Encuentro de la CRIPCO con AECO

Encuentro de la CRIPCO con AECO

En la mañana del lunes 14 del corriente, se desarrolló un encuentro reducido convocado por la Comisión de Peticiones, Poderes y Legislación del legislativo local, siendo motivada la reunión por una solicitud presentada desde la Asociación de Empleados de Comercio de Oberá (AECO).

Se debatieron temas relacionados fundamentalmente con el horario comercial, especialmente de los días domingo, la comprometida situación que afrontan empleados y empresarios en el marco actual de crisis debido a la pandemia, marco legal y alcances de las situaciones planteadas por el gremio mercantil y responsabilidad de los diferentes actores intervinientes para arribar a una resolución de los distintos planteos mediante la búsqueda de consensos.

Encuentro de la CRIPCO con AECO

Estuvieron presentes el Presidente del Concejo Deliberante, Santiago Marrodán, junto a otros ediles, el Presidente de la CRIPCO, Carlos Mielniczuk, el Vicepresidente 1° Fabián Jamasmeie y la Consejera Mariana Horisberger, en tanto representando a AECO participaron el Secretario General local Ángel Romero y los Directivos Ramón Diello y Horacio Barúa.

«La idea es consensuar, no confrontar»

En ese sentido, Diello afirmó que «no es fácil concordar con la parte patronal las cuestiones laborales cuando afectan intereses económicos. No venimos para eso, sino por una cuestión solidaria con estas familias que en otras épocas, fuera de la época de pandemia, tienen que trabajar los domingos. Estamos bregando por la unidad de la familia, pero siempre dentro de las posibilidades, porque no tratamos de coartar la libertad de trabajo». Además indicó que «hemos podido comprobar que estos supermercados pueden cerrar los domingos» y confirmó que «el Concejo busca acercar a las partes, y busca un consenso entre todos para, por lo menos, regular la apertura de los comercios los días domingos».

Por su parte, Mielniczuk indicó que «la situación es compleja, ya que hay comercios que tienen una situación financiera derivadas de cierres y restricciones horarias», y explicó que «la ampliación horaria lo que permite es la concurrencia del consumidor en forma más distanciada, y hay quienes nos plantean la necesidad de una amplitud horaria o de tener la posibilidad de trabajar cuando les resulte conveniente, como por ejemplo los días domingo».  Reconoció que «son muchos los que trabajan en domingo, panaderías, confiterías, estaciones de servicio, restaurantes, y hablar solo de uno o dos comercios o de un rubro en particular, es casi como discriminatorio».  Finalmente afirmó que «la idea es consensuar, no confrontar, y que todos tengan posibilidad de trabajar en base a lo que establecen las normas».

 

A %d blogueros les gusta esto: