13 de agosto de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

El desplome del crudo posterga reactivación de Vaca Muerta

El desplome del crudo posterga reactivación de Vaca Muerta

En la jornada de ayer, el precio del crudo en los mercados internacionales presentó una fuerte caída de hasta 25%. El petróleo es un commodity más y no está exento de bruscas fluctuaciones, menos aún en un contexto financiero internacional adverso, actualmente afectado por la propagación del coronavirus en varios países.

En tanto, surge la preocupación local sobre cómo impactará esto sobre las inversiones enVaca Muerta.

“La que estamos atravesando es una crisis más de la que la historia reciente muestra numerosos ejemplos. En marzo de 2016, el precio del petróleo tocaba los US$ 34 por barril, y hoy está a un nivel similar. Lo que hay que mirar son las tendencias, y ahí observamos que el precio promedio de los últimos cinco años se ubica en el entorno de los US$ 50 por barril”, indicó ante El Economista Alejandro Einstoss, integrante del Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi.

De acuerdo con el especialista en temas energéticos, sobre dichas tendencias es sobre las que se toman las decisiones de inversión. Lo de ayer, inicialmente, genera una importante incertidumbre. En ese sentido, resaltó que, obviamente, no parece ser lo más aconsejable tomar decisiones en momentos de incertidumbre. Sin embargo, en principio, no será suficiente para incidir sobre las inversiones en Vaca Muerta.

Einstoss señaló que en 2016 Argentina convivía con un “barril criollo”. Esto implicaba, según explicó, que en el mercado interno se reconocía un precio del petróleo que casi duplicó en algunos momentos el precio internacional. “Esta política no sólo implicó pagar combustibles caros, sino que no alcanzó los objetivos previstos al momento de aplicar esta política pública”, afirmó.

“No deberíamos repetir errores basados en situaciones coyunturales. Vaca Muerta presenta costos superiores a la producción convencional, pero la decisión de inversión de los grandes jugadores internacionales no depende de la coyuntura, sino de la expectativa de precios en el mediano plazo, que sólo se verían modificadas si este nivel de precios se consolida como tendencia”, reiteró.

Convocatoria del Gobierno

Ante un posible impacto local por la fuerte caída los precios internacionales del crudo, el Gobierno anunció que convocará a las empresas petroleras para analizar un conjunto de medidas orientadas a “garantizar el empleo de los argentinos”, que prevé que podrían verse afectados ante esta situación. Esta convocatoria a los principales actores de la industria petrolera está en manos del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En los mercados internacionales, la jornada de ayer cerró con precios del Brent (que se toma de referencia en Argentina) en US$ 34,42 por barril (cayó 24%), mientras que del crudo WTI cerró en US$ 30,96 por barril (se contrajo 25%), una caída que por la magnitud diaria no se registraba desde 1991, en el contexto de la Guerra del Golfo.

Ante los fuertes movimientos de la jornada, el director de G&G Energy Consultants, Daniel Gerold, consideró que “este evento económico de primera magnitud mundial representa un problema grande para Argentina”, ya que “las empresas (incluida YPF) deben estar revisando el presupuesto de inversiones a la baja porque no van tener precio para sostenerlas”.

“Cuando los precios eran mayores se debió haber subido más los precios, lo que tiene gran oposición de la gente y la política que no comprenden que esos mayores ingresos son los que permitiría tener una reserva de dinero cuando vienen estos momentos tan agudos de crisis”, afirmó Gerold.

Por su parte, la directora general del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec), Belén Ennis, planteó ante la agencia de noticias Télam que “hay que subir el precio del barril mediante un precio sostén para poder defender la actividad, pero no sólo la producción, sino también el empleo, sobre todo de provincias que vienen muy golpeadas”.

“Otro eje de la cuestión es dejar en claro que las productoras ahora vienen a pedir muy posiblemente los subsidios del Estado mediante un barril criollo. Pero es una oportunidad para el Estado de ayudar pero convenir en esa mesa que los precios internacionales ya no tienen que regir en Argentina”, agregó Ennis.

El Economista

A %d blogueros les gusta esto: