18 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Esto es odio de clase, por Ariel Magirena

Apenas el extremo de lo que es el antiperonismo, que es decir antipueblo. El cobarde bombardeo sobre la población civil del 16 de junio de 1955 buscaba matar a Peron y cobraba sangre peronista.

El golpe de septiembre conducía a una guerra civil que sólo evitó la actitud sensata de Peron. 18 años de proscripción (con la complicidad de todos los partidos políticos) pretendieron eclipsar a Perón quien, sin embargo, regresó mas brillante que nunca como tributo a la resistencia peronista y el «luche y vuelve» de la JP.

Cuando en julio del ’74 la antipatria celebró la muerte del «viejo» descubrió con amargura que era inmortal.

Con el golpe del ’76 volvió a intentar matar a Peron en los peronistas con un genocidio que cobró 30.000 desaparecidos y miles de torturados y asesinados.

Con sus cuadros muertos, desaparecidos, presos o en el exilio, el peronismo perdió por primera vez una elección libre. La claudicación de la UCR habilitó a un peronismo usurpado consumar la traición a la Patria. Con la mentira «progresista» la nueva derrota del PJ capturado hizo pensar en el fin de la identidad mayoritaria del pueblo argentino, y, sin peronismo, que la entrega (comenzada en 1955 con una breve interrupción) podría terminar de consumarse.

En los funerales de la política (eclosión del modelo neoliberal comandado, como despues en España, por el progresismo) Nestor Kirchner asumió como esperanza tibia en medio de la peor crisis que experimentáramos jamás.

Y volvió Peron!
Un retorno moderado al nacionalismo popular trazó la senda de recuperación con destino de la Patria justa, libre y soberana: nuestra revolución inconclusa, que llevaremos a la victoria como cumplimiento de nuestro pacto de sangre con nuestros héroes y mártires.

Sólo la confianza en el poder de las corporaciones y la ausencia de su brazo armado contaminando las fuerzas armadas de la Nacion, evita la reedición del terror. Fuga de capitales, desabastecimiento, inflación, manipulación mediática, provocación y cacerolas son lo que les queda… junto con la desazón de haber intentado todo desde hace mas de medio siglo sin lograrlo.

Porque nos bombardearon, proscribieron, fusilaron, encarcelaron, desaparecieron, exiliaron y traicionaron pero Peron sigue vivo.
«Creyeron que nos mataban y nos estaban sembrando»

Ariel Magirena

A %d blogueros les gusta esto: