16 de junio de 2021

En 2020, y en pandemia, la incautación de granos creció un 55% interanual

Un ex titular de la Federación Agraria Argentina estimó que por el contrabando por vía terrestre y fluvial y por irregularidades en la facturación de exportaciones se pierden «entre 25 mil y 30 mil millones de dólares al año».

A pesar de las acciones que el Ministerio de Seguridad de la Nación está realizando para combatir el contrabando de soja y de maíz que producen en el país una importante fuga de dólares, los casos siguen creciendo. La entidad comunicó que los procedimientos para descubrir estos delitos han aumentado desde el 2019 y que en 2020 se lograron incautar 55,4% más granos que en ese año porque se intensificaron los controles.

Sin embargo, el exdirector titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Pedro Peretti, en declaraciones radiales, advirtió que la situación es grave y que las acciones de las Fuerzas Federales no son suficientes para evitar este problema.

Luego de un operativo llevado a cabo por decisión de la justicia correntina por el que se incautaron 2517 bolsas con más de 126 toneladas de soja que estaban en un galpón de una localidad cercana a El Soberbio, en Misiones, a la espera de ser embarcadas, presuntamente, al Paraguay, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, expresó: “Resulta fundamental el trabajo estratégico que la Autoridad Marítima del país llevó a cabo, pues implicó un enorme despliegue georreferenciado en lugares en los que la Fuerza ya ha detectado y decomisado toneladas de soja y maíz, no sólo mediante inspecciones de camiones y rastrillajes en las orillas de los ríos, sino también en lugares en los que sospecha que se acopia soja de manera clandestina para su comercialización ilegal, básicamente hacia fuera del país”.

Asimismo, la Dirección Nacional de Estadística Criminal informó que “en 2020: aún bajo las restricciones de circulación impuestas por la pandemia del COVID-19, las fuerzas dependientes del Ministerio de Seguridad de la Nación realizaron 143% más operativos como el descripto aquí que el año anterior, lo que permitió decomisar un 55,4% más de granos que en 2019. Según los registros del primer trimestre de 2021, las cantidades de granos ilegales incautados han superado a los del primer trimestre de 2020, lo que marca una centralidad cada vez más relevante del trabajo de las Fuerzas Federales y del Estado ante delitos considerados como “complejos””.

No obstante, más allá de estos resultados, lo cierto es que los casos de cargamentos ilegales de granos de soja y maíz siguen en aumento y, de acuerdo con estadísticas del Ministerio, se concentran en las zonas del Litoral y del Noroeste, especialmente en las fronteras, así, las provincias de Salta con un 41%, Corrientes con el 24% y Misiones con el 18% son los lugares de mayor incautación.

¿Qué hacer con Aduana?

El exdirector titular de la Federación Agraria Argentina (FAA) y miembro fundador del Movimiento Agrario, Pedro Peretti, en una entrevista realizada por Daniel Cholakian para el programa «Lo peor ya pasó», consideró que no alcanza con el accionar de las fuerzas de seguridad y afirmó que el problema del contrabando de granos no se puede resolver mientras la Aduana y la AFIP no se ocupen de lo que les corresponde: “Eso es una parte que quedó invisibilizada en el problema, es el rol de la Aduana, porque nos quieren hacer creer que el contrabando es un problema de Gendarmería y en parte es, pero centralmente es un problema de la Aduana Argentina y de la AFIP, de las dos cosas, porque de todo el cereal que se contrabandea no va uno con un camioncito hasta la frontera a atracar y dice acá vengo con 30 mil kilos de soja, a ver cómo lo bajamos, no. Es una organización criminal que se perfecciona en el territorio argentino al amparo de la AFIP, esencialmente, y de la Aduana. Eso es un tema, la Argentina tiene que debatir la reformulación de su Aduana, necesariamente”.

Y añadió que esos controles deben estar, desde ya en manos de Estado, pero señaló que esos organismos de control “son muy permeables al tema de la corrupción. Acá no se explica el contrabando de granos en negro sin el rol de la AFIP, eso está más que claro”.

Además, Peretti afirmó que la cantidad de soja que se va del país clandestinamente es mucha más de la que se estima y que para controlar eso habría que poner balanzas antes de cada puerto para controlar lo que se exporta: “Poner una balanza a 50 metros antes de cada puerto y operada por el Estado, 50 metros antes de cada puerto, antes del ingreso al puerto, no adentro del puerto, y todo camioncito que entra se pesa y nos vamos a llevar una sorpresa increíble. Y, si a eso le agregamos que la Argentina debe armar un sistema y una base de datos propia para hacer la evaluación y el conteo de sus cosechas, articulando todos sus organismos estatales que contienen toda la información, nos vamos a llevar una sorpresa tan grande.”

Por otro lado, en declaraciones a Radio Nacional Tartagal, Pedro Peretti admitió que, si bien las fuerzas Federales están trabajando para combatir el contrabando, esas estrategias no alcanzan: “Las provincias tienen que cumplir un rol más activo, no solo tiene que quedar en mano de las fuerzas federales esto, deben colaborar y ayudar a las fuerzas federales, controlando cómo es que los camiones van en sentido contrario en lugar de ir hacia el Sur, hacia los puertos. Para sacarlos van hacia el Norte donde no hay puerto. Evidentemente van camino hacia el contrabando, eso es muy fácil de detectar. No se detecta porque hay un grado altísimo de corrupción”.

Y añadió: “Haría falta un compromiso un poco más fuerte del gobierno provincial para ayudar a controlar este flagelo que, si bien es federal, ocasiona un daño a todo el erario, porque el contrabando lo único que hace es sustraer dineros genuinos a las cuentas fiscales que después se reparten en la salud, la educación y como parte en la coparticipación de las provincias”.

Continuando con sus declaraciones en ese medio salteño, Peretti expresó que las acciones por parte del Gobierno deben ser más duras porque la fuga de dólares es muy grande: “El Gobierno nacional también tiene mucho que decir y que aportar al respecto, yo creo que hay que ir a una política mucho más dura de combate al contrabando, creo que, fundamentalmente, no solo hay que decomisar la carga, sino también, los camiones. El camión que vaya en sentido contrario de donde tiene que ir, producto de la carga que lleva, debe ser decomisado y rematado en subasta pública a beneficio de los hospitales y de los centros de salud. Así que me parece que hay que tomar algunas decisiones en ese sentido, porque parte de los recursos que están faltando en salud y educación están ahí, se van por el tráfico de granos, se van por la sobrefacturación, por la subfacturación, por el contrabando por vía terrestre, por el contrabando por vía fluvial, en fin, por todos esos sistemas que tiene la elusión impositiva del comercio exterior de granos que, según un estudio de las Naciones Unidas, es una de las más alta de toda la región y en la Argentina oscilaría entre 25 mil y 30 mil millones de dólares al año”.

Con respecto a la situación de cada provincia Peretti declaró en Radio Nacional Tartagal que “Salta va a la cabeza del contrabando, el 40 % de los camiones incautados son de Salta, el 24% es de Misiones y Formosa, más de la mitad del contrabando que ha incautado Gendarmería es por la frontera salteña, es una frontera realmente “porosa””.

Por último, ante la pregunta de cuál es el recorrido que hacen los granos, Peretti recordó que existen varias rutas por donde se iría la mercadería ilegal: “Paraguay es una, eso ha sido reiteradamente denunciado, por ejemplo, por el director del Banco Nación Claudio Lozano, con el tema de Vicentín, la triangulación de soja por Paraguay, eso es uno, pero también hay tráfico de soja hacia Brasil. Por ejemplo, por el lado de El Soberbio había 300 camiones esperando para ser descargados en los puertos naturales que se forman ahí, para ser pasada a Brasil. Entonces, me parece que no es solo un tema de los salteños, es un problema de toda la frontera, sea terrestre, sea acuática, de la República Argentina y las vías por donde se escapa la soja son múltiples, no hay una sola”.

Elizabeth Pontoriero

APU – AGENCIA PACO URONDO

A %d blogueros les gusta esto: