4 de julio de 2020

“El Ministerio de Ecología da la orden para sacar la madera”

“El Ministerio de Ecología da la orden para sacar la madera”

Mario Borjas de la comunidad Ka’a Kupe se refirió al conflicto con la empresa Carba S.A., que hizo un desmonte en terrenos protegidos. Los originarios frenaron el avance de las máquinas y ahora esperan respuesta del Ministerio de Ecología.

El pasado 6 de febrero integrantes de las comunidades aborígenes ubicadas sobre la ruta 7, en Campo Grande, Misiones, se colocaron frente a las máquinas de la empresa Carba S.A. e impidieron su avance sobre el monte nativo, en el territorio donde se asientan esas comunidades.

Mario Borjas, referente de Ka’a Kupe, una de las aldeas afectadas, sostuvo que todavía están esperando “qué respuesta daría el Ministerio de Ecología hacia las comunidades” en el conflicto suscitado, ya que los terrenos donde se hizo el desmonte fueron relevados por los propios originarios en el marco de la ley 26.160, que establece territorios protegidos, y constituyen, además, “lugares sagrados”, según precisó Borjas.

“Tuvimos el conflicto donde la empresa saca la madera y eso lleva a defender (el monte) a las comunidades”, explicó el referente. “Cuando nosotros nos paramos enfrente de la empresa, en seguida la empresa retira las máquinas; entonces nosotros veíamos que hay un problema del Ministerio de Ecología, que el Ministerio da la orden para poder sacar la madera”, remarcó.

Ka’a Kupe está conformada por 29 familias y es sólo una de las 5 comunidades asentadas en la zona, que abarca 5.633 hectáreas, de acuerdo con los datos brindados por Borjas. “Somos bastantes familias, bastante número de personas”, aseguró.

“La comunidad espera una respuesta favorable, que se vea en qué situación está parada. No podemos quedar sin tener una respuesta favorable, para que pueda tener esa protección. Sabemos lo poco que está quedando el monte en Misiones”, manifestó Borjas.

Consultado por la situación sanitaria de las familias originarias, el referente aclaró que existe diálogo y respeto de parte de los profesionales de la salud que trabajan en el municipio. “Los médicos y los enfermeros que están en la zona respetan mucho la forma de cómo pensar y qué tiempos tenemos”. No obstante, señaló que en materia de atención sanitaria aún “falta mucho”.

foto Marcos Otaño

Reporterxs

A %d blogueros les gusta esto: