por trabajos peligrosos o insalubres, y las indemnizaciones legales o convencionales, entre otras cuestiones.

En el oficialismo todos coinciden en que es necesario que el proyecto sea abordado desde una perspectiva de género, razón por la que establecerán – según fuentes del Frente de Todos- una doble exención para los hogares monoparentales. Es decir, la medida beneficiará principalmente a las madres solteras.

A eso se suman los reclamos de los diferentes referentes gremiales, que hoy a las 17 se reunirán con Massa, quien estará acompañado por los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller; y de Legislación del Trabajo, Siley.

Los 27 dirigentes de la CGT que se acercarán esta tarde al Salón Delia Parodi, entre los que están Carlos Alberto Acuña (FOESGRA), Héctor Ricardo Daer (Sanidad), Roberto Carlos Fernández (UTA), Omar Marurano (La Fraternidad) y Andrés Rodríguez (UPCN), irán con sus propuestas.

Desde el massismo ya adelantaron que serán receptivos y contemplarán algunos de los pedidos, siempre que no afecte las metas tributarias y ponga en jaque la recaudación.

La oposición

En paralelo, el Frente de Todos deberá asegurarse el apoyo de la oposición. Juntos por el Cambio y Consenso Federal acompañarán la iniciativa, pero desde ambos espacios destacaron que es preciso realizar algunas modificaciones al texto.

La principal fuerza opositora sostiene que hay que equiparar a los trabajadores asalariados con los autónomos. También subrayaron que la reactualización de los montos que figuran en el proyecto debe hacerse a través del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y no del índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

Como un guiño al interbloque opositor, desde la bancada oficialista prometen que en paralelo se presentará una iniciativa para compensar también a los autónomos.

De todos modos, desde el Frente de Todos subrayan que Juntos por el Cambio no tiene demasiado margen para rechazar el proyecto, fundamentalmente porque el ex presidente Mauricio Macri prometió en su campaña presidencial que eliminaría este impuesto, algo que no sólo no hizo sino que más trabajadores resultaron alcanzados por Ganancias.

Gabriela Vulcano

BAE Negocios