3 de December de 2021

El ministro de Economía se reunió con el secretario de Comercio, una charla sobre precios

Tenían pendiente una conversación, que se dio ayer por la tarde en Hacienda y duró casi dos horas. Coincidieron en trabajar en conjunto y el ministro le dio respaldo. El Gobierno Nacional cierra filas detrás del combate a los aumentos.

Era la charla más esperada y pendiente del equipo económico, y se dio ayer por la tarde a agenda abierta, con apoyo a la gestión, coincidencias y hasta asperezas limadas.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió en el edificio de su cartera al flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, en un café largo que se prolongó por cerca de dos horas. Desde el punto de vista político, el evento debe leerse como una continuidad de una dinámica en la cual el Gobierno Nacional sale al respaldo del combate de Feletti a los precios.

En esa línea se enfocan, también, las manifestaciones públicas del Jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el encuentro del secretario de Comercio con el gobernador Axel Kicillod y los intendentes del Conurbano.

El encuentro Guzmán-Feletti, pendiente, había generado algunas dudas en la política teniendo en cuenta que Feletti, fuera de la función, había expresado algunas críticas al funcionario nacional; además de la necesidad de la articulación del cuadro que hoy maneja la política de precios y el ministro más importante del Gabinete económico.

Según supo Página/12, ambos cuadros tuvieron una charla abierta en la cual se habló de precios, de macro economía y del contexto general previo a las elecciones.

Cuentan en el Gobierno que el asombro y la expectativa por la reunión era más una curiosidad periodística que otra cosa. Es que ya había habido un contacto entre ambos. Ni bien asumido, Guzmán habló por teléfono con Feletti y quedaron en verse.

Fue antes del periplo del ministro por Washington para negociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Hasta ayer, Feletti nunca había estado cara a cara con Guzmán, a quien aseguran considera «un compañero», más allá de lo que se consideran matices de la gestión y no diferencias estructurales sobre la política.

En ese contexto, Guzmán le dio apoyo a la gestión en la secretaría de Comercio y se puso a disposición. Lo mismo hizo el secretario. El encuentro fue parecido, aunque más extenso, al que el secretario de Comercio mantuvo, el primer día de su gestión, con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Fuentes de la Casa Rosada marcaron ante este diario que «cada uno tiene sus maneras, pero para todos el objetivo es el mismo, que la economía crezca y los precios se acomoden». Es que, según el Gobierno, el principal tema en la agenda de los argentinos es la inflación, y eso se ve en las encuestas.

Un scrum de Todos

En los pasillos de Balcarce 50 se escucha, desde hace unos días, que existe una especie de separación que ahora es más natural entre áreas distintas. Feletti centrado en los precios y los ministros económicos, en la actividad y el resto de la agenda. En paralelo, empezó a haber mensajes de cuadros políticos fuertes.

«El Gobierno vigilará la competencia equitativa entre las empresas y actuará con todos los recursos de la ley para sancionar a las que no cumplan la resolución. Una medida que garantiza precios justos y estables para proteger y defender a los consumidores argentinos», publicó Manzur en su cuenta de Twitter.

Y agregó que el Gobierno «firmó una resolución para garantizar el acceso a una amplia canasta de productos de consumo masivo». Y concluyó en tono de spot electoral del Frente de Todos al escribir que «SÍ a garantizar los precios. SÍ a controlar la inflación. SÍ a cuidar a las familias», utilizando el hashtag #SíAlAcuerdoDePrecios.

La foto del agrupamiento nacional se completa con el capítulo bonaerense, siendo la provincia el distrito más poblado y más caliente en materia de precios.

En diferentes notas radiales, Kicillof apuntó que «me parece muy bien que se tomen cartas en el asunto para que nadie se haga el piola». Y agregó que «los salarios están medio en un empate con los precios, las tarifas, la tasa de interés y el dólar están estables, no hay justificativo para el aumento de los precios con estos costos».

El gobernador respaldó la Resolución 1050/2021 de la Secretaría de Comercio Interior, a través de la cual se retrotraen al 1 de octubre y se congelan hasta el 7 de enero próximo los precios de los principales productos de consumo masivo, una canasta de más de 1400 productos.

En esa línea, expresó que «cuando la economía crece rápidamente -porque la demanda y el consumo estaban interrumpidos por los cierres generados por el cuidado de la salud- hay que mirar con mucho cuidado el tema de los precios».

foto Adrián Pérez / NA

Leandro Renou

Página/12