El gobierno abre el juego a operadores regionales y relega a la estatal Arsat

A través de un DNU, Mauricio Macri modificó la Ley de Desarrollo de Industria Satelital para ampliar la participación en la explotación de bandas de comunicación que Arsat tenía asignadas con carácter preferencial. Los fundamentos y el nuevo rol del Enacom

El gobierno modificó hoy la Ley de Desarrollo de Industria Satelital para habilitar la participación de prestadores de servicios «de carácter regional o local, públicos o privados» en la explotación de bandas de comunicación que la empresa estatal Arsat tenía asignadas con carácter preferencial.

A través de un decreto de necesidad y urgencia (DNI) publicado hoy en el Boletín Oficial (BO), la administración de Mauricio Macri definió que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) será el organismo responsable de otorgar participación a los nuevos prestadores en esa estratégica área.

A través de la Ley 27.078 de Desarrollo de la Industria Satelital -sancionada en noviembre de 2015- se declaró de interés público el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, las Telecomunicaciones (TICs) y sus recursos asociados. Esa misma norma, establecía en su artículo 11 una posición preferencia de la estatal Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat).

Entre los fundamentos del decreto 58/2019 publicado hoy, el gobierno juzgó que «en virtud del dinamismo del sector, es necesario implementar un marco normativo adecuado para generar condiciones de seguridad jurídica y fomentar nuevas inversiones mediante la adopción de criterios normativos orientados a mejorar la cobertura de los servicios».

Además, el Ejecutivo argumentó que «la urgencia» impide aguardar al trámite ordinario de sanción de las leyes para que la habilitación a los nuevos prestadores tenga el aval del Congreso Nacional.

«La experiencia indica que los procesos de adjudicación de este tipo de licencias o autorizaciones conllevan plazos que se prolongan en el tiempo», señaló el gobierno en los argumentos del decreto.

Y agregó: «Demorar decisiones que implican el tendido de redes y la incorporación de operadores regionales a la oferta de servicios móviles implicaría desigualdad competitiva entre los grandes y medianos operadores, así como privar a los consumidores de mayores opciones».

De esa manera, el Ejecutivo resolvió que el Enacom «asignará en forma directa a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima AR-SAT las frecuencias que requiera para el cumplimiento de sus fines».

Según la letra del decreto publicado hoy, la participación de los nuevos prestadores » no podrá ser menor al 20% de las frecuencias» a asignarse».

Tiempo Argentino