Femicidios, la pandemia que no podemos frenar

Femicidios, la pandemia que no podemos frenar

El Observatorio de las Violencias de Género “Ahora que si nos ven” dio a conocer las cifras de femicidios en nuestro país, desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre: en total, fueron contabilizados 223 femicidios.

Las cifras son elaboradas a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país; las mismas evidencian que el mes de septiembre fue en el que mayor casos de femicidios hubo, siendo en total 21, comparados con los 19 del mes de agosto.

El informe detalla que el 64% de los femicidios fueron cometidos en el hogar de la víctima, por lo cual “el hogar sigue siendo el lugar más inseguro”, mucho más en contexto de pandemia, ya que las mujeres deben quedarse en el hogar conviviendo con el agresor.

También se observa que los femicidas son, en su mayoría, pertenecientes al círculo íntimo de la mujer: el 65% de los asesinatos los cometió la pareja o ex pareja de esta.

Uno de los datos más críticos de este informe, es que 1 de cada 5 mujeres asesinadas había realizado una denuncia anterior o contaba con medidas judiciales de protección que, lamentablemente, no fueron suficientes. Esto evidencia en lo urgente y necesario que es establecer más políticas públicas para el resguardo de la vida de las mujeres, y de los y las niñas que quedan sin madres a causa de la violencia machista, que según se detalla, fueron alrededor de 189 niñes.

La provincia con mayor tasa de femicidios fue Buenos Aires, con 89 casos. Luego siguen provincias como Santa Fe, Córdoba y Jujuy, entre otras; las únicas dos provincias que no registraron casos fueron Tierra del Fuego y La Rioja.

En el documento se expresa que “es fundamental que estas provincias diseñen y apliquen sus protocolos de acción contra las violencias de género, y que implementen de manera urgente la Ley Micaela en sus jurisdicciones, fundamentalmente en la Justicia y en las fuerzas de seguridad”, poniendo como objetivo erradicar la violencia de género.

El informe demuestra que hay un femicidio cada 29 horas y que 142 de ellos fueron cometidos durante el ASPO (aislamiento social, preventivo y obligatorio); también expresa que la franja etaria de las victimas es entre 21 y 40 años.

Finalmente, el documento termina con la siguiente declaración: “en nuestro país son muchas las mujeres desaparecidas que luego son halladas asesinadas, y son muchas las mujeres desaparecidas que aún seguimos buscando”.

Belén Ruíz Díaz

AGENCIA PACO URONDO – APU

A %d blogueros les gusta esto: