27 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

El FMI cree que habrá reactivación en 2001, por Artemio López

Los avances en la negociación de un nuevo acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional tuvieron ayer un indicio externo adicional de que los anuncios serían inminentes.

Desde Montevideo, donde participó de las Jornadas de Economía que realiza anualmente el Banco Central del Uruguay, el director para el Hemisferio Occidental del FMI, Claudio Loser, dijo que el organismo internacional de crédito confía en que la economía argentina se reactivará el año próximo (y, de paso, daría impulso a la economía uruguaya).

«Con el motor dado por el sector externo, con ciertas medidas de promoción a la inversión que se han tomado y ciertos planes específicos de obra pública, uno puede pensar que una vez que esto esté en el área de ejecución va a tener un impacto positivo», dijo el funcionario del Fondo al referirse a la situación en nuestro país.

Por su cargo, Loser es el jefe máximo del equipo que supervisa habitualmente la economía argentina, que integran Teresa Ter Minassian y Tomás Reichmann. Estos dos funcionarios mantuvieron reuniones en los últimos días en Washington con el secretario de Hacienda, Mario Vicens, para coordinar la próxima visita del Fondo a la Argentina, prevista en principio para los primeros días del mes próximo.

Presumiblemente, también fue tema de las conversaciones el paquete de ayuda que anunciará hoy el presidente Fernando de la Rúa (de lo que se informa en la página 7).

Habitualmente reacio a hacer declaraciones, Loser (que es mendocino, aunque trabaja desde hace años en el organismo internacional) respondió ayer a las inquietudes de la prensa sobre la situación en la Argentina.

El funcionario reconoció que la evolución de la economía de este lado del Río de la Plata durante este año «fue desilusionante», al no producirse la reactivación esperada a comienzos de año. Según el presupuesto 2000, el producto bruto interno (PBI)debería haber crecido un 3,5% (luego de una caída del 3% en 1999) y, en el mejor de los casos, según los cálculos del Ministerio de Economía, apenas subiría un 0,8 por ciento.

La volatilidad de los mercados internacionales y la deflación de los precios internos, acompañada de una extendida recesión, fueron algunos de los factores mencionados por las analistas como los detonadores de este nuevo y negativo panorama.

Al ser consultado sobre sus propias perspectivas, Loser pronosticó: «Cuando se aclare la situación financiera externa, que esperamos se solucione rápidamente, la confianza va a retornar y a principios del año que viene vamos a ver una reacción».

Fuentes del Ministerio de Economía confirmaron a La Nación que, dado el «cambio de circunstancias» en la economía, se avanza en el camino de una reformulación del programa vigente con el Fondo Monetario.

Ayer por la mañana, mientras se desarrollaban nuevas conversaciones con el viceministro Mario Vicens en Washington, fuentes del FMI aclararon que la eventual ayuda no depende tanto del resultado final de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. «Si hay que tomar una decisión, se hará igual», dijeron.
Mayor apoyo

Detallaron que la decisión de prestarle más dinero a la Argentina no dependería tanto de la continuidad de los demócratas en el poder de Washington, como cree una buena parte del gobierno de la Alianza.

En este sentido, consideraron que tanto el director gerente, Horst Kohler, como su segundo, Stanley Fischer, tomarán la decisión de asistir a la Argentina si se lo considera necesario. «Sería diferente si la Argentina pensara en contar con incluir en el paquete al Tesoro de Estados Unidos, aunque de todos modos (Lawrence) Summers es el secretario del Tesoro hasta enero, en todo sentido», aclararon.

El eventual nuevo programa implicaría las condiciones necesarias para lograr un crecimiento rápido, que aleje los temores que el mercado financiero tiene sobre un eventual default (cesación de pagos) argentino.

Una vez más, el staff del FMI considera vital que se aclaren las incertidumbres políticas. Por esta razón, abrieron una línea de diálogo paralela con «un importante dirigente político argentino», al que no identificaron, que «no está en el Gobierno, pero que en las últimas semanas exhibió en forma pública un fuerte apoyo a la gestión oficial».

Artemio López

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.