El Gobierno cuenta los votos para aprobar la ley de aporte único de las grandes fortunas

El Gobierno cuenta los votos para aprobar la ley de aporte único de las grandes fortunas

El Frente de Todos en el Congreso trabaja contrarreloj para garantizarse los votos y aprobar el proyecto de aporte de las grandes fortunas.

En este contexto, y más allá de las discusiones sobre la factibilidad de la sesión, se dieron diálogos directos de referentes del bloque Consenso Federal, el partido de Roberto Lavagna, que estaría de acuerdo en la iniciativa. Lo mismo con el del mendocino José Luis Ramón, llamado Unidad y Equidad Federal.

Las charlas tuvieron como interlocutores a uno de los autores de la iniciativa, el diputado Carlos Heller, y al propio Máximo Kirchner.

Según supo Página/12, los lavagnistas coinciden en el concepto de un aporte por única vez de los que más tienen. Pero exigen que se efectivice la derivación de parte de la recaudación para apalancar a pymes y sectores medios en crisis.

En la calculadora del oficialismo hay un número mágico: llegar a los 135 votos. Del total de esos votos, 117 son propios y se precisa una mayoría especial de 129. Con los aliados circunstanciales se llegaría a superar esa cifra.

Alejandro “Topo” Rodríguez, cabeza del bloque de diputados de Consenso Federal, dijo a Página I12 que “poner el eje en la solidaridad es un criterio adecuado para el momento que vive la Argentina. Habrá que analizar en detalle el proyecto para tener la posición definitiva. Si sirve para acompañar a la clase media trabajadora y a las pymes argentinas, estará sosteniendo el trabajo genuino y eso es bueno”.

El legislador, uno de los que mayor nexo tiene con Lavagna, ya había presentado en mayo un proyecto para el sostén de las pymes, que es un principio rector del lavagnismo sobre la economía en general. Incluso, fue el propio ex ministro el que le dijo al presidente Alberto Fernández que la salida de la crisis vendrá con un apalancamiento de esos sectores.

Si bien ese bloque tiene tres legisladores, se les suma Eduardo “Bali” Bucca, que preside el Interbloque Federal. El único apoyo que aún no está claro es el de Graciela Camaño. Mientras que ya hubo una manifestación concreta de otro economista del espacio.

El diputado Jorge Sarghini aseguró en declaraciones a Real Politik Radio que “al impuesto a la riqueza lo veo bien en tiempos de crisis. Afecta a un sector muy reducido de la población, y por única vez un impuesto solidario me parece una decisión adecuada».

El proyecto de un aporte por única vez de las grandes fortunas fue comunicado el viernes último por el bloque del Frente de Todos. La iniciativa, que no es un impuesto, sino que se cobrará por única vez, alcanza a los 12 mil argentinos que tienen un patrimonio superior a los 200 millones de pesos. A ese segmento, se les aplicará una tasa de 2 a 3,5 por ciento, según el nivel de patrimonio.

Cerca de la mitad de los impactados, tienen entre 200 y 400 millones de pesos. Asimismo, los bienes declarados en el exterior tributarán alícuotas 50 por ciento mayores. Pero en el caso de que se repatríe un 30 por ciento de ese total, esa alícuota incremental no se aplica.

Según el proyecto, la recaudación de este tributo será de 300 mil millones de pesos. Que tendrán el siguiente destino: comprar equipamiento de salud para atender la pandemia: apoyar a las PyMEs con subsidios y créditos; urbanizar los barrios populares con obras que empleen a las/os vecinas/os de cada barrio; hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar GAS Natural; y financiar un relanzamiento del plan PROGRESAR para que las/os jóvenes puedan seguir estudiando.

Leandro Renou

Página/12

A %d blogueros les gusta esto: