3 de December de 2021

Fuerte polarización y poca diferencia entre dos frentes electorales en Misiones, por Jorge Mielniczuk

Según algunos sondeos, el Frente Renovador recuperaría votos que obtuvo en las elecciones legislativas provinciales de junio pasado con lo que aumentaría su caudal electoral, buscando captar electores indecisos en las principales ciudades y en donde le fue adverso en las PASO.

Buscaría también lograr una mayor diferencia en la mayoría de las localidades del interior en donde juega fuertemente la territorialidad de los intendentes.

Juntos por el Cambio no estaría logrando mantener el porcentaje el caudal electoral que obtuvo con los cinco candidatos en las PASO, más allá que lo disimulen mostrándose triunfalistas.

La pérdida de votos en JxC explican algunas consultoras en parte se deben a las peleas internas y la otra porque la imagen del gobierno del ex presidente Mauricio Macri, no es buena como en el país y tampoco en la provincia de Misiones; y esta idea de nacionalizar y confrontar con el Frente de Todos y el actual gobierno nacional, es un arma de doble filo para Martin Arjol, a quien cuestionaron a que se dedicó más a hablar de ponerle un freno al gobierno nacional que hablar de los problemas a resolver que tiene misiones, y además, promoviendo en forma permanente el desgastado y ya tedioso discurso de la grieta y la división entre los argentinos.

Por efecto de la polarización y escasos recursos económicos y de campaña, tanto el Partido Obrero, con Eduardo Cantero, como primer candidato a diputado nacional y el Partido de la Libertad, Valores y Cambio, con Ninfa Zunilda Alvarenga, encabezando la lista nacional, permanecieron en los mismos porcentaje de votos que obtuvieron en las PASO, aunque algunas encuestas mostraron leves retrocesos en la preferencia del electorado misionero.

El Frente Renovador salió a jugar fuerte en apoyo a la candidatura a diputado nacional que encabeza el intendente obereño Carlos Fernández, En principio con la decidida solicitud del gobernador Oscar Herrera Ahuad, de que los electores misioneros lo apoyen en su gestión de gobierno votando a los candidatos renovadores.

También lo hizo el ex gobernador y actual vicepresidente de la legislatura provincial Hugo Passalacqua; y el compromiso de los intendentes de hacer pesar la territorialidad pidiendo el voto de apoyo a sus respetivas gestiones de gobierno y así buscar sacar la mayor diferencia posible de votos a favor de los candidatos renovadores.

La iniciativa del Frente Renovador de formar un bloque ¨Neo Revisionista¨ para construir una alternativa válida y posible para salir definitivamente de la dañina grieta nacional, que fuera propuesta por el presidente de la legislatura y conductor político del oficialismo provincial Carlos Rovira, fue rápidamente aceptada e incorporada la idea con una clara visión de un armado político que rompa con el centralismo político nacional y que se convierta en una vía alternativa para romper con el bipartidismo y así potenciar al federalismo que necesita de esa revisión de las promesas incumplidas y las postergaciones históricas que padecen las provincias alejadas del centralismo político nacional.

Consiguiendo el apoyo a la creación del bloque neo revisionista, el Gobernador de San Juan Sergio Uñac, quien coincidió con la idea de un espacio federal integrado por varias provincias.

Esta iniciativa del bloque Neo Revisionista, genero un fuerte impacto en el electorado misionero cansado de las peleas entre los kirchnerista y los anti K, nucleados en Juntos por el Cambio, encendió una luz esperanzadora con vistas al futuro, viendo a un oficialismo provincial siempre generando iniciativas políticas en lo educativo, en salud, en lo económico como es el caso de los ¨Ahora Misiones¨ que tendrán un 41 por ciento de reintegro en las compras de productos nacionales en la provincia.

Por ello explicaron desde el gobierno provincial que la continuidad de estas políticas necesitan del acompañamiento del voto del electorado de misiones a los candidatos a diputados nacionales encabezados por Carlos Fernández, ya no solo para defender los intereses de los misioneros sino para avanzar en una tercera vía política que nos saque de la creada grita nacional que hoy divide a los argentinos.

Todos unidos unidos triunfaremos o divididos nos gobernaran

Es la estrategia política vigente dese hace años radicales contra peronistas y viceversa, capitalismo vs. socialismo. Le van cambiando el nombre de los actores pero en esencia la idea y estrategia es la misma siempre, hoy a los argentinos se disputan entre Anti Kirchneristas y Kirchneristas, y en eso se basa todas las estrategias electorales y el discurso de campaña.

No conviene hablar y profundizar en propuestas porque a la gente le aburre, le entretiene y le calienta más la cabeza las peleas y los enfrentamientos.

Además, pueden participar de las mismas y ser parte de ellas vía las redes sociales, siendo parte y protagonistas del debate absurdo que divide y enfrenta a sectores, que por su condición social, deberían estar unidos en el reclamo de mejores condiciones de vida.

Dividieron a los argentinos y los enseñaron a odiar desde la política y con la colaboración de medios de comunicación y operadores políticos amparados en la libertad de prensa y disfrazados de periodistas cuando en vedad son claramente operadores políticos.

Divide y vencerás o dividir para reinar; es ganar y mantener el poder mediante la ruptura en piezas de las concentraciones más grandes, que tienen individualmente menos energía.

El concepto de dividir se refiere a una estrategia que romper las estructuras de los poderes existentes y evita la vinculación de los grupos de poder más pequeños. Podría ser utilizada en todos los ámbitos en los que, para obtener un mejor resultado, es en primer lugar necesario o ventajoso romper o dividir lo que se opone a la solución o a un determinado problema inicial.

Y según muestran las consultoras políticas sobre las que hay más dudas que certezas, que un alto porcentaje del electorado; los que no que no están fanatizados o militantes, que están decepcionados de la clase política en general por ello se muestran indiferentes a la hora de votar, si en definitiva todo es mentira y no les resuelven el problema a la gente.

Esto quedó demostrado en la asamblea electoral de distrito de la cooperativa eléctrica de Oberá (CELO), en donde de un total de 26638 socios solamente votó el 10, 3 por ciento y la Lista Blanca obtuvo la mayoría de los delegados con 1994 votos, es más que obvio que no existe la menor intención de participar y de votar.

¿Ocurriría algo similar si las elecciones a cargos electivos no fueran obligatorias? Seguramente que sí, es precisamente por ese motivo que el voto es obligatorio.

Esto explica también el motivo del creciente porcentaje de votos en blanco o nulos, también explica la aparición de movimientos como los libertarios que odian a la política, están en contra del estado y se manifiestan abiertamente anarquistas; y abren la posibilidad de participar y expresarse a los que están desencantados de la política a través de irrupciones extrañas como la del candidato a diputado nacional Javier Milei, que dice barbaridades como negar el cambio climático o propone quemar el Banco Central, la precarización laboral, la eliminación de la indemnización por despido ideales de las que adhieren dirigentes y candidatos de Juntos por el Cambio.

La propuesta de crear un bloque Neo Revisionista, propuesto por el conductor del Frente Renovador Carlos Rovira, que se propone como objetivo buscar el armado de un bloque federal con otras provincias que no estén dentro de los dos sectores políticos enfrentados de derecha e izquierda para convertirse en una tercera vía electoral que ponga sobre la mesa de discusión y en agenda los problemas de la gente, discutan y consensuen un programa de gobierno a largo plazo que permita al país, a los argentinos y a los inversores tener previsibilidad, saber hacia dónde vamos un rumbo que no lo cambie ningún gobierno, porque los cargos políticos son transitorios pero no las instituciones.

«Los hermanos sean unidos porque ésa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera», reza en uno de sus pasajes la obra literaria argentina por excelencia, el Gaucho Martín Fierro, de José Hernández.

Obviamente que si la mayoría de los argentinos que hoy están enfrentados se dan cuenta que tienen los mismos problemas, necesidades y demandas y se unen en los mismos objetivos proclamas, triunfaran; y como eso se sabe, la estrategia es seguir promoviendo la divisiones como modelo político que los argentinos deberíamos comenzar a superarlo para poder avanzar porque no todos los dirigentes políticos y candidatos del partido que fueren son todos buenos o todos malos.

Jorge Mielniczuk