Alberto Fernández recibió en Olivos a referentes de los sectores claves de la economía, las finanzas y el trabajo. Todos manifestaron su apoyo.

Va de suyo que la hora señalada del viernes respecto al tema de la deuda marca la valoración de los sucesivos respaldos que ha recibido el Ejecutivo y la secuencia es considerada como «más que gestos».

El contexto de la testitura asumida ante los acreedores fue explicado por Fernández sobre la decisión de «buscar una solución para siempre, que dure, y que no nos postergue más, que no nos haga retroceder».

Para el Presidente corresponde tomar las experiencias que se acreditan en la historia del país y enfocar la necesidad de cohesión ante el escenario de la deuda. Junto a Fernández estuvieron el titular de Economía, Martín Guzmán, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y el asesor Juan Manuel Olmos.

Martín Guzmán destacó la cohesión lograda a la estrategia decidia ante los acreedores y sostuvo la relevancia «de que estemos juntos en este momento delicado», y sobre el aval empresario y de la central obrera consideró que esa actitud «vale hoy y va a valer en la historia».

La premisa de buscar una resolución ordenada «para una crisis de deuda insostenible», no se altera dijo Guzmán. Desde el Ejecutivo señalaron que los empresarios a la hora de adherir a la tesitura ante los acreedores expresaron  «necesitamos un escenario de previsibilidad, necesitamos el acuerdo para crecer y tenemos un gobierno que habla de industria y de trabajo», explicaron.

La CGT había tomado la iniciativa de adhesión antes de la crisis sanitaria proclamando que «forma parte de este Gobierno» como enfatizó en su oportunidad uno de sus conductores, Héctor Daer. En esa línea Azopardo reiteró que  «acompaña la premisa de no someter a la sociedad para sostener la deuda».

El sector empresario estuvo representado por los presidentes de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo; de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina; de la Asociación de Bancos Argentinos, Javier Bolzico; de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi; de la Cámara Argentina de Comercio, Jorge Di Fiori; y de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech.

Además de Daer, la comitiva sindical estuvo integrada por el otro secretario general de Azopardo, Carlos Acuña, del sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio (SOESGyPE); Gerardo Martínez, de la UOCRA,  Andrés Rodríguez, de la Unión del Personal Civil de la Nación ( UPCN); Víctor Santa María, (Suterh); José Luis Lingeri ( Obras Sanitarias); Armando Cavalieri (Comercio) y Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica ( UOM).

“Pusimos un piso a los recortes”

Por su parte, el secretario general de la CGT Héctor Daer defendió el acuerdo de reducción salarial del 25% a un sector de los trabajadores que no realizan sus actividades laborales o lo hacen de forma limitada. “Lo que hicimos fue ponerle un piso a estos recortes. Si no le ponemos un piso a eso, quedamos a merced de los empresarios, que hagan firmar a cada trabajador por separado recortes del 50% o del 70% del ingreso; va a pasar mucho tiempo hasta algunas actividades vuelvan”, resaltó el dirigente sindical.

Luis Autalan

BAE Negocios